Loading
 
 
 
Loading
 
Mons. Olmsted consagra Diócesis de Phoenix, EEUU, al Inmaculado Corazón de María
Loading
 
19 de Octubre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Phoenix (Jueves, 19-10-2017, Gaudium Press) Mons. Thomas J. Olmsted, Obispo de Phoenix, Estados Unidos, consagró la Diócesis al Inmaculado Corazón de la Virgen María el pasado 13 de octubre, durante la celebración del Centenario de la sexta y última aparición de Nuestra Señora de Fátima en Portugal. El prelado llevó a cabo el Acto de Consagración al término de una Novena de 54 Días (una serie de seis novenas tradicionales) dedicada a la Virgen de Fátima y que inició el 21 de agosto.

CONSAGRACION PHOENIX INMACULADO CORAZON DE MARIA GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. Thomas J. Olmsted, Obispo de Phoenix, Estados Unidos, corona la imagen de Nuestra Señora de Fátima durante la ceremonia de consagración de la Diócesis al Inmaculado Corazón de María. Foto: The Catholic Sun.
La Eucaristía, celebrada en la Catedral de los Santos Simón y Judas, fue presidida por el Mons. Olmsted y el Obispo Auxiliar, Mons. Eduardo A. Nevares, quienes estuvieron acompañados por casi 40 sacerdotes, además de diáconos y religiosas y por cientos de fieles procedentes de las diferentes parroquias. La Eucaristía fue antecedida por una procesión solemne con una imagen de Nuestra Señora de Fátima que fue coronada por el prelado.

"Cuando la Hna. Verónica dijo en mi clase de catecismo que el arma de Dios para la paz era el Rosario, yo estaba fascinado", recordó el Obispo en su predicación sobre la importancia de la Consagración y del Mensaje de Fátima, según reportó el eriódico diocesano The Catholic Sun. "Aquí estaba un niño listo para hacer algo heróico por Cristo. Así, con entusiasmo acepté la invitación de la hermana para tomar esta arma espiritual, el Rosario, para contribuir a la paz en el mundo y en cada corazón humano".

Animando a los fieles a vivir con sencillez el espíritu del llamado de la Santísima Virgen, los instó a llevar a su vida las exigencias de la Madre de Dios. "Acompañamos a la Madre de Dios de la manera que les pidió a los tres niños hacerlo, a través de oración y penitencia, rezar el Rosario cada día por la gracia de la conversión y la paz". Citando al Papa San Juan Pablo II, Mons. Olmsted recordó que "consagrar el mundo al Inmaculado Corazón de la Madre significa regresar bajo la cruz del hijo. Significa consagrar este mundo al corazón traspasado del Salvador, trayéndolo de nuevo a la fuente misma de su redención".

Mons. Peter Bui, Asesor Teológico de la Diócesis y quien ayudó a organizar los 54 días de preparación espiritual, explicó la actualidad del Mensaje de Fátima. "En una época en que la humanidad está al borde del precipicio de una guerra mundial, y de ataques a la familia como la pornografía y una carrera desenfrenada del aborto, el mensaje de conversión, oración y penitencia es tan crucial hoy en día como lo era hace 100 años", exhortó. "La sociedad - a través del modernismo, el materialismo y el secularismo - se ha apartado de Dios y sólo vive sin ninguna guía moral. El mensaje de Fátima es volver a Dios, la oración y la penitencia. Y eso es lo que necesitamos".

Con información de The Catholic Sun.

 

Loading
Mons. Olmsted consagra Diócesis de Phoenix, EEUU, al Inmaculado Corazón de María

Phoenix (Jueves, 19-10-2017, Gaudium Press) Mons. Thomas J. Olmsted, Obispo de Phoenix, Estados Unidos, consagró la Diócesis al Inmaculado Corazón de la Virgen María el pasado 13 de octubre, durante la celebración del Centenario de la sexta y última aparición de Nuestra Señora de Fátima en Portugal. El prelado llevó a cabo el Acto de Consagración al término de una Novena de 54 Días (una serie de seis novenas tradicionales) dedicada a la Virgen de Fátima y que inició el 21 de agosto.

CONSAGRACION PHOENIX INMACULADO CORAZON DE MARIA GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. Thomas J. Olmsted, Obispo de Phoenix, Estados Unidos, corona la imagen de Nuestra Señora de Fátima durante la ceremonia de consagración de la Diócesis al Inmaculado Corazón de María. Foto: The Catholic Sun.
La Eucaristía, celebrada en la Catedral de los Santos Simón y Judas, fue presidida por el Mons. Olmsted y el Obispo Auxiliar, Mons. Eduardo A. Nevares, quienes estuvieron acompañados por casi 40 sacerdotes, además de diáconos y religiosas y por cientos de fieles procedentes de las diferentes parroquias. La Eucaristía fue antecedida por una procesión solemne con una imagen de Nuestra Señora de Fátima que fue coronada por el prelado.

"Cuando la Hna. Verónica dijo en mi clase de catecismo que el arma de Dios para la paz era el Rosario, yo estaba fascinado", recordó el Obispo en su predicación sobre la importancia de la Consagración y del Mensaje de Fátima, según reportó el eriódico diocesano The Catholic Sun. "Aquí estaba un niño listo para hacer algo heróico por Cristo. Así, con entusiasmo acepté la invitación de la hermana para tomar esta arma espiritual, el Rosario, para contribuir a la paz en el mundo y en cada corazón humano".

Animando a los fieles a vivir con sencillez el espíritu del llamado de la Santísima Virgen, los instó a llevar a su vida las exigencias de la Madre de Dios. "Acompañamos a la Madre de Dios de la manera que les pidió a los tres niños hacerlo, a través de oración y penitencia, rezar el Rosario cada día por la gracia de la conversión y la paz". Citando al Papa San Juan Pablo II, Mons. Olmsted recordó que "consagrar el mundo al Inmaculado Corazón de la Madre significa regresar bajo la cruz del hijo. Significa consagrar este mundo al corazón traspasado del Salvador, trayéndolo de nuevo a la fuente misma de su redención".

Mons. Peter Bui, Asesor Teológico de la Diócesis y quien ayudó a organizar los 54 días de preparación espiritual, explicó la actualidad del Mensaje de Fátima. "En una época en que la humanidad está al borde del precipicio de una guerra mundial, y de ataques a la familia como la pornografía y una carrera desenfrenada del aborto, el mensaje de conversión, oración y penitencia es tan crucial hoy en día como lo era hace 100 años", exhortó. "La sociedad - a través del modernismo, el materialismo y el secularismo - se ha apartado de Dios y sólo vive sin ninguna guía moral. El mensaje de Fátima es volver a Dios, la oración y la penitencia. Y eso es lo que necesitamos".

Con información de The Catholic Sun.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/90649-Mons--Olmsted-consagra-Diocesis-de-Phoenix--EEUU---al-Inmaculado-Corazon-de-Maria. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El atentado tiene hasta el momento el tragico balance de 235 personas muertas. los terroristas hicie ...
 
La ceremonia ocurrirá el sábado 25 de noviembre en Córdoba y será presidida por el Cardenal Ange ...
 
Mons. Santiago Olivera, obispo castrense de la Argentina, ha emitido una comunicación, sobre el esp ...
 
El árbol, proveniente de la región de Mazury, sobrevivió al impacto de un relámpago que lo despo ...
 
El encuentro tendrá lugar en el Parque Lagoas del Norte, en la zona norte de la ciudad, con la prog ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading