Loading
 
 
 
Loading
 
La Iglesia reza por nosotros, "cuando caminamos por las tinieblas", afirma el Papa Francisco
Loading
 
1 de Octubre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 01-09-2014, Gaudium Press) La Casa Santa Marta acogió este martes 30, la Misa celebrada por el Papa Francisco, que inspirado por la Primera Lectura del día, extraída del libro de Job, afirmó que el personaje bíblico "fue colocado a prueba, perdió toda la familia, todos los bienes y la salud" y "todo su cuerpo se transformó en una llaga". Como se recuerda, Job llegó a maldecir el día en que nació.

"Muchas veces, oigo personas que están pasando por situaciones difíciles, dolorosas, en que perdieron todo, se sienten solas y abandonadas. Vienen a reclamar y me preguntan: ‘¿por qué?' Y se rebelan contra Dios. Yo entonces les digo: ‘Continúe rezando así, porque esto es una oración. ¿Cuándo Jesús dijo a su Padre ‘¿Por qué me abandonaste?' ¡Él estaba rezando!", dijo.

1.jpg

Según el Pontífice, así como Job, "muchos hermanos y hermanas están sin esperanza", como los millares de hermanos, que, por ser cristianos, sufren persecuciones, "son expulsados de sus casas y quedan sin nada".

Luego, el Santo Padre invitó nuevamente a los fieles a pensar en los ancianos, que en la mayoría de los casos, son dejados de lado por sus familiares.

El Papa recordó que "la Iglesia reza por todas estas personas, y también por nosotros, cuando caminamos por las tinieblas", asumiendo nuestro dolor.

El Papa Francisco recordó a Santa Teresa del Niño Jesús, que en los últimos meses de su vida pensaba apenas en el cielo, en medio de sus dolores.

"Tantas veces pasamos por esta situación, vivimos esta situación. Y tanta gente que solamente piensa en acabar en la nada. Y ella, Santa Teresa, oraba y pedía fuerza para seguir adelante, en la oscuridad. Esto se llama 'entrar en paciencia' ".
Finalizando, el Papa indicó a los presentes dos actitudes que pueden ser útiles en esas situaciones: la primera, "prepararse para cuando venga la oscuridad", cuando ponemos nuestro corazón en la perspectiva de los momentos más difíciles de nuestras vidas. La segunda sería "rezar, como reza la Iglesia, por tantos hermanos y hermanas que sufren el exilio de sí propios, en la oscuridad y en el sufrimiento, sin una esperanza palpable". (LMI)

Loading
La Iglesia reza por nosotros, "cuando caminamos por las tinieblas", afirma el Papa Francisco

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 01-09-2014, Gaudium Press) La Casa Santa Marta acogió este martes 30, la Misa celebrada por el Papa Francisco, que inspirado por la Primera Lectura del día, extraída del libro de Job, afirmó que el personaje bíblico "fue colocado a prueba, perdió toda la familia, todos los bienes y la salud" y "todo su cuerpo se transformó en una llaga". Como se recuerda, Job llegó a maldecir el día en que nació.

"Muchas veces, oigo personas que están pasando por situaciones difíciles, dolorosas, en que perdieron todo, se sienten solas y abandonadas. Vienen a reclamar y me preguntan: ‘¿por qué?' Y se rebelan contra Dios. Yo entonces les digo: ‘Continúe rezando así, porque esto es una oración. ¿Cuándo Jesús dijo a su Padre ‘¿Por qué me abandonaste?' ¡Él estaba rezando!", dijo.

1.jpg

Según el Pontífice, así como Job, "muchos hermanos y hermanas están sin esperanza", como los millares de hermanos, que, por ser cristianos, sufren persecuciones, "son expulsados de sus casas y quedan sin nada".

Luego, el Santo Padre invitó nuevamente a los fieles a pensar en los ancianos, que en la mayoría de los casos, son dejados de lado por sus familiares.

El Papa recordó que "la Iglesia reza por todas estas personas, y también por nosotros, cuando caminamos por las tinieblas", asumiendo nuestro dolor.

El Papa Francisco recordó a Santa Teresa del Niño Jesús, que en los últimos meses de su vida pensaba apenas en el cielo, en medio de sus dolores.

"Tantas veces pasamos por esta situación, vivimos esta situación. Y tanta gente que solamente piensa en acabar en la nada. Y ella, Santa Teresa, oraba y pedía fuerza para seguir adelante, en la oscuridad. Esto se llama 'entrar en paciencia' ".
Finalizando, el Papa indicó a los presentes dos actitudes que pueden ser útiles en esas situaciones: la primera, "prepararse para cuando venga la oscuridad", cuando ponemos nuestro corazón en la perspectiva de los momentos más difíciles de nuestras vidas. La segunda sería "rezar, como reza la Iglesia, por tantos hermanos y hermanas que sufren el exilio de sí propios, en la oscuridad y en el sufrimiento, sin una esperanza palpable". (LMI)


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Basílica es uno de los más importantes lugares de oración por las víctimas y sus familiares. ...
 
Hasta el momento se han publicado más de 230 grabaciones del libro litúrgico oficial de la Iglesia ...
 
Tres camiones de provisiones fueron detenidos antes de llegar al centro de acopio de Cáritas y desv ...
 
El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Tras ocho años, los obispos del Ecuador realizarán su visita Ad Limina. Del 25 al 29 de septiembre ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading