Loading
 
 
 
Loading
 
Papa Francisco declara Santos a Juan Pablo II y Juan XXIII: "En ellos, Dios fue más fuerte"
Loading
 
27 de Abril de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Domingo, 27-04-2014, Gaudium Press) La Iglesia ya tiene dos nuevos Papas Santos. Con gran entusiasmo, millones de fieles alrededor del mundo y más de un millón de personas en Roma se unieron en un fuerte aplauso y manifestaciones de júbilo cuando el Papa Francisco pronunció la fórmula en latín con la cual la Iglesia inscribe a San Juan Pablo II y San Juan XXIII entre el número de los Santos. A la ceremonia asistió también el Papa emérito Benedicto XVI, quien vistió los ornamentos comunes a los Cardenales y Obispos presentes y fue saludado con un abrazo por el Papa Francisco al inicio de la celebración.

BmOKhRwIUAAFKIP.jpg
La Plaza de San Pedro, vestida de fiesta durante la ceremonia de canonización de S. Juan Pablo II y S Juan XXIII.
En su homilía, el Santo Padre recordó el testimonio de los nuevos Santos en medio del mundo: "En ellos, Dios fue más fuerte; fue más fuerte la fe en Jesucristo Redentor del hombre y Señor de la historia; en ellos fue más fuerte la misericordia de Dios que se manifiesta en estas cinco llagas; más fuerte la cercanía materna de María".

Signos de esperanza en medio del mundo

La predicación del Papa Francisco se inspiró en la figura de Jesucristo Resucitado, que exhibe las marcas de las llagas causadas por su Pasión y mUerte en la cruz. "En el cuerpo de Cristo resucitado las llagas no desaparecen, permanecen, porque aquellas llagas son el signo permanente del amor de Dios por nosotros, y son indispensables para creer en Dios" expresó el Santo Padre. "No para creer que Dios existe, sino para creer que Dios es amor, misericordia, fidelidad".

"San Juan XXIII y San Juan Pablo II tuvieron el valor de mirar las heridas de Jesús, de tocar sus manos llagadas y su costado traspasado", agregó el Pontífice. "No se avergonzaron de la carne de Cristo, no se escandalizaron de él, de su cruz; no se avergonzaron de la carne del hermano, porque en cada persona que sufría veían a Jesús". El testimonio de los Santos Papas fue de valentía, presencia del Espíritu Santo y de la bondad y misericordia de Dios, afirmó.

Esta manifestación de la acción de Dios se dio en medio de las grandes dificultades de su tiempo, recordó el Pontífice. "Fueron sacerdotes, y Obispos y Papas del Siglo XX. Conocieron sus tragedias, pero no se abrumaron. En ellos, Dios fue más fuerte", declaró. Los nuevos Santos participaron de la "esperanza viva" y el "gozo inefable y radiante" de la Resurrección en medio de duras pruebas, "purificados en el crisol de la humillación, del vaciamiento" y transmitieron estos dones a todo el Pueblo de Dios.

El Papa Francisco recordó el legado de los Nuevos Santos, destacando la " docilidad al Espíritu Santo" ejemplificada por San Juan XXIII, quien convocó el Concilio Vaticano II. De San Juan Pablo II recordó su compromiso por la promoción y defensa de la familia. "Él mismo, una vez, dijo que así le habría gustado ser recordado, como el Papa de la familia", recordó. "Que estos dos nuevos santos pastores del Pueblo de Dios intercedan por la Iglesia, para que, durante estos dos años de camino sinodal, sea dócil al Espíritu Santo en el servicio pastoral a la familia", encomendó el Papa. "Que ambos nos enseñen a no escandalizarnos de las llagas de Cristo, a adentrarnos en el misterio de la misericordia divina", concluyó, recordando que Dios "siempre espera, siempre perdona, porque siempre ama".

Después de la canonización se llevó a cabo el tradicional rezo del Regina Coeli (que reemplaza el Ángelus durante el tiempo de Pascua), momento que fue aprovechado por el Papa para agradecer a todas las personas que asistieron e hicieron posible la histórica celebración. Según Radio Vaticano, 26 mil voluntarios colaboraron con la organización del evento, además de 10 mil hombres de las fuerzas de seguridad italianas. Se dispusieron para la jornada 16 puntos de atención médica y 77 ambulancias. El metro de la ciudad funcionó de forma continua durante toda la noche anterior a la canonización.

Con información de News.va.

 

Loading
Papa Francisco declara Santos a Juan Pablo II y Juan XXIII: "En ellos, Dios fue más fuerte"

Ciudad del Vaticano (Domingo, 27-04-2014, Gaudium Press) La Iglesia ya tiene dos nuevos Papas Santos. Con gran entusiasmo, millones de fieles alrededor del mundo y más de un millón de personas en Roma se unieron en un fuerte aplauso y manifestaciones de júbilo cuando el Papa Francisco pronunció la fórmula en latín con la cual la Iglesia inscribe a San Juan Pablo II y San Juan XXIII entre el número de los Santos. A la ceremonia asistió también el Papa emérito Benedicto XVI, quien vistió los ornamentos comunes a los Cardenales y Obispos presentes y fue saludado con un abrazo por el Papa Francisco al inicio de la celebración.

BmOKhRwIUAAFKIP.jpg
La Plaza de San Pedro, vestida de fiesta durante la ceremonia de canonización de S. Juan Pablo II y S Juan XXIII.
En su homilía, el Santo Padre recordó el testimonio de los nuevos Santos en medio del mundo: "En ellos, Dios fue más fuerte; fue más fuerte la fe en Jesucristo Redentor del hombre y Señor de la historia; en ellos fue más fuerte la misericordia de Dios que se manifiesta en estas cinco llagas; más fuerte la cercanía materna de María".

Signos de esperanza en medio del mundo

La predicación del Papa Francisco se inspiró en la figura de Jesucristo Resucitado, que exhibe las marcas de las llagas causadas por su Pasión y mUerte en la cruz. "En el cuerpo de Cristo resucitado las llagas no desaparecen, permanecen, porque aquellas llagas son el signo permanente del amor de Dios por nosotros, y son indispensables para creer en Dios" expresó el Santo Padre. "No para creer que Dios existe, sino para creer que Dios es amor, misericordia, fidelidad".

"San Juan XXIII y San Juan Pablo II tuvieron el valor de mirar las heridas de Jesús, de tocar sus manos llagadas y su costado traspasado", agregó el Pontífice. "No se avergonzaron de la carne de Cristo, no se escandalizaron de él, de su cruz; no se avergonzaron de la carne del hermano, porque en cada persona que sufría veían a Jesús". El testimonio de los Santos Papas fue de valentía, presencia del Espíritu Santo y de la bondad y misericordia de Dios, afirmó.

Esta manifestación de la acción de Dios se dio en medio de las grandes dificultades de su tiempo, recordó el Pontífice. "Fueron sacerdotes, y Obispos y Papas del Siglo XX. Conocieron sus tragedias, pero no se abrumaron. En ellos, Dios fue más fuerte", declaró. Los nuevos Santos participaron de la "esperanza viva" y el "gozo inefable y radiante" de la Resurrección en medio de duras pruebas, "purificados en el crisol de la humillación, del vaciamiento" y transmitieron estos dones a todo el Pueblo de Dios.

El Papa Francisco recordó el legado de los Nuevos Santos, destacando la " docilidad al Espíritu Santo" ejemplificada por San Juan XXIII, quien convocó el Concilio Vaticano II. De San Juan Pablo II recordó su compromiso por la promoción y defensa de la familia. "Él mismo, una vez, dijo que así le habría gustado ser recordado, como el Papa de la familia", recordó. "Que estos dos nuevos santos pastores del Pueblo de Dios intercedan por la Iglesia, para que, durante estos dos años de camino sinodal, sea dócil al Espíritu Santo en el servicio pastoral a la familia", encomendó el Papa. "Que ambos nos enseñen a no escandalizarnos de las llagas de Cristo, a adentrarnos en el misterio de la misericordia divina", concluyó, recordando que Dios "siempre espera, siempre perdona, porque siempre ama".

Después de la canonización se llevó a cabo el tradicional rezo del Regina Coeli (que reemplaza el Ángelus durante el tiempo de Pascua), momento que fue aprovechado por el Papa para agradecer a todas las personas que asistieron e hicieron posible la histórica celebración. Según Radio Vaticano, 26 mil voluntarios colaboraron con la organización del evento, además de 10 mil hombres de las fuerzas de seguridad italianas. Se dispusieron para la jornada 16 puntos de atención médica y 77 ambulancias. El metro de la ciudad funcionó de forma continua durante toda la noche anterior a la canonización.

Con información de News.va.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

...
 
La catequesis de la audiencia general se realizó en el Aula Pablo VI ...
 
Las "grandes ideas" de la asamblea sinodal fueron presentadas por el Cardenal Manuel Clemente en con ...
 
Mañana 7 de diciembre Colombia vive una noche llena de luces, faroles y velitas, gracias a una trad ...
 
Mons. Héctor Aguer lo hizo en su programa de TV semana ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading