Loading
 
 
 
Loading
 
En Panamá se reunió I Congreso de Movilidad Humana de América Latina y el Caribe
Loading
 
20 de Mayo de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad de Panamá (Martes, 20-05-2014, Gaudium Press) 130 personas, entre obispos, sacerdotes diocesanos y religiosos, religiosas y laicos referentes de la región de las pastorales de Migrantes, Desplazados y Refugiados, Apostolado del Mar, Pastoral del Turismo y Pastoral de Itinerantes, se encontraron del 12 al 16 de mayo en Panamá del I Congreso de Movilidad Humana de América Latina y el Caribe.

El Congreso fue organizado y coordinado por Pastoral de Movilidad Humana del CELAM, Hermanas Misioneras de San Carlos (Scalabrinianas), Red Jesuita con Migrantes de Latino América y el Caribe (RJM-LAC), Scalabrini International Migration Network (SIMN), Secretariado Latinoamericano de Pastoral Social/Caritas y la Conferencia Episcopal de Panamá.

Durante el congreso, el Cardenal Antonio María Vegliò, Presidente del Pontificio Consejo para los Migrantes e itinerantes, animó a los participantes que, con los principios de la Doctrina Social de la Iglesia como base de la espiritualidad, actuar en el vasto campo de la Movilidad Humana.

En el documento conclusivo, los asistentes advirtieron sobre "el verdadero vía crucis, donde muchas personas en movilidad y agentes de pastoral han sido testigos y víctimas de agresiones, separación de los grupos familiares, atropellos, persecuciones y torturas, pagando muchas veces con amenazas a la familia, con la sangre y la propia vida".

Asimismo, los presentes aseguraron que los debates "subrayaron los desafíos y la solicitud pastoral con migrantes, refugiados, desplazados, como también la gente del mar, el pueblo itinerante y del mundo del turismo, en distintas situaciones socioeconómicas y político-culturales".

Los agentes de esta pastoral específica reafirmaron su compromiso por:

a) Pastoral de los migrantes y refugiados
• Promover el fortalecimiento de la Pastoral de Movilidad Humana, articulada con las redes de protección, prevención, observación e incidencia a favor de migrantes, refugiados y desplazados.
• Promover el protagonismo del migrante, refugiado y desplazado, en coordinación con instituciones afines, en los países de origen, tránsito y destino, generando procesos de desarrollo comunitario, integral y sostenible.
• Incidir en los procesos de construcción de leyes y políticas públicas a favor de los migrantes, desplazados y refugiados, con propuestas de integración y de alternativas a las detenciones y deportaciones.
• Dinamizar y fortalecer los espacios de encuentros y diálogos entre los obispos, las conferencias episcopales y entre los diversos agentes y actores que intervienen en la pastoral de migrantes, refugiados y desplazados.

b) Apostolado del Mar:
• Promover la formación de agentes, para que tengan una profunda espiritualidad, sensibilidad y pasión en su actuar.
• Abrir espacios de participación para laicos comprometidos que se involucren en este apostolado y hagan visible el rostro misericordioso del amor de Dios por todas las personas.
• Aprovechar los medios de comunicación, para trabajar en “red”, que permitan crecer en experiencias y apoyo entre las diferentes realidades en que se da el Apostolado del Mar.
• Darle continuidad a los procesos pastorales que se emprendan en el Apostolado del Mar que involucra a los agentes diocesanos y religiosos asignados al trabajo específico de esta Pastoral.
• Integrar el Apostolado del Mar a los planes pastorales nacionales, diocesanos y parroquiales.

c) Pastoral del Turismo:
Evangelizar el mundo del turismo, para colaborar en la construcción del diálogo cultural y religioso, en el respeto a las comunidades locales y al entorno ecológico, en la denuncia de la explotación sexual y en la defensa y promoción de los derechos de los actores del turismo:
• Promover y facilitar la animación de la Pastoral del Turismo, mediante la formación y capacitación de agentes de pastoral, promoviendo su identidad como misioneros de Jesús Cristo.
• Incidir como Pastoral del Turismo con mayor presencia y participación a nivel eclesial y en la sociedad para cuidar y resguardar la creación y promover la defensa del medio ambiente.
• Dedicar especial atención a las víctimas del mundo del turismo, entre ellos niños, niñas y adolescentes sometidos a la explotación y prostitución, tipificada –según el Protocolo de Palermo– como delito de Trata de Personas. Desde un trabajo en red a nivel de América Latina y El Caribe.
• Rescatar, preservar y promover, desde la Pastoral del Turismo, la identidad cultural de las comunidades locales y sus posibilidades de desarrollo integral, mitigando los aspectos negativos del turismo en los ecosistemas y en la cultura local. Fortaleciendo esta actividad como medio de prevención a las migraciones.
• Generar herramientas a nivel continental para la sistematización y comunicación permanente de las acciones y procesos de la Pastoral del Turismo.

d) Pastoral de los Itinerantes:
• Trabajar para dar visibilidad a la Pastoral de Itinerantes en los niveles eclesial y gubernamental;
• Difundir la realidad de los itinerantes en todos los niveles: político, social y de derechos humanos
• Crear líneas de acción pastoral a mediano y largo plazo;
• Promover en las diferentes conferencias episcopales la pastoral de itinerantes.
• Coordinar con las demás áreas de la pastoral de Movilidad en cada país, con el fin de lograr la articulación nacional y latinoamericana.
• Gestionar recursos mediante proyectos en comunión con los otros sectores de la Pastoral de Movilidad y en los diferentes países.

Por último, los participantes agradecieron al papa Francisco sus “frecuentes referencias” al fenómeno de la movilidad humana y la misión “fiel al modelo del Maestro, es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo. La alegría del Evangelio es para todo el pueblo, no puede excluir a nadie” y pidieron a la Virgen de Guadalupe, patrona de América Latina y de El Caribe, que los acompañe “en el caminar y que bendiga a la Iglesia, a los y las participantes del Congreso, a todas las personas que actúan en el campo de la movilidad humana y, de forma particular a los itinerantes, migrantes, refugiados, desplazados y gente del turismo y del mar”

Loading
En Panamá se reunió I Congreso de Movilidad Humana de América Latina y el Caribe

Ciudad de Panamá (Martes, 20-05-2014, Gaudium Press) 130 personas, entre obispos, sacerdotes diocesanos y religiosos, religiosas y laicos referentes de la región de las pastorales de Migrantes, Desplazados y Refugiados, Apostolado del Mar, Pastoral del Turismo y Pastoral de Itinerantes, se encontraron del 12 al 16 de mayo en Panamá del I Congreso de Movilidad Humana de América Latina y el Caribe.

El Congreso fue organizado y coordinado por Pastoral de Movilidad Humana del CELAM, Hermanas Misioneras de San Carlos (Scalabrinianas), Red Jesuita con Migrantes de Latino América y el Caribe (RJM-LAC), Scalabrini International Migration Network (SIMN), Secretariado Latinoamericano de Pastoral Social/Caritas y la Conferencia Episcopal de Panamá.

Durante el congreso, el Cardenal Antonio María Vegliò, Presidente del Pontificio Consejo para los Migrantes e itinerantes, animó a los participantes que, con los principios de la Doctrina Social de la Iglesia como base de la espiritualidad, actuar en el vasto campo de la Movilidad Humana.

En el documento conclusivo, los asistentes advirtieron sobre "el verdadero vía crucis, donde muchas personas en movilidad y agentes de pastoral han sido testigos y víctimas de agresiones, separación de los grupos familiares, atropellos, persecuciones y torturas, pagando muchas veces con amenazas a la familia, con la sangre y la propia vida".

Asimismo, los presentes aseguraron que los debates "subrayaron los desafíos y la solicitud pastoral con migrantes, refugiados, desplazados, como también la gente del mar, el pueblo itinerante y del mundo del turismo, en distintas situaciones socioeconómicas y político-culturales".

Los agentes de esta pastoral específica reafirmaron su compromiso por:

a) Pastoral de los migrantes y refugiados
• Promover el fortalecimiento de la Pastoral de Movilidad Humana, articulada con las redes de protección, prevención, observación e incidencia a favor de migrantes, refugiados y desplazados.
• Promover el protagonismo del migrante, refugiado y desplazado, en coordinación con instituciones afines, en los países de origen, tránsito y destino, generando procesos de desarrollo comunitario, integral y sostenible.
• Incidir en los procesos de construcción de leyes y políticas públicas a favor de los migrantes, desplazados y refugiados, con propuestas de integración y de alternativas a las detenciones y deportaciones.
• Dinamizar y fortalecer los espacios de encuentros y diálogos entre los obispos, las conferencias episcopales y entre los diversos agentes y actores que intervienen en la pastoral de migrantes, refugiados y desplazados.

b) Apostolado del Mar:
• Promover la formación de agentes, para que tengan una profunda espiritualidad, sensibilidad y pasión en su actuar.
• Abrir espacios de participación para laicos comprometidos que se involucren en este apostolado y hagan visible el rostro misericordioso del amor de Dios por todas las personas.
• Aprovechar los medios de comunicación, para trabajar en “red”, que permitan crecer en experiencias y apoyo entre las diferentes realidades en que se da el Apostolado del Mar.
• Darle continuidad a los procesos pastorales que se emprendan en el Apostolado del Mar que involucra a los agentes diocesanos y religiosos asignados al trabajo específico de esta Pastoral.
• Integrar el Apostolado del Mar a los planes pastorales nacionales, diocesanos y parroquiales.

c) Pastoral del Turismo:
Evangelizar el mundo del turismo, para colaborar en la construcción del diálogo cultural y religioso, en el respeto a las comunidades locales y al entorno ecológico, en la denuncia de la explotación sexual y en la defensa y promoción de los derechos de los actores del turismo:
• Promover y facilitar la animación de la Pastoral del Turismo, mediante la formación y capacitación de agentes de pastoral, promoviendo su identidad como misioneros de Jesús Cristo.
• Incidir como Pastoral del Turismo con mayor presencia y participación a nivel eclesial y en la sociedad para cuidar y resguardar la creación y promover la defensa del medio ambiente.
• Dedicar especial atención a las víctimas del mundo del turismo, entre ellos niños, niñas y adolescentes sometidos a la explotación y prostitución, tipificada –según el Protocolo de Palermo– como delito de Trata de Personas. Desde un trabajo en red a nivel de América Latina y El Caribe.
• Rescatar, preservar y promover, desde la Pastoral del Turismo, la identidad cultural de las comunidades locales y sus posibilidades de desarrollo integral, mitigando los aspectos negativos del turismo en los ecosistemas y en la cultura local. Fortaleciendo esta actividad como medio de prevención a las migraciones.
• Generar herramientas a nivel continental para la sistematización y comunicación permanente de las acciones y procesos de la Pastoral del Turismo.

d) Pastoral de los Itinerantes:
• Trabajar para dar visibilidad a la Pastoral de Itinerantes en los niveles eclesial y gubernamental;
• Difundir la realidad de los itinerantes en todos los niveles: político, social y de derechos humanos
• Crear líneas de acción pastoral a mediano y largo plazo;
• Promover en las diferentes conferencias episcopales la pastoral de itinerantes.
• Coordinar con las demás áreas de la pastoral de Movilidad en cada país, con el fin de lograr la articulación nacional y latinoamericana.
• Gestionar recursos mediante proyectos en comunión con los otros sectores de la Pastoral de Movilidad y en los diferentes países.

Por último, los participantes agradecieron al papa Francisco sus “frecuentes referencias” al fenómeno de la movilidad humana y la misión “fiel al modelo del Maestro, es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo. La alegría del Evangelio es para todo el pueblo, no puede excluir a nadie” y pidieron a la Virgen de Guadalupe, patrona de América Latina y de El Caribe, que los acompañe “en el caminar y que bendiga a la Iglesia, a los y las participantes del Congreso, a todas las personas que actúan en el campo de la movilidad humana y, de forma particular a los itinerantes, migrantes, refugiados, desplazados y gente del turismo y del mar”

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/58967-En-Panama-se-reunio-I-Congreso-de-Movilidad-Humana-de-America-Latina-y-el-Caribe. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

...
 
La catequesis de la audiencia general se realizó en el Aula Pablo VI ...
 
Las "grandes ideas" de la asamblea sinodal fueron presentadas por el Cardenal Manuel Clemente en con ...
 
Mañana 7 de diciembre Colombia vive una noche llena de luces, faroles y velitas, gracias a una trad ...
 
Mons. Héctor Aguer lo hizo en su programa de TV semana ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading