Loading
 
 
 
Loading
 
El silencio del Evangelio en relación a Nuestra Señora
Loading
 
17 de Abril de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Lunes, 17-04-2017, Gaudium Press) "Después del sábado, cuando amanecía el primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver la tumba" (Mt 28, 1).

* * *

¡Eran tres las Marías!

1.jpg

¿Dónde se encuentra la tercera? ¿Nuestra Señora dónde está?

Se ve que tan grande era su dolor, su recogimiento y su esperanza, que Ella flotaba por encima de todas las circunstancias y de todas las providencias concretas, incluso las más augustas, hasta las que más decían respecto al Cuerpo de su Divino Hijo. Ella estaba recogida, fuera y encima de todos los acontecimientos. Por eso, las otras la servían y hacían por Ella, por mediación de Ella, por instigación de Ella, por las órdenes de Ella, aquello que Ella misma quisiera hacer.

Recogimiento, dolor, júbilo, esperanza

Debemos imaginar a Nuestra Señora en un estado excelso de recogimiento, en el cual se concentraban todo el dolor, todo el júbilo, toda la esperanza de la Iglesia, para ser después distribuidos para todos los fieles a lo largo de todos los tiempos. Por ese motivo, Aquella que, después de Jesucristo, es el centro de la Resurrección - pues sobre Ella todas las alegrías y glorias de la Resurrección convergieron de Nuestro Señor como sobre un foco central -, de Ella no se dice siquiera una palabra, porque Ella es superior a toda alabanza, a toda referencia, a cualquier mención. Ella flota encima de todo.

Nos cabe apenas pensar en eso y continuar reverentes con la narración. Porque en la solera de la puerta del cuarto donde se encontraba la Virgen María no penetró el cronista del Evangelio, y tampoco nosotros somos dignos de penetrar.

Nos resta solamente, del lado de afuera, sentir ese perfume de la devoción de Nuestra Señora, elevarnos y pasar adelante.

* * *

Esta es la razón del silencio de este trecho del Evangelio respecto a Nuestra Señora.

Por el P. Leandro Cesar Ribeiro, EP

Loading
El silencio del Evangelio en relación a Nuestra Señora

Redacción (Lunes, 17-04-2017, Gaudium Press) "Después del sábado, cuando amanecía el primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver la tumba" (Mt 28, 1).

* * *

¡Eran tres las Marías!

1.jpg

¿Dónde se encuentra la tercera? ¿Nuestra Señora dónde está?

Se ve que tan grande era su dolor, su recogimiento y su esperanza, que Ella flotaba por encima de todas las circunstancias y de todas las providencias concretas, incluso las más augustas, hasta las que más decían respecto al Cuerpo de su Divino Hijo. Ella estaba recogida, fuera y encima de todos los acontecimientos. Por eso, las otras la servían y hacían por Ella, por mediación de Ella, por instigación de Ella, por las órdenes de Ella, aquello que Ella misma quisiera hacer.

Recogimiento, dolor, júbilo, esperanza

Debemos imaginar a Nuestra Señora en un estado excelso de recogimiento, en el cual se concentraban todo el dolor, todo el júbilo, toda la esperanza de la Iglesia, para ser después distribuidos para todos los fieles a lo largo de todos los tiempos. Por ese motivo, Aquella que, después de Jesucristo, es el centro de la Resurrección - pues sobre Ella todas las alegrías y glorias de la Resurrección convergieron de Nuestro Señor como sobre un foco central -, de Ella no se dice siquiera una palabra, porque Ella es superior a toda alabanza, a toda referencia, a cualquier mención. Ella flota encima de todo.

Nos cabe apenas pensar en eso y continuar reverentes con la narración. Porque en la solera de la puerta del cuarto donde se encontraba la Virgen María no penetró el cronista del Evangelio, y tampoco nosotros somos dignos de penetrar.

Nos resta solamente, del lado de afuera, sentir ese perfume de la devoción de Nuestra Señora, elevarnos y pasar adelante.

* * *

Esta es la razón del silencio de este trecho del Evangelio respecto a Nuestra Señora.

Por el P. Leandro Cesar Ribeiro, EP

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/86668-El-silencio-del-Evangelio-en-relacion-a-Nuestra-Senora. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El propósito del monumento es motivar a los fieles a "orar el Rosario con mayor devoción". ...
 
La entronización ocurrió el domingo 22 durante una celebración Eucarística en la Basílica de Gu ...
 
Fue la primera vez que tal acontecimiento ocurría en otro templo que no fuese el de la Casa de la P ...
 
La memoria de la Patrona del Amazonas, Nuestra Señora de la Concepción, será contemplada por los ...
 
El purpurado quiso recordar el éxodo de millares de personas que fueron obligadas a huir dejando to ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading