Loading
 
 
 
Loading
 
"Hagan el bien y presten sin esperar nada, sin interés y su recompensa será grande", dijo el Papa en Casa Santa Marta
Loading
 
12 de Septiembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Jueves, 11-09-2014, Gaudium Press) La vida cristiana "no es una vida autorreferencial", pues apenas con un corazón misericordioso podemos verdaderamente seguir a Nuestro Señor Jesucristo amando a nuestros propios enemigos como el Señor nos pide, según el Papa Francisco, en la Misa celebrada este jueves 11, en la Casa Santa Marta.

Basándose en el pasaje del Evangelio de San Lucas, que muestra el momento en que el Señor indica el camino del amor sin límites, el Pontífice recordó que Jesús nos pide para rezar por aquellos que nos tratan mal. El Papa colocó la tónica sobre los verbos usados por Jesús: "Amén, hagan el bien, bendigan, recen y no se nieguen. Es dar a sí mismo, dar el corazón, precisamente a aquellos que nos desean el mal, que nos hacen mal, los enemigos. Esta es la novedad del Evangelio", dijo.

1.jpg

De acuerdo con el Santo Padre, Jesús nos hace ver que no hay mérito si apenas amamos a aquellas personas que también nos aman, pues los cristianos son llamados a amar sus enemigos: "Hagan el bien y presten sin esperar nada, sin interés y su recompensa será grande. El Evangelio es una novedad difícil de llevar adelante: seguir a Jesús".

Luego, el Papa aconsejó a los fieles reunidos en la Casa Santa Marta a caminar por las estradas del Hijo de Dios, teniendo un corazón misericordioso para realizar todo aquello que el Señor nos aconseja.

Además, el Papa Francisco resaltó el tema del perdón: "Todos los días decimos en el Padre Nuestro: ‘Perdónanos así como nosotros perdonamos'. Si yo no perdono, ¿cómo puedo pedir al Padre: Perdóname?", preguntó.

Cuando abordó el tema de la "locura de la Cruz de Cristo", conforme lo dicho por San Pablo, el Pontífice señaló que debemos "renunciar a aquella viveza del mundo para hacer todo aquello que Jesús nos dice", pues de hecho, "este es el camino de Jesús: la generosidad; el donarse sin medida".

"Ser cristiano no es fácil y nosotros podemos tornarnos cristianos solamente con la gracia de Dios, y no con nuestras fuerzas", destacó.

Al final de su homilía, el Papa Francisco explicó cuál sería la oración diaria a ser realizada para que seamos cada vez más misericordiosos amando unos a otros: "Señor, dame la gracia de tornarme un buen cristiano, una buena cristiana, porque yo no consigo."

"Pidamos al Señor la gracia de entender qué es ser cristiano, y también la gracia de que Él nos haga, a nosotros, cristianos. Porque solos no seremos capaces", concluyó. (LMI)

 

 

Loading
"Hagan el bien y presten sin esperar nada, sin interés y su recompensa será grande", dijo el Papa en Casa Santa Marta

Ciudad del Vaticano (Jueves, 11-09-2014, Gaudium Press) La vida cristiana "no es una vida autorreferencial", pues apenas con un corazón misericordioso podemos verdaderamente seguir a Nuestro Señor Jesucristo amando a nuestros propios enemigos como el Señor nos pide, según el Papa Francisco, en la Misa celebrada este jueves 11, en la Casa Santa Marta.

Basándose en el pasaje del Evangelio de San Lucas, que muestra el momento en que el Señor indica el camino del amor sin límites, el Pontífice recordó que Jesús nos pide para rezar por aquellos que nos tratan mal. El Papa colocó la tónica sobre los verbos usados por Jesús: "Amén, hagan el bien, bendigan, recen y no se nieguen. Es dar a sí mismo, dar el corazón, precisamente a aquellos que nos desean el mal, que nos hacen mal, los enemigos. Esta es la novedad del Evangelio", dijo.

1.jpg

De acuerdo con el Santo Padre, Jesús nos hace ver que no hay mérito si apenas amamos a aquellas personas que también nos aman, pues los cristianos son llamados a amar sus enemigos: "Hagan el bien y presten sin esperar nada, sin interés y su recompensa será grande. El Evangelio es una novedad difícil de llevar adelante: seguir a Jesús".

Luego, el Papa aconsejó a los fieles reunidos en la Casa Santa Marta a caminar por las estradas del Hijo de Dios, teniendo un corazón misericordioso para realizar todo aquello que el Señor nos aconseja.

Además, el Papa Francisco resaltó el tema del perdón: "Todos los días decimos en el Padre Nuestro: ‘Perdónanos así como nosotros perdonamos'. Si yo no perdono, ¿cómo puedo pedir al Padre: Perdóname?", preguntó.

Cuando abordó el tema de la "locura de la Cruz de Cristo", conforme lo dicho por San Pablo, el Pontífice señaló que debemos "renunciar a aquella viveza del mundo para hacer todo aquello que Jesús nos dice", pues de hecho, "este es el camino de Jesús: la generosidad; el donarse sin medida".

"Ser cristiano no es fácil y nosotros podemos tornarnos cristianos solamente con la gracia de Dios, y no con nuestras fuerzas", destacó.

Al final de su homilía, el Papa Francisco explicó cuál sería la oración diaria a ser realizada para que seamos cada vez más misericordiosos amando unos a otros: "Señor, dame la gracia de tornarme un buen cristiano, una buena cristiana, porque yo no consigo."

"Pidamos al Señor la gracia de entender qué es ser cristiano, y también la gracia de que Él nos haga, a nosotros, cristianos. Porque solos no seremos capaces", concluyó. (LMI)

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Piezas de diversos países escritas desde el siglo XII al XX componen la selección musical de la p ...
 
La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading