Loading
 
 
 
Loading
 
Conferencias Episcopales de América Latina evaluaron situación de la Iglesia en la región, especialmente en Venezuela
Loading
 
15 de Marzo de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Bogotá (Sábado, 15-03-2014, Gaudium Press) La Iglesia en América Latina sigue con atención el desarrollo de los acontecimientos en Venezuela, según se evidenció en la reunión anual de los Secretarios de las 22 Conferencias Episcopales de América Latina y del Caribe, llevada a cabo en Bogotá, Colombia, del 12 al 14 de marzo. Los prelados analizaron el panorama de toda la región para fortalecer los esfuerzos pastorales y de evangelización en el continente.

MEN-9100839380_7278060890.jpg
Mons. Adalberto Martínez Flores, Presidente del Dpto. de Comunicación y Prensa del CELAM. Foto: Conferencia Episcopal Paraguaya.

Entre los numerosos temas tratados por los Secretarios reunidos, la crisis social y política venezolana fue tratada con una peculiar atención. "Los Obispos latinoamericanos estamos preocupados por el desarrollo de la situación en este país y deseamos tener informaciones de primera mano de los obispos venezolanos", comentó a la agencia Zenit Mons. Adalberto Martínez Flores, presidente del Departamento del Comunicación del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). "Sabemos que los Obispos han exhortado varias veces a poner fin a la violencia y a respetar los derechos de los manifestantes, a un diálogo abierto y transparente como única vía para alcanzar la paz y la reconciliación".

Por su parte el Obispo de Maracaibo, Venezuela, expresó al servicio informativo del CELAM afirmó que los Obispos venezolanos aún no ha anunciado una intención de mediar en el conflicto político por no percibir que las condiciones actuales sean adecuadas. "Algunos grupos han solicitado que la Iglesia Católica se ofrezca o sea la intermediadora. Es posible que esto se pueda hacer", explicó el prelado. "Sin embargo, la Conferencia Episcopal Venezolana, a través de sus voceros, no ha querido expresar públicamente su disposición porque ha sentido que no goza de la confianza del gobierno para realizar esta labor".

"Apoyamos el llamado del Papa Francisco al cese la violencia y la hostilidad",afirmó el P. Manuel Aristorena, Director General de Fe y Alegría, en un artículo destacado por el CELAM en su página web bajo el título de Ya Basta de Violencia."Apoyamos las distintas iniciativas de diálogo que partan del reconocimiento del otro, con acuerdos precisos y efectivos para el restablecimiento de la paz", declaró el sacerdote. "Necesitamos parar la violencia, venga de donde venga". El P. Aristorena instó a las partes a un diálogo urgente, "antes de que la anomia y la violencia se nos hagan incontrolables".

Venezuela superó ya el primer mes de fuertes protestas y enfrentamientos de las autoridades con los manifestantes. Hechos de violencia durante esta crisis dejan hasta el momento un saldo de 28 muertes y 300 personas heridas. No ha podido establecerse durante este tiempo un canal de diálogo entre las partes y se mantiene la prohibición de las marchas contra el gobierno mientras sectores de la población denuncian violaciones de los derechos humanos por parte de colectivos armados contrarios a las protestas.

Con información de Consejo Episcopal Latinoamericano y Agencia Zenit.

 

Loading
Conferencias Episcopales de América Latina evaluaron situación de la Iglesia en la región, especialmente en Venezuela

Bogotá (Sábado, 15-03-2014, Gaudium Press) La Iglesia en América Latina sigue con atención el desarrollo de los acontecimientos en Venezuela, según se evidenció en la reunión anual de los Secretarios de las 22 Conferencias Episcopales de América Latina y del Caribe, llevada a cabo en Bogotá, Colombia, del 12 al 14 de marzo. Los prelados analizaron el panorama de toda la región para fortalecer los esfuerzos pastorales y de evangelización en el continente.

MEN-9100839380_7278060890.jpg
Mons. Adalberto Martínez Flores, Presidente del Dpto. de Comunicación y Prensa del CELAM. Foto: Conferencia Episcopal Paraguaya.

Entre los numerosos temas tratados por los Secretarios reunidos, la crisis social y política venezolana fue tratada con una peculiar atención. "Los Obispos latinoamericanos estamos preocupados por el desarrollo de la situación en este país y deseamos tener informaciones de primera mano de los obispos venezolanos", comentó a la agencia Zenit Mons. Adalberto Martínez Flores, presidente del Departamento del Comunicación del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). "Sabemos que los Obispos han exhortado varias veces a poner fin a la violencia y a respetar los derechos de los manifestantes, a un diálogo abierto y transparente como única vía para alcanzar la paz y la reconciliación".

Por su parte el Obispo de Maracaibo, Venezuela, expresó al servicio informativo del CELAM afirmó que los Obispos venezolanos aún no ha anunciado una intención de mediar en el conflicto político por no percibir que las condiciones actuales sean adecuadas. "Algunos grupos han solicitado que la Iglesia Católica se ofrezca o sea la intermediadora. Es posible que esto se pueda hacer", explicó el prelado. "Sin embargo, la Conferencia Episcopal Venezolana, a través de sus voceros, no ha querido expresar públicamente su disposición porque ha sentido que no goza de la confianza del gobierno para realizar esta labor".

"Apoyamos el llamado del Papa Francisco al cese la violencia y la hostilidad",afirmó el P. Manuel Aristorena, Director General de Fe y Alegría, en un artículo destacado por el CELAM en su página web bajo el título de Ya Basta de Violencia."Apoyamos las distintas iniciativas de diálogo que partan del reconocimiento del otro, con acuerdos precisos y efectivos para el restablecimiento de la paz", declaró el sacerdote. "Necesitamos parar la violencia, venga de donde venga". El P. Aristorena instó a las partes a un diálogo urgente, "antes de que la anomia y la violencia se nos hagan incontrolables".

Venezuela superó ya el primer mes de fuertes protestas y enfrentamientos de las autoridades con los manifestantes. Hechos de violencia durante esta crisis dejan hasta el momento un saldo de 28 muertes y 300 personas heridas. No ha podido establecerse durante este tiempo un canal de diálogo entre las partes y se mantiene la prohibición de las marchas contra el gobierno mientras sectores de la población denuncian violaciones de los derechos humanos por parte de colectivos armados contrarios a las protestas.

Con información de Consejo Episcopal Latinoamericano y Agencia Zenit.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading