Loading
 
 
 
Loading
 
La fuerza de la oración de la Iglesia es capaz de curarnos, dijo el Papa en Casa Santa Marta
Loading
 
28 de Octubre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Martes, 28-10-2014, Gaudium Press) Hoy en su homilía en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco meditó acerca del Evangelio del día, que narra el nacimiento de la Iglesia y el llamado a los Apóstoles, además de la lectura de San Pablo, que ejemplifica a la Iglesia con un edificio que crece "bien ordenado" sobre sus cimientos. Jesús se retira a orar, después elige a los doce y, al mismo tiempo, acoge y cura a quien trata de tocarlo:

1.JPG
Foto: Radio Vaticano

"Jesús ora, Jesús llama, Jesús elige, Jesús envía a los discípulos, Jesús cura a la muchedumbre. En este templo, este Jesús que es la piedra angular hace todo este trabajo: es Él quien lleva adelante la Iglesia de este modo. Como decía Pablo, esta Iglesia está edificada sobre el fundamento de los Apóstoles. Este que Él ha elegido aquí: eligió a doce. Todos pecadores, todos. Judas no era el más pecador: no sé quién haya sido el más pecador... Judas, pobrecito, es aquel que se cerró al amor y por esto se convirtió en traidor. Pero todos escaparon en el momento difícil de la Pasión y dejaron solo a Jesús. Todos son pecadores. Pero Él los eligió".

El Papa insistió en nuestra condición de "enraizados" en la Iglesia, de pertenencia a la Iglesia, a pesar de nuestra frágil naturaleza.

"Nosotros somos ciudadanos, conciudadanos de esta Iglesia. Si nosotros no entramos en este templo y formamos parte de esta construcción a fin de que el Espíritu Santo habite en nosotros, nosotros no estamos en la Iglesia. Nosotros estamos en la puerta y miramos: ‘Pero, qué bello... sí, esto es bello...'. Cristianos que no van más allá de la recepción de la Iglesia: sólo allí, en la puerta... ‘Pero sí, soy católico, sí, pero no demasiado... así...".

El Pontífice insistió en la idea de que Jesús no tuvo problema en escoger como una de sus columnas a un pecador, a quien después curó:

"A Jesús no le importó el pecado de Pedro: buscaba su corazón. Pero para encontrar este corazón y para curarlo. Jesús que reza y Jesús que cura, también por cada uno de nosotros. Nosotros no podemos comprender a la Iglesia sin este Jesús que reza y sin este Jesús que cura. Que el Espíritu Santo nos haga comprender, a todos nosotros, esta Iglesia que tiene la fuerza en la oración de Jesús por nosotros y que es capaz de curarnos. A todos nosotros".

Con información de Radio Vaticano

Loading
La fuerza de la oración de la Iglesia es capaz de curarnos, dijo el Papa en Casa Santa Marta

Ciudad del Vaticano (Martes, 28-10-2014, Gaudium Press) Hoy en su homilía en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco meditó acerca del Evangelio del día, que narra el nacimiento de la Iglesia y el llamado a los Apóstoles, además de la lectura de San Pablo, que ejemplifica a la Iglesia con un edificio que crece "bien ordenado" sobre sus cimientos. Jesús se retira a orar, después elige a los doce y, al mismo tiempo, acoge y cura a quien trata de tocarlo:

1.JPG
Foto: Radio Vaticano

"Jesús ora, Jesús llama, Jesús elige, Jesús envía a los discípulos, Jesús cura a la muchedumbre. En este templo, este Jesús que es la piedra angular hace todo este trabajo: es Él quien lleva adelante la Iglesia de este modo. Como decía Pablo, esta Iglesia está edificada sobre el fundamento de los Apóstoles. Este que Él ha elegido aquí: eligió a doce. Todos pecadores, todos. Judas no era el más pecador: no sé quién haya sido el más pecador... Judas, pobrecito, es aquel que se cerró al amor y por esto se convirtió en traidor. Pero todos escaparon en el momento difícil de la Pasión y dejaron solo a Jesús. Todos son pecadores. Pero Él los eligió".

El Papa insistió en nuestra condición de "enraizados" en la Iglesia, de pertenencia a la Iglesia, a pesar de nuestra frágil naturaleza.

"Nosotros somos ciudadanos, conciudadanos de esta Iglesia. Si nosotros no entramos en este templo y formamos parte de esta construcción a fin de que el Espíritu Santo habite en nosotros, nosotros no estamos en la Iglesia. Nosotros estamos en la puerta y miramos: ‘Pero, qué bello... sí, esto es bello...'. Cristianos que no van más allá de la recepción de la Iglesia: sólo allí, en la puerta... ‘Pero sí, soy católico, sí, pero no demasiado... así...".

El Pontífice insistió en la idea de que Jesús no tuvo problema en escoger como una de sus columnas a un pecador, a quien después curó:

"A Jesús no le importó el pecado de Pedro: buscaba su corazón. Pero para encontrar este corazón y para curarlo. Jesús que reza y Jesús que cura, también por cada uno de nosotros. Nosotros no podemos comprender a la Iglesia sin este Jesús que reza y sin este Jesús que cura. Que el Espíritu Santo nos haga comprender, a todos nosotros, esta Iglesia que tiene la fuerza en la oración de Jesús por nosotros y que es capaz de curarnos. A todos nosotros".

Con información de Radio Vaticano


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Las acciones del grupo terrorista anticristiano Boko Haram bloquean la producción de alimentos. ...
 
Cada mes de mayo el rosal florece nuevamente junto al ábside del templo. ...
 
El evento es organizado por la Pontificia Unión Misional de Polonia, que cumple 100 años de funda ...
 
La misa se realizará a las 19:30 horas en San Francisco el Grande ...
 
Iniciada en este mes de diciembre, la 27ª edición de la Exposición Franciscana de Pesebres tiene ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading