Loading
 
 
 
Loading
 
En la Audiencia General el Papa habló de los carismas y su función en la comunidad cristiana
Loading
 
1 de Octubre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 01-10-2014, Gaudium Press) En una Plaza de San Pedro con decenas de miles de peregrinos, los carismas y su influjo en la comunidad cristiana fue el tema de la Audiencia General de hoy miércoles, audiencias en las que el Pontífice ha tratado sobre la Iglesia.

"Desde el principio, el Señor ha colmado a la Iglesia con los dones de su Espíritu, haciendo que así sea siempre viva... y entre estos dones se distinguen algunos que son particularmente valiosos para la edificación y el camino de la comunidad cristiana: son los carismas".

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El Papa primero definió lo que son los carismas en una concepción cristiana: "En la perspectiva cristiana, el carisma es mucho más que una cualidad personal, una predisposición o una dote: el carisma es una gracia, un don concedido por Dios Padre, a través de la acción del Espíritu Santo...para que con la misma gratuidad y el mismo amor lo pongamos al servicio de toda la comunidad, para el bien de todos".

El Pontífice invitó a que cada uno se preguntase si poseía uno de esos dones especiales dados por Dios, y si lo había puesto al servicio de todos, o si lo había dejado en el olvido o, peor, había sido objeto de su orgullo.

Hay una experiencia maravillosa que trasmitió el Papa, y es la de "descubrir de cuántos carismas diferentes y de cuantos dones de su Espíritu llena el Padre su Iglesia. Esto no debe considerarse como una fuente de confusión o de malestar: todos son regalos que Dios da a la comunidad cristiana, para que crezca en armonía, en la fe y en su amor, como un solo cuerpo, el cuerpo de Cristo. El mismo Espíritu que otorga esta diversidad de carismas, construye también la unidad de la Iglesia". La diversidad no puede ser fuente de desunión sino de unión, pues en la comunidad cristiana "nos necesitamos unos a otros".

Finalmente el Pontífice aprovechó la ocasión de la fiesta de hoy, en que la Iglesia conmemora a Santa Teresita del Niño Jesús, quien "amaba tanto a la Iglesia que quería ser misionera... Decía: Quiero hacer, esto y aquello y lo otro..Quería tener todos los carismas. Y cuando fue a rezar sintió que su carisma era el amor y entonces dijo esta hermosa frase: 'En el corazón de la Iglesia seré el amor'. Y este carisma, la capacidad de amar, la tenemos todos. Pidamos hoy a Santa Teresa de Jesús esta capacidad de amar tanto a la Iglesia... y de aceptar todos los carismas con el amor de hijos de la Iglesia, de nuestra santa madre Iglesia jerárquica".

Con información de Radio Vaticano

Loading
En la Audiencia General el Papa habló de los carismas y su función en la comunidad cristiana

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 01-10-2014, Gaudium Press) En una Plaza de San Pedro con decenas de miles de peregrinos, los carismas y su influjo en la comunidad cristiana fue el tema de la Audiencia General de hoy miércoles, audiencias en las que el Pontífice ha tratado sobre la Iglesia.

"Desde el principio, el Señor ha colmado a la Iglesia con los dones de su Espíritu, haciendo que así sea siempre viva... y entre estos dones se distinguen algunos que son particularmente valiosos para la edificación y el camino de la comunidad cristiana: son los carismas".

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El Papa primero definió lo que son los carismas en una concepción cristiana: "En la perspectiva cristiana, el carisma es mucho más que una cualidad personal, una predisposición o una dote: el carisma es una gracia, un don concedido por Dios Padre, a través de la acción del Espíritu Santo...para que con la misma gratuidad y el mismo amor lo pongamos al servicio de toda la comunidad, para el bien de todos".

El Pontífice invitó a que cada uno se preguntase si poseía uno de esos dones especiales dados por Dios, y si lo había puesto al servicio de todos, o si lo había dejado en el olvido o, peor, había sido objeto de su orgullo.

Hay una experiencia maravillosa que trasmitió el Papa, y es la de "descubrir de cuántos carismas diferentes y de cuantos dones de su Espíritu llena el Padre su Iglesia. Esto no debe considerarse como una fuente de confusión o de malestar: todos son regalos que Dios da a la comunidad cristiana, para que crezca en armonía, en la fe y en su amor, como un solo cuerpo, el cuerpo de Cristo. El mismo Espíritu que otorga esta diversidad de carismas, construye también la unidad de la Iglesia". La diversidad no puede ser fuente de desunión sino de unión, pues en la comunidad cristiana "nos necesitamos unos a otros".

Finalmente el Pontífice aprovechó la ocasión de la fiesta de hoy, en que la Iglesia conmemora a Santa Teresita del Niño Jesús, quien "amaba tanto a la Iglesia que quería ser misionera... Decía: Quiero hacer, esto y aquello y lo otro..Quería tener todos los carismas. Y cuando fue a rezar sintió que su carisma era el amor y entonces dijo esta hermosa frase: 'En el corazón de la Iglesia seré el amor'. Y este carisma, la capacidad de amar, la tenemos todos. Pidamos hoy a Santa Teresa de Jesús esta capacidad de amar tanto a la Iglesia... y de aceptar todos los carismas con el amor de hijos de la Iglesia, de nuestra santa madre Iglesia jerárquica".

Con información de Radio Vaticano


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Piezas de diversos países escritas desde el siglo XII al XX componen la selección musical de la p ...
 
La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading