Loading
 
 
 
Loading
 
Miles de bogotanos celebran la clausura del Año Jubilar con gran manifestación de fe en la Plaza de Bolívar
Loading
 
24 de Marzo de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 
PICT0969.JPG
El atrio de la Catedral Primada de Colombia, frente a la Plaza de Bolívar, fue el epicentro de la celebración. Miles de fieles participaron de los actos de Clausura del Año Jubilar.

Bogotá (Lunes, 24-03-2014, Gaudium Press) "¿Quiénes somos? ... Testigos del amor de Cristo. Estamos llamados a ser luz del mundo y sal de la tierra", con este lema miles de fieles bogotanos se dieron cita este lunes 24 de marzo en la capital colombiana para celebrar la Clausura del Año Jubilar que conmemora la Arquidiócesis de Bogotá desde septiembre de 2012 con motivo de su 450º aniversario.

La cita de fe comenzó desde las 8:00 de la mañana cuando un sinnúmero de fieles, procedentes de los seminarios, movimientos laicales y de las parroquias de Bogotá, fueron llegando a la céntrica Plaza de Bolívar, frente a la Catedral Primada, la Capilla del Sagrario y el Palacio Arzobispal -y teniendo a los cerros de Monserrate y de Guadalupe como testigos-, para ser testimonio de la alegría del Evangelio en la ciudad.

La hermana Marina Quiroga, quien participó de la celebración con un grupo de peregrinos del sector de Normandía, comentó que la clausura del Año Jubilar tiene un gran significado para los fieles de la ciudad, porque es un signo "de que somos parte de una familia: somos de la familia de Dios". "Ser integrantes de este evento es un testimonio muy lindo para adorar y proclamar que cristo es nuestro Salvador", agregó.

PICT0943.JPG
Poco a poco los fieles de las parroquias de Bogotá fueron llenando la Plaza de Bolívar.

La religiosa también comentó que celebrar este tiempo de gracia con todos los miembros de la Iglesia particular que peregrina en la capital "es un anuncio profético, que somos comunión, unión y una gran familia que proclama el amor de Dios".

Por su parte, María Cubides, feligrés de la parroquia de la Virgen de la Salud de Bosa -quien llegó a la Plaza de Bolívar junto con un grupo de 100 peregrinos de su comunidad parroquial-, dijo que el evento de clausura del Año Jubilar es una ocasión propicia para "mostrar que la Iglesia Católica está viva, que Cristo está vivo".

Precisamente Jesucristo, representado en el Señor Caído de Monserrate -imagen insigne que ha acompañado el caminar de la Arquidiócesis de Bogotá por años y quien custodia la capital desde su santuario en uno de los cerros de la ciudad- fue protagonista de este encuentro de fe y de acción de gracias. La venerada imagen de Jesús Caído, quien por quinta vez bajó de su Santuario de Monserrate, también acompañó a los miles de fieles presentes en la Plaza de Bolívar.

"Acabamos de descubrir la imagen del Señor de Monserrate (...) digámosle a Él que la inmensa riqueza de esta tierra brote más en el corazón de este pueblo, que los sueños de nuestros antepasados se hagan realidad en nosotros, para que podamos vivir en sinceridad, integridad, excelencia por nuestro prójimo. Que esta ciudad, bendecida por el Señor de Monserrate, sea luz de esperanza, bondad, paz y libertad para todos. Señor de Monserrate, expulsa de nosotros la violencia y la oscuridad, que el odio no encuentre en esta ciudad suelo fértil para crecer, que todos sintamos en nosotros tu casa. Reaviva, amado Señor de Monserrate el espíritu de la verdad en nuestros corazones. Da a esta ciudad tu luz y tu protección", fue la plegaria que los fieles elevaron al Señor Caído de Monserrate y que pronunció Mons. Gabriel Londoño, Vicario Episcopal para la Vida Consagrada, los Movimientos y Asociaciones de la Arquidiócesis, en los actos de clausura del Año Jubilar.


Caballeros de la Virgen.JPG
Foto: Arquidiócesis de Bogotá.

Durante la conmemoración también tuvo lugar una procesión en honor a la Santísima Virgen María que ocurrió desde la Parroquia de Nuestra Señora de las Nieves, hasta la Plaza de Bolívar, y que contó con la participación de los movimientos e instituciones marianas de Bogotá, entre los que se encontraban los Hijos de la Madre de Dios, el Movimiento Lazos de Amor Mariano, los Heraldos del Evangelio y los Laicos Eucarísticos Marianos, además de otros.

El evento central ocurrió a las 11:30 de la mañana con una solemne Eucaristía que presidió el Cardenal Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá y Primado de Colombia, en compañía del clero arquidiocesano y la Iglesia que peregrina en Bogotá.

Gaudium Press / Sonia Trujillo

 

Loading
Miles de bogotanos celebran la clausura del Año Jubilar con gran manifestación de fe en la Plaza de Bolívar
PICT0969.JPG
El atrio de la Catedral Primada de Colombia, frente a la Plaza de Bolívar, fue el epicentro de la celebración. Miles de fieles participaron de los actos de Clausura del Año Jubilar.

Bogotá (Lunes, 24-03-2014, Gaudium Press) "¿Quiénes somos? ... Testigos del amor de Cristo. Estamos llamados a ser luz del mundo y sal de la tierra", con este lema miles de fieles bogotanos se dieron cita este lunes 24 de marzo en la capital colombiana para celebrar la Clausura del Año Jubilar que conmemora la Arquidiócesis de Bogotá desde septiembre de 2012 con motivo de su 450º aniversario.

La cita de fe comenzó desde las 8:00 de la mañana cuando un sinnúmero de fieles, procedentes de los seminarios, movimientos laicales y de las parroquias de Bogotá, fueron llegando a la céntrica Plaza de Bolívar, frente a la Catedral Primada, la Capilla del Sagrario y el Palacio Arzobispal -y teniendo a los cerros de Monserrate y de Guadalupe como testigos-, para ser testimonio de la alegría del Evangelio en la ciudad.

La hermana Marina Quiroga, quien participó de la celebración con un grupo de peregrinos del sector de Normandía, comentó que la clausura del Año Jubilar tiene un gran significado para los fieles de la ciudad, porque es un signo "de que somos parte de una familia: somos de la familia de Dios". "Ser integrantes de este evento es un testimonio muy lindo para adorar y proclamar que cristo es nuestro Salvador", agregó.

PICT0943.JPG
Poco a poco los fieles de las parroquias de Bogotá fueron llenando la Plaza de Bolívar.

La religiosa también comentó que celebrar este tiempo de gracia con todos los miembros de la Iglesia particular que peregrina en la capital "es un anuncio profético, que somos comunión, unión y una gran familia que proclama el amor de Dios".

Por su parte, María Cubides, feligrés de la parroquia de la Virgen de la Salud de Bosa -quien llegó a la Plaza de Bolívar junto con un grupo de 100 peregrinos de su comunidad parroquial-, dijo que el evento de clausura del Año Jubilar es una ocasión propicia para "mostrar que la Iglesia Católica está viva, que Cristo está vivo".

Precisamente Jesucristo, representado en el Señor Caído de Monserrate -imagen insigne que ha acompañado el caminar de la Arquidiócesis de Bogotá por años y quien custodia la capital desde su santuario en uno de los cerros de la ciudad- fue protagonista de este encuentro de fe y de acción de gracias. La venerada imagen de Jesús Caído, quien por quinta vez bajó de su Santuario de Monserrate, también acompañó a los miles de fieles presentes en la Plaza de Bolívar.

"Acabamos de descubrir la imagen del Señor de Monserrate (...) digámosle a Él que la inmensa riqueza de esta tierra brote más en el corazón de este pueblo, que los sueños de nuestros antepasados se hagan realidad en nosotros, para que podamos vivir en sinceridad, integridad, excelencia por nuestro prójimo. Que esta ciudad, bendecida por el Señor de Monserrate, sea luz de esperanza, bondad, paz y libertad para todos. Señor de Monserrate, expulsa de nosotros la violencia y la oscuridad, que el odio no encuentre en esta ciudad suelo fértil para crecer, que todos sintamos en nosotros tu casa. Reaviva, amado Señor de Monserrate el espíritu de la verdad en nuestros corazones. Da a esta ciudad tu luz y tu protección", fue la plegaria que los fieles elevaron al Señor Caído de Monserrate y que pronunció Mons. Gabriel Londoño, Vicario Episcopal para la Vida Consagrada, los Movimientos y Asociaciones de la Arquidiócesis, en los actos de clausura del Año Jubilar.


Caballeros de la Virgen.JPG
Foto: Arquidiócesis de Bogotá.

Durante la conmemoración también tuvo lugar una procesión en honor a la Santísima Virgen María que ocurrió desde la Parroquia de Nuestra Señora de las Nieves, hasta la Plaza de Bolívar, y que contó con la participación de los movimientos e instituciones marianas de Bogotá, entre los que se encontraban los Hijos de la Madre de Dios, el Movimiento Lazos de Amor Mariano, los Heraldos del Evangelio y los Laicos Eucarísticos Marianos, además de otros.

El evento central ocurrió a las 11:30 de la mañana con una solemne Eucaristía que presidió el Cardenal Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá y Primado de Colombia, en compañía del clero arquidiocesano y la Iglesia que peregrina en Bogotá.

Gaudium Press / Sonia Trujillo

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading