Loading
 
 
 
Loading
 
Un mes para orar por los fieles difuntos y en la casa donde nació San Antonio de Padua
Loading
 
19 de Octubre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Lisboa (Lunes, 19-10-2017, Gaudium Press) Porque los fieles difuntos también necesitan de las oraciones, la revista "El Pan de los Pobres", editada por la Sociedad de San Vicente de Paúl en España, está promoviendo una especial iniciativa: "30 misas por tus difuntos en la casa donde nació San Antonio de Padua".

La invitación es para inscribir a los seres queridos fallecidos y en el altar de la Iglesia de San Antonio en Lisboa se ore por ellos durante cada día de noviembre -mes dedicado a Todos los Santos y a los fieles difuntos- y a través de la mediación del santo paduano.

"Ahora, al acercarse noviembre, El Pan de los Pobres, la revista católica más leída en España, organiza una serie de 30 misas de difuntos, una cada día de noviembre, que se celebrarán en un lugar muy especial: la Iglesia de San Antonio de Lisboa (...) El nombre de tus familiares y amigos permanecerá junto al altar, en la estancia convertida en capilla, donde se cree nació San Antonio", dice el medio de comunicación desde su sitio web.

La iniciativa marca que la Santa Misa es el medio más eficaz para rescatar a las benditas almas del Purgatorio, por lo que es muy importante recordarlas cristianamente.

San Antonio de Padua_Lisboa.jpg
Capilla donde se cree nacio San Antonio en Lisboa. Allí serán colocados los nombres de los fieles difuntos por los que se ofrecerán misas durante todo noviembre / Foto: Gaudium Press.

Asimismo, ofrecer Eucaristías por ellos ayuda mucho a recibir consuelo y paz tras la muerte de un ser querido. "Tú sabes que el dolor por los seres queridos, que ya no están contigo, no desaparece por completo, aunque haya pasado mucho tiempo. Viven en tu recuerdo y esperas el reencuentro con ellos", dicen desde la revista, que además recuerda que la Misa puede incluso redimir a aquellos difuntos por los que nadie ora: "ten en cuenta que si ellos ya hubieran alcanzado la gloria eterna, y gozan de la visión de Dios, tus oraciones redimirán a otros de los que nadie se acuerda".

Para inscribir a los difuntos se debe diligenciar un formulario que está disponible en el sitio web de "El Pan de los Pobres". Cada nombre del familiar o amigo fallecido se colocará en el altar de la capilla donde se cree nació San Antonio en Lisboa.

"¡San Antonio, que goza de tanto poder junto a la Santísima Virgen, no hará oídos sordos a tus súplicas!", indican.

A San Antonio se le conoce por ser un gran intercesor, ya en vida se conmovía ante las necesidades de los otros realizando, por obra de Dios, varios milagros. Uno de ellos fue el del pie re-injertado. El hecho ocurrió con un hombre de Padua que confiesa a San Antonio que había dado una brutal patada a su madre. El santo, lleno de tristeza, le dice: "El pie que golpea a la madre o al padre, merecería ser amputado al instante". El hombre, lleno de remordimiento, regresa a su casa y se corta el pie. Antonio sabe de la noticia y de inmediato corre donde él. Tras una oración, y haciendo la señal de la cruz, el santo pega el pie a la pierna. De inmediato el hombre se levanta y comienza a saltar de alegría por el gran prodigio.

Testimonios también hay de milagros que hoy continúan sucediendo atribuidos a la mediación del santo.

Con información de elpandelospobres.com y santantonio.org.

 

Loading
Un mes para orar por los fieles difuntos y en la casa donde nació San Antonio de Padua

Lisboa (Lunes, 19-10-2017, Gaudium Press) Porque los fieles difuntos también necesitan de las oraciones, la revista "El Pan de los Pobres", editada por la Sociedad de San Vicente de Paúl en España, está promoviendo una especial iniciativa: "30 misas por tus difuntos en la casa donde nació San Antonio de Padua".

La invitación es para inscribir a los seres queridos fallecidos y en el altar de la Iglesia de San Antonio en Lisboa se ore por ellos durante cada día de noviembre -mes dedicado a Todos los Santos y a los fieles difuntos- y a través de la mediación del santo paduano.

"Ahora, al acercarse noviembre, El Pan de los Pobres, la revista católica más leída en España, organiza una serie de 30 misas de difuntos, una cada día de noviembre, que se celebrarán en un lugar muy especial: la Iglesia de San Antonio de Lisboa (...) El nombre de tus familiares y amigos permanecerá junto al altar, en la estancia convertida en capilla, donde se cree nació San Antonio", dice el medio de comunicación desde su sitio web.

La iniciativa marca que la Santa Misa es el medio más eficaz para rescatar a las benditas almas del Purgatorio, por lo que es muy importante recordarlas cristianamente.

San Antonio de Padua_Lisboa.jpg
Capilla donde se cree nacio San Antonio en Lisboa. Allí serán colocados los nombres de los fieles difuntos por los que se ofrecerán misas durante todo noviembre / Foto: Gaudium Press.

Asimismo, ofrecer Eucaristías por ellos ayuda mucho a recibir consuelo y paz tras la muerte de un ser querido. "Tú sabes que el dolor por los seres queridos, que ya no están contigo, no desaparece por completo, aunque haya pasado mucho tiempo. Viven en tu recuerdo y esperas el reencuentro con ellos", dicen desde la revista, que además recuerda que la Misa puede incluso redimir a aquellos difuntos por los que nadie ora: "ten en cuenta que si ellos ya hubieran alcanzado la gloria eterna, y gozan de la visión de Dios, tus oraciones redimirán a otros de los que nadie se acuerda".

Para inscribir a los difuntos se debe diligenciar un formulario que está disponible en el sitio web de "El Pan de los Pobres". Cada nombre del familiar o amigo fallecido se colocará en el altar de la capilla donde se cree nació San Antonio en Lisboa.

"¡San Antonio, que goza de tanto poder junto a la Santísima Virgen, no hará oídos sordos a tus súplicas!", indican.

A San Antonio se le conoce por ser un gran intercesor, ya en vida se conmovía ante las necesidades de los otros realizando, por obra de Dios, varios milagros. Uno de ellos fue el del pie re-injertado. El hecho ocurrió con un hombre de Padua que confiesa a San Antonio que había dado una brutal patada a su madre. El santo, lleno de tristeza, le dice: "El pie que golpea a la madre o al padre, merecería ser amputado al instante". El hombre, lleno de remordimiento, regresa a su casa y se corta el pie. Antonio sabe de la noticia y de inmediato corre donde él. Tras una oración, y haciendo la señal de la cruz, el santo pega el pie a la pierna. De inmediato el hombre se levanta y comienza a saltar de alegría por el gran prodigio.

Testimonios también hay de milagros que hoy continúan sucediendo atribuidos a la mediación del santo.

Con información de elpandelospobres.com y santantonio.org.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Una nueva capilla para los adoradores será abierta en la jurisdicción eclesial. Se trata de la cua ...
 
Este 2018 se conmemoran 300 años de la primera noticia documentada de la presencia de Nuestra Seño ...
 
En su extraordinario libro "San José: ¿quién lo conoce?", Monseñor João Clá Dias, EP, narra he ...
 
"'Talita cum' – yo te digo ¡levántate!", tomado del Evangelio de Marcos 5, 41, es el título de ...
 
351 hechos de violencia que no incluyen los no denunciados a las autoridades indican un aumento de l ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading