Loading
 
 
 
Loading
 
La fe cristiana crece en Camboya y pierden terreno las prácticas animistas
Loading
 
10 de Julio de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Abby Seiff y Roeurn Heng (Jueves, 10-07-2014, Gaudium Press) La provincia de Mondulkiri, en Camboya, es testigo de un fenómeno cultural que podría transformar a gran escala el panorama de la nación. Un marcado crecimiento de la fe cristiana se produce entre los habitantes, quienes han abandonado progresivamente las prácticas animistas arraigadas tradicionalmente en el lugar. La población indígena afronta grandes cambios y las nuevas condiciones han facilitado el interés por la fe cristiana especialmente en comunidades de escasos recursos.

2140781160_2e012b36ed.jpg
Templo católico en el poblado flotante de Siem Reap, Camboya. Foto: Steve Jurvetson
Las dificultades impuestas por los rituales animistas son particularmente pesadas para las familias que no cuentan con grandes recursos. Uno de estos requerimientos es la realización de sacrificios animales en casos de fallecimientos accidentales, que pueden llegar a ser muy costosos y que representan una presión social considerable sobre los pobladores, quienes son mal vistos en su entorno si no pueden acceder a ellos.

"Todas las personas aquí tienen muchos problemas", declaró Jan Kan, un profesor cristiano, a la agencia UCA News. "No tienen dinero, no tienen animales para las ceremonias". Las creencias locales, que se convierten en una carga adicional, finalmente los presionan de forma que buscan alternativas y encuentran la fe cristiana. "Creo que mis padres no querían ser más animistas", relató Neh Kim, de 30 años de edad. "Estaban gastando mucho dinero en animales para hacer ceremonias (...). Usted necesita muchas ceremonias y, si es pobre, es muy difícil".

Refugiados en la fe

Una joven madre relató a la agencia que conoció la fe después de que su comunidad la rechazara por no hacer suficientes sacrificios a causa de la muerte de su hijo. La mujer realizó dos ceremonias y quemó una choza en ofrecimiento, pero los vecinos pretendían que quemara su casa de madera, de gran tamaño. Al negarse, fue considerada indeseada: "La gente en el poblado dejó de tratarme como antes y entonces sentí deseos de comenzar a ir a la iglesia", comentó. "Es diferente ahora porque cuando enfermamos simplemente oramos o vamos al doctor. No necesitamos un doctor tradicional ni necesitamos hacer ceremonias de sacrificio, lo cual es muy costoso".

Algunos testimonios revelan que durante la guerra Khmer en el siglo XX los desastres de la violencia reclamaban sacrificios animistas imposibles de satisfacer y algunas familias buscaron consuelo espiritual en el cristianismo, lo que se convirtió en la semilla de una fe que llega apenas al 2% de la población total del país, pero que representa del 10 al 12 por ciento de ciertos grupos indígenas.

El estado ha sido contrario al crecimiento de la fe cristiana e incluso hizo un cierre de fronteras en 2004 para evitar la inmigración de comunidades cristianas perseguidas por las autoridades de Vietnam. "No podemos permitir que usen nuestro territorio para hacer un sitio de cristiandad", afirmó en 2005 el entonces Comandante en jefe de las fuerzas armadas Meas Sophea. Sin embargo, según UCA News, varias comunidades indígenas estarían felices de que eso hubiera sucedido, pues identifican la llegada del cristianismo también con un mayor desarrollo local, oportunidades de educación y una mejora notable en el modo de vida y las costumbres de los habitantes.

Con información de UCA News.

 

Loading
La fe cristiana crece en Camboya y pierden terreno las prácticas animistas

Abby Seiff y Roeurn Heng (Jueves, 10-07-2014, Gaudium Press) La provincia de Mondulkiri, en Camboya, es testigo de un fenómeno cultural que podría transformar a gran escala el panorama de la nación. Un marcado crecimiento de la fe cristiana se produce entre los habitantes, quienes han abandonado progresivamente las prácticas animistas arraigadas tradicionalmente en el lugar. La población indígena afronta grandes cambios y las nuevas condiciones han facilitado el interés por la fe cristiana especialmente en comunidades de escasos recursos.

2140781160_2e012b36ed.jpg
Templo católico en el poblado flotante de Siem Reap, Camboya. Foto: Steve Jurvetson
Las dificultades impuestas por los rituales animistas son particularmente pesadas para las familias que no cuentan con grandes recursos. Uno de estos requerimientos es la realización de sacrificios animales en casos de fallecimientos accidentales, que pueden llegar a ser muy costosos y que representan una presión social considerable sobre los pobladores, quienes son mal vistos en su entorno si no pueden acceder a ellos.

"Todas las personas aquí tienen muchos problemas", declaró Jan Kan, un profesor cristiano, a la agencia UCA News. "No tienen dinero, no tienen animales para las ceremonias". Las creencias locales, que se convierten en una carga adicional, finalmente los presionan de forma que buscan alternativas y encuentran la fe cristiana. "Creo que mis padres no querían ser más animistas", relató Neh Kim, de 30 años de edad. "Estaban gastando mucho dinero en animales para hacer ceremonias (...). Usted necesita muchas ceremonias y, si es pobre, es muy difícil".

Refugiados en la fe

Una joven madre relató a la agencia que conoció la fe después de que su comunidad la rechazara por no hacer suficientes sacrificios a causa de la muerte de su hijo. La mujer realizó dos ceremonias y quemó una choza en ofrecimiento, pero los vecinos pretendían que quemara su casa de madera, de gran tamaño. Al negarse, fue considerada indeseada: "La gente en el poblado dejó de tratarme como antes y entonces sentí deseos de comenzar a ir a la iglesia", comentó. "Es diferente ahora porque cuando enfermamos simplemente oramos o vamos al doctor. No necesitamos un doctor tradicional ni necesitamos hacer ceremonias de sacrificio, lo cual es muy costoso".

Algunos testimonios revelan que durante la guerra Khmer en el siglo XX los desastres de la violencia reclamaban sacrificios animistas imposibles de satisfacer y algunas familias buscaron consuelo espiritual en el cristianismo, lo que se convirtió en la semilla de una fe que llega apenas al 2% de la población total del país, pero que representa del 10 al 12 por ciento de ciertos grupos indígenas.

El estado ha sido contrario al crecimiento de la fe cristiana e incluso hizo un cierre de fronteras en 2004 para evitar la inmigración de comunidades cristianas perseguidas por las autoridades de Vietnam. "No podemos permitir que usen nuestro territorio para hacer un sitio de cristiandad", afirmó en 2005 el entonces Comandante en jefe de las fuerzas armadas Meas Sophea. Sin embargo, según UCA News, varias comunidades indígenas estarían felices de que eso hubiera sucedido, pues identifican la llegada del cristianismo también con un mayor desarrollo local, oportunidades de educación y una mejora notable en el modo de vida y las costumbres de los habitantes.

Con información de UCA News.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/60660-La-fe-cristiana-crece-en-Camboya-y-pierden-terreno-las-practicas-animistas. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El hecho fue calificado por el purpurado como "una bofetada al Santo Padre". ...
 
Los coros de la Arquidiócesis participaron en un encuentro especial en el mes de noviembre. ...
 
Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading