Loading
 
 
 
Loading
 
Conocimiento y Amor en el Misterio Trinitario
Loading
 
24 de Enero de 2013 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Jueves, 24-01-2013, Gaudium Press) El misterio de la Santísima Trinidad es el principal de nuestra fe. Esencialmente se concentra en un misterio de conocimiento y amor. El primero precede al segundo, no por anterioridad de tiempo sino, por pura lógica. De cara a esto, podemos afirmar que la primera actividad de Dios es la de conocer.

2.jpgEl Hijo es engendrado por el Padre por vía del conocimiento. Jesucristo, el Hijo de Dios encarnado, nos revela algunas maravillas de ese íntimo conocimiento en el seno de la Trinidad Santísima: "Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo sino el Padre; ni alguien conoce al Padre sino el Hijo" (Mt 11, 27). "En verdad, en verdad os digo: El Hijo no puede por sí mismo hacer cosa alguna, sino solamente lo que venga a hacer del Padre; porque todo lo que haga el Padre, lo hace igualmente el Hijo. Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todo lo que él hace" (Jn 5, 19-20).

¿Quién mejor nos revelaría al Padre, que Jesús, su Unigénito? Él nos torna posible penetrar en los secretos de la vida íntima de Dios no como en el enunciado de un teorema abstracto, sino de manera toda divina y sobrenatural: "Nosotros ahora vemos [a Dios] como por un espejo, un enigma; pero entonces [lo veremos] cara a cara. Ahora lo conozco en parte; pero entonces he de conocerlo como yo mismo soy [de él] conocido" (1 Cor 13, 12-13).

Es por esa misma virtud que creemos en la Revelación sobre la procedencia, por vía de amor, de la tercera persona, el Espíritu Santo. Y además, nos permite ella abarcar todos los misterios de la salvación.

Por Mons. João S. Clá Dias, EP

Loading
Conocimiento y Amor en el Misterio Trinitario

Redacción (Jueves, 24-01-2013, Gaudium Press) El misterio de la Santísima Trinidad es el principal de nuestra fe. Esencialmente se concentra en un misterio de conocimiento y amor. El primero precede al segundo, no por anterioridad de tiempo sino, por pura lógica. De cara a esto, podemos afirmar que la primera actividad de Dios es la de conocer.

2.jpgEl Hijo es engendrado por el Padre por vía del conocimiento. Jesucristo, el Hijo de Dios encarnado, nos revela algunas maravillas de ese íntimo conocimiento en el seno de la Trinidad Santísima: "Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo sino el Padre; ni alguien conoce al Padre sino el Hijo" (Mt 11, 27). "En verdad, en verdad os digo: El Hijo no puede por sí mismo hacer cosa alguna, sino solamente lo que venga a hacer del Padre; porque todo lo que haga el Padre, lo hace igualmente el Hijo. Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todo lo que él hace" (Jn 5, 19-20).

¿Quién mejor nos revelaría al Padre, que Jesús, su Unigénito? Él nos torna posible penetrar en los secretos de la vida íntima de Dios no como en el enunciado de un teorema abstracto, sino de manera toda divina y sobrenatural: "Nosotros ahora vemos [a Dios] como por un espejo, un enigma; pero entonces [lo veremos] cara a cara. Ahora lo conozco en parte; pero entonces he de conocerlo como yo mismo soy [de él] conocido" (1 Cor 13, 12-13).

Es por esa misma virtud que creemos en la Revelación sobre la procedencia, por vía de amor, de la tercera persona, el Espíritu Santo. Y además, nos permite ella abarcar todos los misterios de la salvación.

Por Mons. João S. Clá Dias, EP

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/43638-Conocimiento-y-Amor-en-el-Misterio-Trinitario. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Pascua es la principal celebración religiosa para los católicos nepaleses, quienes pueden celebrar ...
 
La liturgia del Triduo Pascual tiene numerosos símbolos que ayudan al hombre a unirse a Jesucristo. ...
 
La experiencia mística de Dios permite superar situaciones de soledad o frustración en el apostola ...
 
Un día como hoy fuimos liberados del pecado, de las cadenas del maligno, de la pena eterna del peca ...
 
En su homilía, el obispo diocesano destacó además la gran solidaridad que se ha generado con ocas ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading