Loading
 
 
 
Loading
 
Prelados de Tierra Santa piden construir sin influencias externas la armonía social de la región
Loading
 
3 de Abril de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Jerusalén (Jueves, 03-04-2014, Gaudium Press) La Asamblea de Ordinarios Catóicos en Tierra Santa emitió un comunicado oficial el pasado 02 de abril sobre la situación de los cristianos en la región y las reiteradas denuncias de persecución de cristianos que han tenido impacto en la opinión pública de occidente. Ante la realidad de los ataques por parte de sectores extremistas, los prelados aclararon que la violencia afecta también a la población no cristiana y que el lenguaje empleado en las denuncias puede amplificar el efecto deseado por los grupos violentos: la división y enemistad entre los cristianos y la sociedad en general. También hicieron un llamado a restaurar localmente la armonía y la convivencia entre los pueblos de la región sin esperar ayudas externas, que "buscan sus propios intereses".

65465465.png
El sufrimiento de los cristianos en Medio Oriente es real, y la situación exige reconstruir la convivencia de forma local y sin intervenciones, advirtieron los Ordinarios de Tierra Santa. Foto: Abouna.
"Entendemos por entero los miedos y sufrimientos de nuestros hermanos y hermanas en Cristo, cuando a causa de la violencia pierden miembros de su familia y son expulsados de sus hogares. Tienen todo el derecho de contar con nuestra solidaridad y nuestras oraciones", explicaron los prelados. "Sin embargo, el uso de la palabra 'persecución' en algunos círculos, beneficia a los extremistas, dentro y fuera del territorio, cuyo objetivo es sembrar prejuicios y odio, haciendo que pueblos y religiones se enfrenten unos a otros". Los Ordinarios pidieron no identificar a los extremistas con la población no cristiana en general a la cual no representan en realidad.

La misión de restaurar la convivencia

El comunicado explica además que la situación de violencia padecida por los cristianos es real y es en muchos casos causada por la profesión de la fe, pero que igualmente afecta a sectores seculares acusados de cismáticos y a grupos religiosos musulmanes no dominantes en las regiones afectadas. Unos y otros padecen los hechos de violencia y el desplazamiento y por este motivo los prelados pidieron un trabajo conjunto de todos los sectores "contra las nuevas fuerzas del extremismo y la destrucción (...). Todos aquellos que buscan la dignidad, la democracia, al libertad y la prosperidad están bajo ataque".

Este trabajo conjunto debe ser hecho de manera local, "conscientes de que el mundo exterior no hará ningún movimiento real para protegernos", afirmaron los Ordinarios. "Los poderes políticos locales e internacionales buscan sus propios intereses. Nosotros, solos, podemos construir un futuro juntos". Los Ordinarios propusieron la restauración de la convivencia desde la realidad: "Tenemos que adaptarnos a nuestras realidades, incluso realidades de muerte, y aprender juntos cómo emerger de la persecución y la destrucción a una nueva vida dignificada en nuestros países".

"Oramos por todos, por todos quienes unen sus esfuerzos a los nuestros, por quienes nos hieren ahora o incluso nos matan. Oramos para que Dios les permita ver el bien que Él ha puesto en el corazón de cada uno. Que Dios transforme cada ser humano desde la profundidad de su corazón, dándoles capacidad de amara a cada ser humano como Dios lo hace" concluyeron los prelados. "Nuestra única protección es nuestro Señor y como Él ofrecemos nuestras vidas por quienes nos persiguen y por quienes, como nosotros, se levantan para defender el amor, la verdad y la dignidad".

Con información de Patriarcado Latino de Jerusalén.

 

Loading
Prelados de Tierra Santa piden construir sin influencias externas la armonía social de la región

Jerusalén (Jueves, 03-04-2014, Gaudium Press) La Asamblea de Ordinarios Catóicos en Tierra Santa emitió un comunicado oficial el pasado 02 de abril sobre la situación de los cristianos en la región y las reiteradas denuncias de persecución de cristianos que han tenido impacto en la opinión pública de occidente. Ante la realidad de los ataques por parte de sectores extremistas, los prelados aclararon que la violencia afecta también a la población no cristiana y que el lenguaje empleado en las denuncias puede amplificar el efecto deseado por los grupos violentos: la división y enemistad entre los cristianos y la sociedad en general. También hicieron un llamado a restaurar localmente la armonía y la convivencia entre los pueblos de la región sin esperar ayudas externas, que "buscan sus propios intereses".

65465465.png
El sufrimiento de los cristianos en Medio Oriente es real, y la situación exige reconstruir la convivencia de forma local y sin intervenciones, advirtieron los Ordinarios de Tierra Santa. Foto: Abouna.
"Entendemos por entero los miedos y sufrimientos de nuestros hermanos y hermanas en Cristo, cuando a causa de la violencia pierden miembros de su familia y son expulsados de sus hogares. Tienen todo el derecho de contar con nuestra solidaridad y nuestras oraciones", explicaron los prelados. "Sin embargo, el uso de la palabra 'persecución' en algunos círculos, beneficia a los extremistas, dentro y fuera del territorio, cuyo objetivo es sembrar prejuicios y odio, haciendo que pueblos y religiones se enfrenten unos a otros". Los Ordinarios pidieron no identificar a los extremistas con la población no cristiana en general a la cual no representan en realidad.

La misión de restaurar la convivencia

El comunicado explica además que la situación de violencia padecida por los cristianos es real y es en muchos casos causada por la profesión de la fe, pero que igualmente afecta a sectores seculares acusados de cismáticos y a grupos religiosos musulmanes no dominantes en las regiones afectadas. Unos y otros padecen los hechos de violencia y el desplazamiento y por este motivo los prelados pidieron un trabajo conjunto de todos los sectores "contra las nuevas fuerzas del extremismo y la destrucción (...). Todos aquellos que buscan la dignidad, la democracia, al libertad y la prosperidad están bajo ataque".

Este trabajo conjunto debe ser hecho de manera local, "conscientes de que el mundo exterior no hará ningún movimiento real para protegernos", afirmaron los Ordinarios. "Los poderes políticos locales e internacionales buscan sus propios intereses. Nosotros, solos, podemos construir un futuro juntos". Los Ordinarios propusieron la restauración de la convivencia desde la realidad: "Tenemos que adaptarnos a nuestras realidades, incluso realidades de muerte, y aprender juntos cómo emerger de la persecución y la destrucción a una nueva vida dignificada en nuestros países".

"Oramos por todos, por todos quienes unen sus esfuerzos a los nuestros, por quienes nos hieren ahora o incluso nos matan. Oramos para que Dios les permita ver el bien que Él ha puesto en el corazón de cada uno. Que Dios transforme cada ser humano desde la profundidad de su corazón, dándoles capacidad de amara a cada ser humano como Dios lo hace" concluyeron los prelados. "Nuestra única protección es nuestro Señor y como Él ofrecemos nuestras vidas por quienes nos persiguen y por quienes, como nosotros, se levantan para defender el amor, la verdad y la dignidad".

Con información de Patriarcado Latino de Jerusalén.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading