Loading
 
 
 
Loading
 
"La educación es fruto de la apertura de la fe a todo lo creado", dice Obispo uruguayo
Loading
 
11 de Septiembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Jueves, 11-09-2014, Gaudium Press) La educación "es fruto de la caridad cristiana y de la apertura de la fe cristiana a todo conocimiento, a todo lo creado". Esto es lo que ha afirmado Mons. Alberto Sanguinetti, Obispo de Canelones y Responsable del Departamento de Educación Católica de la Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU), con motivo del Día de la Educación Católica, conmemorado este 10 de septiembre en el país suramericano.

En un mensaje dirigido a los fieles de Uruguay, el prelado ha hecho memoria del papel que a lo largo de la historia ha tenido la Iglesia en la educación. "Fueron los cristianos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos que se entregaron a hacer el bien, con la enseñanza y la educación. De hecho la primera escuela gratuita europea la abre en 1597 San José de Calasanz en Roma", dice.

sanguinetti.jpg
Mons. Alberto Sanguinetti,Responsable del Departamento de Educación Católica de la Conferencia Episcopal Uruguaya.

"Nuestra memoria agradecida recuerda desde los tiempos coloniales, en las ciudades y pueblos, en las Reducciones de Guaraníes y Chanáes, en la patria vieja, como en la nueva república, a los religiosos, los sacerdotes y los laicos católicos que contribuyeron a la educación de nuestro pueblo. Luego, avanzado el siglo XIX, se agregaron las diferentes congregaciones femeninas, y diversas obras con colegios como la Conferencia Vicentina, la Sociedad Católica de Enseñanza Libre y la Asociación de Enseñanza Católica. En nuestros días es ingente el esfuerzo y la entrega al servicio de la educación desde los primeros años hasta la universidad", continuó.

Más adelante, tras agradecer a los maestros que han llevado adelante instituciones de enseñanza católica, así como a los profesores católicos que han servido en la enseñanza estatal, Mons. Sanguinetti dijo que el Día de la Educación Católica también es ocasión para el compromiso, "antes que nada de oración, para dar gracias a Dios y para pedir el desarrollo de la enseñanza católica", y "para apoyar las instituciones católicas", buscando que ellas "sean siempre más fieles a la identidad de su configuración por Cristo y la Iglesia".

En este sentido el Obispo de Canelones señala que este compromiso debe extenderse también a la esfera pública: "esforzarnos por lograr que se respete la libertad de elección de los padres de una educación según sus convicciones y creencias y también la libertad de enseñar según esas creencias".

Finalmente, invitó a todos los fieles para que esta jornada sea ocasión "de alegría y gratitud", así como "de oración, de súplica, de acción de gracias y de compromiso personal y comunitario con la formación de las nuevas generaciones".

Desde hace 8 años, cada 10 de septiembre, se celebra en Uruguay el Día de la Educación Católica en memoria del hecho histórico ocurrido en 1815 cuando José Artigas, prócer uruguayo, emitió un documento al Cabildo del Gobernador de Montevideo donde solicitaba a dos sacerdotes para que fundasen la Escuela de la Patria.

Con información de CEU.

 

Loading
"La educación es fruto de la apertura de la fe a todo lo creado", dice Obispo uruguayo

Redacción (Jueves, 11-09-2014, Gaudium Press) La educación "es fruto de la caridad cristiana y de la apertura de la fe cristiana a todo conocimiento, a todo lo creado". Esto es lo que ha afirmado Mons. Alberto Sanguinetti, Obispo de Canelones y Responsable del Departamento de Educación Católica de la Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU), con motivo del Día de la Educación Católica, conmemorado este 10 de septiembre en el país suramericano.

En un mensaje dirigido a los fieles de Uruguay, el prelado ha hecho memoria del papel que a lo largo de la historia ha tenido la Iglesia en la educación. "Fueron los cristianos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos que se entregaron a hacer el bien, con la enseñanza y la educación. De hecho la primera escuela gratuita europea la abre en 1597 San José de Calasanz en Roma", dice.

sanguinetti.jpg
Mons. Alberto Sanguinetti,Responsable del Departamento de Educación Católica de la Conferencia Episcopal Uruguaya.

"Nuestra memoria agradecida recuerda desde los tiempos coloniales, en las ciudades y pueblos, en las Reducciones de Guaraníes y Chanáes, en la patria vieja, como en la nueva república, a los religiosos, los sacerdotes y los laicos católicos que contribuyeron a la educación de nuestro pueblo. Luego, avanzado el siglo XIX, se agregaron las diferentes congregaciones femeninas, y diversas obras con colegios como la Conferencia Vicentina, la Sociedad Católica de Enseñanza Libre y la Asociación de Enseñanza Católica. En nuestros días es ingente el esfuerzo y la entrega al servicio de la educación desde los primeros años hasta la universidad", continuó.

Más adelante, tras agradecer a los maestros que han llevado adelante instituciones de enseñanza católica, así como a los profesores católicos que han servido en la enseñanza estatal, Mons. Sanguinetti dijo que el Día de la Educación Católica también es ocasión para el compromiso, "antes que nada de oración, para dar gracias a Dios y para pedir el desarrollo de la enseñanza católica", y "para apoyar las instituciones católicas", buscando que ellas "sean siempre más fieles a la identidad de su configuración por Cristo y la Iglesia".

En este sentido el Obispo de Canelones señala que este compromiso debe extenderse también a la esfera pública: "esforzarnos por lograr que se respete la libertad de elección de los padres de una educación según sus convicciones y creencias y también la libertad de enseñar según esas creencias".

Finalmente, invitó a todos los fieles para que esta jornada sea ocasión "de alegría y gratitud", así como "de oración, de súplica, de acción de gracias y de compromiso personal y comunitario con la formación de las nuevas generaciones".

Desde hace 8 años, cada 10 de septiembre, se celebra en Uruguay el Día de la Educación Católica en memoria del hecho histórico ocurrido en 1815 cuando José Artigas, prócer uruguayo, emitió un documento al Cabildo del Gobernador de Montevideo donde solicitaba a dos sacerdotes para que fundasen la Escuela de la Patria.

Con información de CEU.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading