Loading
 
 
 
Loading
 
Arquidiócesis de Medellín, Colombia, da a conocer su proyecto para la Misión Continental 2010–2012
Loading
 
18 de Febrero de 2010 / 2 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Medellín (Jueves, 18-02-2010, Gaudium Press) "La Misión Continental ya es una realidad en nuestra Iglesia Arquidiocesana, la cual debe realizarse dentro del dinamismo de la pedagogía del encuentro que puede darse de persona a persona, de familia a familia y de comunidad a comunidad", con esta invitación la Arquidiócesis de Medellín, Colombia, dio a conocer recientemente el proyecto que, desde este año hasta el 2012, realizará para la Misión Continental.

Con el lema de misión, a nivel local, "Caminamos juntos para que en Cristo tengamos Vida", la Arquidiócesis de Medellín ha desarrollado un proyecto para la realización de la Misión en la ciudad colombiana durante los años 2010 al 2012. Éste se basará en tres etapas: Recuperar el sujeto pastoral y la identidad eclesial, llevar a cabo una misión parroquial e ir a los alejados.

En cuanto a la primera etapa, la de recuperar el sujeto pastoral, el propósito es -como dice la Arquidiócesis de Medellín en la presentación del proyecto- el de "sensibilizar, evangelizar y dar identidad a los discípulos misioneros a través de un encuentro con Jesucristo vivo". Para lograrlo, motivarán los retiros espirituales exclusivos para el clero, los seminarios y las diferentes comunidades religiosas, en el caso de sacerdotes alejados realizarán visitas sacerdotales y fomentarán la cercanía de la Pastoral Sacerdotal, entre otras actividades.

Para la misión de las Parroquias, que es "tarea de todos y para todos", como dice la Arquidiócesis, uno de los objetivos es el de recuperar el dinamismo de la comunidad como "lugar de encuentro con Jesucristo", y "lugar de convergencia de todas las realidades eclesiales". Para ello, buscan incentivar la piedad popular, favorecer la presencia cercana de María como "discípula y misionera" que educa y acompaña, y crear vínculos con los colegios del territorio parroquial, así como retiros para fortalecer a las comunidades, resaltar el compromiso del laico, entre otras propuestas.

En relación con la tercera etapa, que es ir a los alejados -principalmente a los lugares donde no hay una cultura cristiana católica-, la Arquidiócesis de Medellín propone la creación de pequeñas comunidades que estén dispuestas a recibir a quienes, por algún motivo, se alejaron de la fe católica. También, mediante el compromiso de los laicos -"quien es el primer llamado para atraer a los alejados", y quien más está inmerso en el mundo-, llevarán a cabo una acción pastoral de anunciar la Buena Nueva.

La Misión Continental en Colombia fue lanzada en julio del año pasado en el marco de la 87ª Asamblea del Episcopado del país suramericano y en la celebración de la Virgen de Chiquinquirá, Patrona de Colombia. Tiene como lema: "Una Iglesia en misión, a la puerta de tu corazón para que en Cristo Colombia y otros pueblos tengan vida", y su propósito es el de evangelizar convocando tanto a obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, así como comunidades, jóvenes adultos y niños.

Esta se fundamentará en 5 puntos principales: anunciar la presencia de Cristo vivo, invitando a un encuentro personal con Él, ser misionera para acercarse a las personas, su cultura y su fe, hacer una invitación a quienes se han alejado de la Iglesia y den un nuevo inicio a su experiencia dentro de ella, buscar la unidad de todos los obispos, sacerdotes, laicos y demás comunidades religiosas dentro de la pastoral comunicativa de Cristo, y tomar conciencia de la vocación como discípulos misioneros.

Por qué una Misión Continental

La Misión Continental es una iniciativa que nació de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, que se celebró en Aparecida, Brasil, en el 2007, y tiene como fin desarrollar una misión y una evangelización permanente, dentro de los pueblos de América Latina.

En la sesión inaugural de la V Conferencia, Benedicto XVI recordó: "La Iglesia tiene la gran tarea de custodiar y alimentar la fe del Pueblo de Dios, y recordar también a los fieles de este Continente que, en virtud de su bautismo, están llamados a ser discípulos y misioneros de Jesucristo. Esto conlleva seguirlo, vivir en intimidad con Él, imitar su ejemplo y dar testimonio. Todo bautizado recibe de Cristo, como los Apóstoles, el mandato de la misión: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado se Salvará». Pues ser discípulos y misioneros de Jesucristo y buscar la vida en Él, supone estar profundamente enraizados en Él".

Gaudium Press / Sonia Trujillo

Loading
Arquidiócesis de Medellín, Colombia, da a conocer su proyecto para la Misión Continental 2010–2012

Medellín (Jueves, 18-02-2010, Gaudium Press) "La Misión Continental ya es una realidad en nuestra Iglesia Arquidiocesana, la cual debe realizarse dentro del dinamismo de la pedagogía del encuentro que puede darse de persona a persona, de familia a familia y de comunidad a comunidad", con esta invitación la Arquidiócesis de Medellín, Colombia, dio a conocer recientemente el proyecto que, desde este año hasta el 2012, realizará para la Misión Continental.

Con el lema de misión, a nivel local, "Caminamos juntos para que en Cristo tengamos Vida", la Arquidiócesis de Medellín ha desarrollado un proyecto para la realización de la Misión en la ciudad colombiana durante los años 2010 al 2012. Éste se basará en tres etapas: Recuperar el sujeto pastoral y la identidad eclesial, llevar a cabo una misión parroquial e ir a los alejados.

En cuanto a la primera etapa, la de recuperar el sujeto pastoral, el propósito es -como dice la Arquidiócesis de Medellín en la presentación del proyecto- el de "sensibilizar, evangelizar y dar identidad a los discípulos misioneros a través de un encuentro con Jesucristo vivo". Para lograrlo, motivarán los retiros espirituales exclusivos para el clero, los seminarios y las diferentes comunidades religiosas, en el caso de sacerdotes alejados realizarán visitas sacerdotales y fomentarán la cercanía de la Pastoral Sacerdotal, entre otras actividades.

Para la misión de las Parroquias, que es "tarea de todos y para todos", como dice la Arquidiócesis, uno de los objetivos es el de recuperar el dinamismo de la comunidad como "lugar de encuentro con Jesucristo", y "lugar de convergencia de todas las realidades eclesiales". Para ello, buscan incentivar la piedad popular, favorecer la presencia cercana de María como "discípula y misionera" que educa y acompaña, y crear vínculos con los colegios del territorio parroquial, así como retiros para fortalecer a las comunidades, resaltar el compromiso del laico, entre otras propuestas.

En relación con la tercera etapa, que es ir a los alejados -principalmente a los lugares donde no hay una cultura cristiana católica-, la Arquidiócesis de Medellín propone la creación de pequeñas comunidades que estén dispuestas a recibir a quienes, por algún motivo, se alejaron de la fe católica. También, mediante el compromiso de los laicos -"quien es el primer llamado para atraer a los alejados", y quien más está inmerso en el mundo-, llevarán a cabo una acción pastoral de anunciar la Buena Nueva.

La Misión Continental en Colombia fue lanzada en julio del año pasado en el marco de la 87ª Asamblea del Episcopado del país suramericano y en la celebración de la Virgen de Chiquinquirá, Patrona de Colombia. Tiene como lema: "Una Iglesia en misión, a la puerta de tu corazón para que en Cristo Colombia y otros pueblos tengan vida", y su propósito es el de evangelizar convocando tanto a obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, así como comunidades, jóvenes adultos y niños.

Esta se fundamentará en 5 puntos principales: anunciar la presencia de Cristo vivo, invitando a un encuentro personal con Él, ser misionera para acercarse a las personas, su cultura y su fe, hacer una invitación a quienes se han alejado de la Iglesia y den un nuevo inicio a su experiencia dentro de ella, buscar la unidad de todos los obispos, sacerdotes, laicos y demás comunidades religiosas dentro de la pastoral comunicativa de Cristo, y tomar conciencia de la vocación como discípulos misioneros.

Por qué una Misión Continental

La Misión Continental es una iniciativa que nació de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, que se celebró en Aparecida, Brasil, en el 2007, y tiene como fin desarrollar una misión y una evangelización permanente, dentro de los pueblos de América Latina.

En la sesión inaugural de la V Conferencia, Benedicto XVI recordó: "La Iglesia tiene la gran tarea de custodiar y alimentar la fe del Pueblo de Dios, y recordar también a los fieles de este Continente que, en virtud de su bautismo, están llamados a ser discípulos y misioneros de Jesucristo. Esto conlleva seguirlo, vivir en intimidad con Él, imitar su ejemplo y dar testimonio. Todo bautizado recibe de Cristo, como los Apóstoles, el mandato de la misión: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado se Salvará». Pues ser discípulos y misioneros de Jesucristo y buscar la vida en Él, supone estar profundamente enraizados en Él".

Gaudium Press / Sonia Trujillo


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Del 17 al 21 de noviembre la capital peruana será sede del 13º Encuentro Continental, que ocurrir ...
 
"Per Christum et cum Ipso et in Ipso" (Por Cristo, con Él y en Él) es el lema episcopal de Mons. C ...
 
Una verdadera jornada de fiesta se vivió el pasado domingo en que el nuevo obispo tomó oficialment ...
 
Con Eucaristías en todo el país y una gran vigilia en la Basílica de Wadowice los polacos veneran ...
 
El evento, que da continuidad a la Consagración del País, reflexionará sobre el Reinado de Cristo ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading