Loading
 
 
 
Loading
 
Oración y solidaridad: mensaje para el Mes de Respeto por la Vida en Estados Unidos
Loading
 
18 de Septiembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Washington (Jueves, 18-09-2014, Gaudium Press) El Cardenal Sean O'Malley, Arzobispo de Boston y Presidente del Comité para las Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), publicó el pasado 17 de septiembre el mensaje para el Mes de Respeto por la Vida que se celebrará en todo Estados Unidos en octubre. Durante ese mes se realizan actividades de oración y formación que en la presente edición girarán en torno a temáticas como la adopción, el aborto espontáneo, la sanación postaborto, el inadecuado tratamiento de los hijos como una propiedad y la conexión entre pobreza y aborto inducido.

Captura de pantalla de 2014-09-18 12:36:11.png
Uno de los afiches promocionales de la campaña del Mes de Respeto a la Vida en Estados unidos. Foto: USCCB.
El mensaje del Cardenal recuerda el deber de amor cristiano hacia todos, en especial los más vulnerables, e invita a la oración y la solidaridad como la forma de contrarrestar el avance de la mentalidad que desconoce la dignidad humana. "Incluso los más débiles y vulnerables, los enfermos, los ancianos, los niños por nacer y los pobres son obras de arte creadas por Dios, hechas a su imagen, destinadas a vivir para siempre y merecedoras del máximo respeto y reverencia", citó el Card. O'Malley, recordando las palabras del Papa Francisco con motivo de la Jornada por la Vida de 2013.

Un desafío permanente

El purpurado hizo un balance de la situación actual de esta materia en el país, con un preocupante diagnóstico. "Para las mujeres que enfrentan un embarazo no deseado, el aborto a menudo se presenta como su única 'opción'", denunció. "A un porcentaje grande de niños con prediagnóstico de síndrome de Down nunca se le da la oportunidad de vivir fuera del seno materno. Los miembros ancianos de nuestras familias temen convertirse en una carga y buscan el suicidio asistido por un médico".

"Estas tragedias atentan directamente contra el respeto por la vida, y representan una amenaza directa a toda la cultura de los derechos humanos", afirmó el Card. O'Malley. Estos ejemplos fueron presentados como ejemplos de marginación, desarraigo y opresión en medio de la cotidianidad de las ciudades. "¿Qué se puede hacer para evitar esto?", cuestionó entonces. "Debemos acercarnos a Jesús en la oración y en los sacramentos. Debemos pedir al Señor la gracia de vernos a nosotros y a los demás como él nos ve: como una obra maestra de su creación".

El purpurado sugirió intentar ver a los vulnerables con la sensibilidad de Dios para descubrir su dignidad y propuso el sentido de comunidad y solidaridad como antídoto ante el individualismo que amenaza la dignidad humana. También pidió a los católicos ofrecer un testimonio vivo del amor de Cristo a cada persona como recordatorio de su elevada dignidad y su vocación trascendente.

"Aunque reservamos el mes de octubre para rezar de manera particular por el respeto por la vida humana, nunca cesemos este trabajo urgente", concluyó el Cardenal. "El amor y la justicia deben motivarnos a cada uno de nosotros a trabajar para transformar nuestro corazón para que podamos transformar el mundo a nuestro alrededor".

Con información de Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos.

 

Loading
Oración y solidaridad: mensaje para el Mes de Respeto por la Vida en Estados Unidos

Washington (Jueves, 18-09-2014, Gaudium Press) El Cardenal Sean O'Malley, Arzobispo de Boston y Presidente del Comité para las Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), publicó el pasado 17 de septiembre el mensaje para el Mes de Respeto por la Vida que se celebrará en todo Estados Unidos en octubre. Durante ese mes se realizan actividades de oración y formación que en la presente edición girarán en torno a temáticas como la adopción, el aborto espontáneo, la sanación postaborto, el inadecuado tratamiento de los hijos como una propiedad y la conexión entre pobreza y aborto inducido.

Captura de pantalla de 2014-09-18 12:36:11.png
Uno de los afiches promocionales de la campaña del Mes de Respeto a la Vida en Estados unidos. Foto: USCCB.
El mensaje del Cardenal recuerda el deber de amor cristiano hacia todos, en especial los más vulnerables, e invita a la oración y la solidaridad como la forma de contrarrestar el avance de la mentalidad que desconoce la dignidad humana. "Incluso los más débiles y vulnerables, los enfermos, los ancianos, los niños por nacer y los pobres son obras de arte creadas por Dios, hechas a su imagen, destinadas a vivir para siempre y merecedoras del máximo respeto y reverencia", citó el Card. O'Malley, recordando las palabras del Papa Francisco con motivo de la Jornada por la Vida de 2013.

Un desafío permanente

El purpurado hizo un balance de la situación actual de esta materia en el país, con un preocupante diagnóstico. "Para las mujeres que enfrentan un embarazo no deseado, el aborto a menudo se presenta como su única 'opción'", denunció. "A un porcentaje grande de niños con prediagnóstico de síndrome de Down nunca se le da la oportunidad de vivir fuera del seno materno. Los miembros ancianos de nuestras familias temen convertirse en una carga y buscan el suicidio asistido por un médico".

"Estas tragedias atentan directamente contra el respeto por la vida, y representan una amenaza directa a toda la cultura de los derechos humanos", afirmó el Card. O'Malley. Estos ejemplos fueron presentados como ejemplos de marginación, desarraigo y opresión en medio de la cotidianidad de las ciudades. "¿Qué se puede hacer para evitar esto?", cuestionó entonces. "Debemos acercarnos a Jesús en la oración y en los sacramentos. Debemos pedir al Señor la gracia de vernos a nosotros y a los demás como él nos ve: como una obra maestra de su creación".

El purpurado sugirió intentar ver a los vulnerables con la sensibilidad de Dios para descubrir su dignidad y propuso el sentido de comunidad y solidaridad como antídoto ante el individualismo que amenaza la dignidad humana. También pidió a los católicos ofrecer un testimonio vivo del amor de Cristo a cada persona como recordatorio de su elevada dignidad y su vocación trascendente.

"Aunque reservamos el mes de octubre para rezar de manera particular por el respeto por la vida humana, nunca cesemos este trabajo urgente", concluyó el Cardenal. "El amor y la justicia deben motivarnos a cada uno de nosotros a trabajar para transformar nuestro corazón para que podamos transformar el mundo a nuestro alrededor".

Con información de Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El hecho fue calificado por el purpurado como "una bofetada al Santo Padre". ...
 
Los coros de la Arquidiócesis participaron en un encuentro especial en el mes de noviembre. ...
 
Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading