Loading
 
 
 
Loading
 
Fundación cubana denuncia ataque sistemático a la familia por parte del régimen comunista
Loading
 
21 de Noviembre de 2012 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

La Habana (Miércoles, 21-11-2012, Gaudium Press) En un artículo difundido recientemente a través de redes sociales, la líder disidente cubana Martha Beatriz Roque, de la Fundación de Madres, Familia y Futuro, denunció la campaña estratégica que el régimen comunista de Cuba realizó en contra de la familia. El objetivo del régimen era debilitar la transmisión de valores para poder implantar una nueva ideología en niños y jóvenes.

ninos_cubanos.jpg
Los niños cantan "somos pioneros del comunismo, seremos como el Ché” al iniciar las clases en Cuba.
"Para poder consolidar y perpetuar un régimen dictatorial como este, desde su inicio se precisaba disponer de la juventud, lo cual garantizaría la manipulación social a largo plazo", explicó la activista; "al igual que la pérdida de la autoridad de los padres y la destrucción de la familia, que siempre fue un objetivo prioritario". Según la denuncia, el deterioro de los valores en la sociedad cubana no es un proceso puramente espontáneo.

El Gobierno cubano quería modificar toda la estructura social y cambiar completamente la cultura, motivo por el cual "surge la necesidad de eliminar, o al menos debilitar, la transmisión de valores morales a través de la familia, y entre otros: las instituciones religiosas, los textos escolares, los medios de difusión, las escuelas y cualquier otro tipo de asociación privada". Las políticas del régimen fueron abiertamente contrarias a la Iglesia, y los fieles católicos sufrieron represión y discriminaciones.

La nuevas generaciones nacidas bajo la revolución, fueron cada vez más separadas de sus padres a través de disversas actividades y la educación fue completamente intervenida para eliminar los contenidos con la excusa de que "propagaban supuestos intereses burgueses". Roque denunció la declaración de mayoría de edad a los 16 años como herramienta para manipular el voto y la inclusión de jóvenes "en guerras bajo el llamado ‘internacionalismo' en diferentes países de África y América Latina, enlutando a la nación cubana".

Las fiestas religiosas fueron eliminadas por decretos y las asociaciones no oficialistas fueron prohibidas. "El Estado creó instituciones para el control y adoctrinamiento de los niños y jóvenes como la Unión de Pioneros (UPC) y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC)". Los padres de familia perdieron la potestad de elegir el tipo y contenido de la edicación de sus hijos.

"Los resultados de más de medio siglo después, indican que hubo una ruptura en la difusión de los valores morales y se puede afirmar que tres generaciones de cubanos con menos de 60 años, se han formado sin la autoridad necesaria y efectiva de los padres y de la familia", afirmó Roque en su artículo de denuncia.

Según refirió la disidente, hoy se trabaja para recomponer los lazos familiares que "en algunos casos, pese a la distancia, volvieron a restablecerse" y se proyecta una acción en red para deshacer la intervención política sobre la familia. La intención es, explicó, "velar por el futuro de la familia cubana, brindándole apoyo para el alcance de su progreso y bienestar; así como trabajar arduamente para recuperar los valores morales perdidos, las buenas costumbres y el amor al prójimo".

Con información de ACI.

 

Loading
Fundación cubana denuncia ataque sistemático a la familia por parte del régimen comunista

La Habana (Miércoles, 21-11-2012, Gaudium Press) En un artículo difundido recientemente a través de redes sociales, la líder disidente cubana Martha Beatriz Roque, de la Fundación de Madres, Familia y Futuro, denunció la campaña estratégica que el régimen comunista de Cuba realizó en contra de la familia. El objetivo del régimen era debilitar la transmisión de valores para poder implantar una nueva ideología en niños y jóvenes.

ninos_cubanos.jpg
Los niños cantan "somos pioneros del comunismo, seremos como el Ché” al iniciar las clases en Cuba.
"Para poder consolidar y perpetuar un régimen dictatorial como este, desde su inicio se precisaba disponer de la juventud, lo cual garantizaría la manipulación social a largo plazo", explicó la activista; "al igual que la pérdida de la autoridad de los padres y la destrucción de la familia, que siempre fue un objetivo prioritario". Según la denuncia, el deterioro de los valores en la sociedad cubana no es un proceso puramente espontáneo.

El Gobierno cubano quería modificar toda la estructura social y cambiar completamente la cultura, motivo por el cual "surge la necesidad de eliminar, o al menos debilitar, la transmisión de valores morales a través de la familia, y entre otros: las instituciones religiosas, los textos escolares, los medios de difusión, las escuelas y cualquier otro tipo de asociación privada". Las políticas del régimen fueron abiertamente contrarias a la Iglesia, y los fieles católicos sufrieron represión y discriminaciones.

La nuevas generaciones nacidas bajo la revolución, fueron cada vez más separadas de sus padres a través de disversas actividades y la educación fue completamente intervenida para eliminar los contenidos con la excusa de que "propagaban supuestos intereses burgueses". Roque denunció la declaración de mayoría de edad a los 16 años como herramienta para manipular el voto y la inclusión de jóvenes "en guerras bajo el llamado ‘internacionalismo' en diferentes países de África y América Latina, enlutando a la nación cubana".

Las fiestas religiosas fueron eliminadas por decretos y las asociaciones no oficialistas fueron prohibidas. "El Estado creó instituciones para el control y adoctrinamiento de los niños y jóvenes como la Unión de Pioneros (UPC) y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC)". Los padres de familia perdieron la potestad de elegir el tipo y contenido de la edicación de sus hijos.

"Los resultados de más de medio siglo después, indican que hubo una ruptura en la difusión de los valores morales y se puede afirmar que tres generaciones de cubanos con menos de 60 años, se han formado sin la autoridad necesaria y efectiva de los padres y de la familia", afirmó Roque en su artículo de denuncia.

Según refirió la disidente, hoy se trabaja para recomponer los lazos familiares que "en algunos casos, pese a la distancia, volvieron a restablecerse" y se proyecta una acción en red para deshacer la intervención política sobre la familia. La intención es, explicó, "velar por el futuro de la familia cubana, brindándole apoyo para el alcance de su progreso y bienestar; así como trabajar arduamente para recuperar los valores morales perdidos, las buenas costumbres y el amor al prójimo".

Con información de ACI.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Del 17 al 21 de noviembre la capital peruana será sede del 13º Encuentro Continental, que ocurrir ...
 
"Per Christum et cum Ipso et in Ipso" (Por Cristo, con Él y en Él) es el lema episcopal de Mons. C ...
 
Una verdadera jornada de fiesta se vivió el pasado domingo en que el nuevo obispo tomó oficialment ...
 
Con Eucaristías en todo el país y una gran vigilia en la Basílica de Wadowice los polacos veneran ...
 
El evento, que da continuidad a la Consagración del País, reflexionará sobre el Reinado de Cristo ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading