Loading
 
 
 
Loading
 
Santo Padre celebra Acción de Gracias por el bicentenario de la restauración de la Compañía de Jesús
Loading
 
30 de Septiembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Martes, 30-06-2014, Gaudium Press) La Iglesia del Gesù, considerada la "Iglesia Madre de los Jesuitas", localizada en el centro de Roma, acogió la celebración del Papa Francisco por ocasión de las Vísperas y Acción de Gracias por el bicentenario de la restauración de la Compañía fundada por San Ignacio de Loyola.

1.jpg
Pontífice a los Jesuitas: "somos llamados a recuperar nuestra memoria,
recordando los beneficios recibidos y los dones particulares"
- Foto: Radio Vaticana

En su homilía, el Santo Padre, luego después de rememorar los momentos más difíciles que la compañía ya pasó, reforzó la importancia de la restauración de los Jesuitas, la cual "somos llamados a recuperar nuestra memoria, recordando los beneficios recibidos y los dones particulares".

"No se salva nunca del conflicto con la inteligencia y con estrategias para resistir. En la confusión y delante de la humillación, la Compañía prefirió vivir el discernimiento de la voluntad de Dios, sin buscar un modo para salir del conflicto de manera aparentemente tranquila."

Según el Papa, delante de la humillación, la Compañía prefirió vivir el discernimiento de la voluntad de Dios, siendo el único que salva del egoísmo y del mundanismo.

El Pontífice cree que debemos reconocernos pecadores, pues esto significa colocarse en la actitud justa para recibir la consolación de Dios.
La Compañía, prosiguió, "permaneció fiel al fin para el cual había sido fundada", estableciendo siempre la caridad, unión, obediencia, paciencia, simplicidad evangélica, verdadera amistad con Dios y total confianza en el Señor.

"Dios es misericordioso, Dios corona de misericordia. Dios nos quiere bien y nos salva. A veces el camino que conduce a la vida es estrecho, pero la tribulación, si vivida a la luz de la misericordia, nos purifica como el fuego, nos da tanta consolación e inflama nuestro corazón aficionándolo a la oración", resaltó.

Todavía conforme el Santo Padre, "nuestros hermanos jesuitas en la supresión fueron ardientes en el espíritu y el servicio del Señor", pues "alegres en la esperanza, constantes en la tribulación", siempre fueron "perseverantes en la oración". (LMI)

Loading
Santo Padre celebra Acción de Gracias por el bicentenario de la restauración de la Compañía de Jesús

Ciudad del Vaticano (Martes, 30-06-2014, Gaudium Press) La Iglesia del Gesù, considerada la "Iglesia Madre de los Jesuitas", localizada en el centro de Roma, acogió la celebración del Papa Francisco por ocasión de las Vísperas y Acción de Gracias por el bicentenario de la restauración de la Compañía fundada por San Ignacio de Loyola.

1.jpg
Pontífice a los Jesuitas: "somos llamados a recuperar nuestra memoria,
recordando los beneficios recibidos y los dones particulares"
- Foto: Radio Vaticana

En su homilía, el Santo Padre, luego después de rememorar los momentos más difíciles que la compañía ya pasó, reforzó la importancia de la restauración de los Jesuitas, la cual "somos llamados a recuperar nuestra memoria, recordando los beneficios recibidos y los dones particulares".

"No se salva nunca del conflicto con la inteligencia y con estrategias para resistir. En la confusión y delante de la humillación, la Compañía prefirió vivir el discernimiento de la voluntad de Dios, sin buscar un modo para salir del conflicto de manera aparentemente tranquila."

Según el Papa, delante de la humillación, la Compañía prefirió vivir el discernimiento de la voluntad de Dios, siendo el único que salva del egoísmo y del mundanismo.

El Pontífice cree que debemos reconocernos pecadores, pues esto significa colocarse en la actitud justa para recibir la consolación de Dios.
La Compañía, prosiguió, "permaneció fiel al fin para el cual había sido fundada", estableciendo siempre la caridad, unión, obediencia, paciencia, simplicidad evangélica, verdadera amistad con Dios y total confianza en el Señor.

"Dios es misericordioso, Dios corona de misericordia. Dios nos quiere bien y nos salva. A veces el camino que conduce a la vida es estrecho, pero la tribulación, si vivida a la luz de la misericordia, nos purifica como el fuego, nos da tanta consolación e inflama nuestro corazón aficionándolo a la oración", resaltó.

Todavía conforme el Santo Padre, "nuestros hermanos jesuitas en la supresión fueron ardientes en el espíritu y el servicio del Señor", pues "alegres en la esperanza, constantes en la tribulación", siempre fueron "perseverantes en la oración". (LMI)


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Ayer, los grandes santuarios marianos de la Argentina se vieron colmados de fieles ...
 
La "Babilonia caldaica era una ciudad muy poderosa e importante, que se podría considerar la metró ...
 
Corría el año de 1823, y aún no se había proclamado el dogma de la Inmaculada Concepción, ese q ...
 
Las acciones del grupo terrorista anticristiano Boko Haram bloquean la producción de alimentos. ...
 
Cada mes de mayo el rosal florece nuevamente junto al ábside del templo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading