Loading
 
 
 
Loading
 
El Papa da la fórmula para que el mundo no nos vuelva cristianos diluidos
Loading
 
1 de Septiembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 09-01-2014, Gaudium Press) Ante miles de peregrinos reunidos para escuchar su catequesis en el Ángelus dominical, el Papa Francisco explicó la "fórmula" para evitar que el mundo diluya el espíritu cristiano.

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El Pontífice recordó el texto de la liturgia del domingo en la que el apóstol Pablo advierte a los Romanos: "No se conformen a este mundo, no sigan los esquemas de este mundo, sino déjense transformar, renovando su modo de pensar, para poder discernir la voluntad de Dios" (Rm 12,2).

El que acepta los dictámenes del mundo se convierte en la sal que no sala; el espíritu del mundo hace que "el cristiano se 'diluya', pierda la carga de novedad que viene del Señor y del Espíritu Santo", señaló el Papa.

En sentido contrario, "cuando en los cristianos permanece viva la fuerza del Evangelio, esa puede transformar "los criterios de juicio, los valores determinantes, los puntos de interés, las líneas de pensamiento, las fuentes de inspiración y los modelos de vida" (PABLO VI, Exort. Ap. Evangelii nuntiandi, 19).

El Papa explicó la necesidad de nutrirse continuamente "de la linfa del Evangelio", leyéndolo y meditándolo todos los días. De esta forma "la Palabra de Jesús estará siempre presente en nuestra vida". El Pontífice recomendó portar siempre el Evangelio consigo.

Misa dominical, ejercicios espirituales, oración

Igualmente es necesaria la participación "en la Misa dominical, donde encontramos al Señor en la comunidad, escuchando su Palabra y recibiendo la Eucaristía que nos une a Él y entre nosotros; y luego son muy importantes para la renovación espiritual las jornadas de retiro y de ejercicios espirituales. Evangelio, Eucaristía y oración, no se olviden Evangelio, Eucaristía y oración: gracias a estos dones del Señor podemos conformarnos a Cristo y no al mundo, y seguirlo en su vida, el camino de 'perder la propia vida' para encontrarla (v. 25). 'Perderla' en el sentido de donarla, ofrecerla por amor en el amor -y esto comporta el sacrificio, la cruz- para recibirla nuevamente purificada, liberada del egoísmo y de la hipoteca de la muerte, llena de eternidad".

El Papa Francisco concluyó su catequesis, señalando que "la Virgen María nos precede siempre en este camino", e invitando a los presentes a dejarse guiar y acompañar por Ella.

Con información de Radio Vaticano

 

Loading
El Papa da la fórmula para que el mundo no nos vuelva cristianos diluidos

Ciudad del Vaticano (Lunes, 09-01-2014, Gaudium Press) Ante miles de peregrinos reunidos para escuchar su catequesis en el Ángelus dominical, el Papa Francisco explicó la "fórmula" para evitar que el mundo diluya el espíritu cristiano.

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El Pontífice recordó el texto de la liturgia del domingo en la que el apóstol Pablo advierte a los Romanos: "No se conformen a este mundo, no sigan los esquemas de este mundo, sino déjense transformar, renovando su modo de pensar, para poder discernir la voluntad de Dios" (Rm 12,2).

El que acepta los dictámenes del mundo se convierte en la sal que no sala; el espíritu del mundo hace que "el cristiano se 'diluya', pierda la carga de novedad que viene del Señor y del Espíritu Santo", señaló el Papa.

En sentido contrario, "cuando en los cristianos permanece viva la fuerza del Evangelio, esa puede transformar "los criterios de juicio, los valores determinantes, los puntos de interés, las líneas de pensamiento, las fuentes de inspiración y los modelos de vida" (PABLO VI, Exort. Ap. Evangelii nuntiandi, 19).

El Papa explicó la necesidad de nutrirse continuamente "de la linfa del Evangelio", leyéndolo y meditándolo todos los días. De esta forma "la Palabra de Jesús estará siempre presente en nuestra vida". El Pontífice recomendó portar siempre el Evangelio consigo.

Misa dominical, ejercicios espirituales, oración

Igualmente es necesaria la participación "en la Misa dominical, donde encontramos al Señor en la comunidad, escuchando su Palabra y recibiendo la Eucaristía que nos une a Él y entre nosotros; y luego son muy importantes para la renovación espiritual las jornadas de retiro y de ejercicios espirituales. Evangelio, Eucaristía y oración, no se olviden Evangelio, Eucaristía y oración: gracias a estos dones del Señor podemos conformarnos a Cristo y no al mundo, y seguirlo en su vida, el camino de 'perder la propia vida' para encontrarla (v. 25). 'Perderla' en el sentido de donarla, ofrecerla por amor en el amor -y esto comporta el sacrificio, la cruz- para recibirla nuevamente purificada, liberada del egoísmo y de la hipoteca de la muerte, llena de eternidad".

El Papa Francisco concluyó su catequesis, señalando que "la Virgen María nos precede siempre en este camino", e invitando a los presentes a dejarse guiar y acompañar por Ella.

Con información de Radio Vaticano

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/62304-El-Papa-da-la-formula-para-que-el-mundo-no-nos-vuelva-cristianos-diluidos. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Como acostumbra ocurrir en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, el Santo Padre fue ...
 
Durante el feriado nacional, las autoridades habilitaron la carretera para el tránsito de los devot ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading