Loading
 
 
 
Loading
 
Obispo de Quilmes, Argentina, advirtió que la drogra es como la guerra, que todo lo destruye
Loading
 
24 de Noviembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Quilmes (Lunes, 24-11-2014, Gaudium Press) El obispo de Quilmes, Argentina, Mons. Carlos José Tissera advirtió que la droga es "como la guerra, que todo lo destruye. Es sinónimo de muerte". Esto lo hizo al presidir la XIX Misa de la Esperanza en el predio donde se encuentra en monumento a los caídos en las Islas Malvinas.

Al tiempo que manifestó su solidaridad con todos los que sufren por la adicción de las drogas, Mons. Tissera animó a "no bajar los brazos" en la lucha contra el flagelo.

El prelado advirtió que "la realidad de las familias de los barrios y ciudades de nuestra diócesis, y del país, necesita medidas urgentes. Si las dirigencias políticas y sociales no toman medidas perentorias costará mucho tiempo y sangre erradicar estas mafias que han ganado espacios cada vez más vastos".

"Entiendo que la agenda política debe responder a las necesidades de la gente. Defender a las familias del monstruo de la droga, es una necesidad de nuestra gente. Y con más razón una necesidad de los más pobres e indefensos, que jamás podrían comprar la droga que erróneamente algunos califican como ‘inofensiva', y entonces, será el ‘paco' el que seguirá quemando el cerebro de lo más tierno de nuestra sociedad. A veces la ambición del poder, en cualquiera de sus formas, hace olvidar la necesidad de los humildes", sostuvo.

El obispo felicitó a la Pastoral de Adicciones de la diócesis de Quilmes, a numerosas otras instituciones empeñadas en la lucha contra la drogodependencia, y a "todo el trabajo pastoral de nuestras capillas y parroquias, que en relación con la Pastoral de Adicciones promueven la contención de las familias, el acompañamiento y la reinserción social de los adictos".

Tras insistir en pedir que "la droga no nos robe la esperanza", animó a todos los que buscan una salida: "A los que han caído en el consumo, te decimos: ‘Podés levantarte; podés comenzar de nuevo; Jesús carga con vos tu cruz; pero dejate ayudar. Saldrás, pero nunca solo'".

"Ayudémonos entre todos. Salgamos de nuestra privacidad cómoda, y estemos unidos junto a los más frágiles y débiles. Sigamos con los que reclaman un pedazo de tierra para vivir dignamente; sigamos acompañando el dolor de los que pierden a sus hijas por el negocio abominable de la trata de personas; sigamos apoyando las políticas de verdadera inclusión", concluyó.

Con información de AICA

Loading
Obispo de Quilmes, Argentina, advirtió que la drogra es como la guerra, que todo lo destruye

Quilmes (Lunes, 24-11-2014, Gaudium Press) El obispo de Quilmes, Argentina, Mons. Carlos José Tissera advirtió que la droga es "como la guerra, que todo lo destruye. Es sinónimo de muerte". Esto lo hizo al presidir la XIX Misa de la Esperanza en el predio donde se encuentra en monumento a los caídos en las Islas Malvinas.

Al tiempo que manifestó su solidaridad con todos los que sufren por la adicción de las drogas, Mons. Tissera animó a "no bajar los brazos" en la lucha contra el flagelo.

El prelado advirtió que "la realidad de las familias de los barrios y ciudades de nuestra diócesis, y del país, necesita medidas urgentes. Si las dirigencias políticas y sociales no toman medidas perentorias costará mucho tiempo y sangre erradicar estas mafias que han ganado espacios cada vez más vastos".

"Entiendo que la agenda política debe responder a las necesidades de la gente. Defender a las familias del monstruo de la droga, es una necesidad de nuestra gente. Y con más razón una necesidad de los más pobres e indefensos, que jamás podrían comprar la droga que erróneamente algunos califican como ‘inofensiva', y entonces, será el ‘paco' el que seguirá quemando el cerebro de lo más tierno de nuestra sociedad. A veces la ambición del poder, en cualquiera de sus formas, hace olvidar la necesidad de los humildes", sostuvo.

El obispo felicitó a la Pastoral de Adicciones de la diócesis de Quilmes, a numerosas otras instituciones empeñadas en la lucha contra la drogodependencia, y a "todo el trabajo pastoral de nuestras capillas y parroquias, que en relación con la Pastoral de Adicciones promueven la contención de las familias, el acompañamiento y la reinserción social de los adictos".

Tras insistir en pedir que "la droga no nos robe la esperanza", animó a todos los que buscan una salida: "A los que han caído en el consumo, te decimos: ‘Podés levantarte; podés comenzar de nuevo; Jesús carga con vos tu cruz; pero dejate ayudar. Saldrás, pero nunca solo'".

"Ayudémonos entre todos. Salgamos de nuestra privacidad cómoda, y estemos unidos junto a los más frágiles y débiles. Sigamos con los que reclaman un pedazo de tierra para vivir dignamente; sigamos acompañando el dolor de los que pierden a sus hijas por el negocio abominable de la trata de personas; sigamos apoyando las políticas de verdadera inclusión", concluyó.

Con información de AICA


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Así que la fuerza de la gracia con sus ángeles y apóstoles dispuestos al martirio, se desplazó ...
 
Lejos de declinar, un informe sobre la libertad religiosa en los últimos tres años arroja resultad ...
 
La muestra, que se podrá apreciar hasta el 28 de enero de 2018, tiene como eje central la obra maes ...
 
La Consagración se realizó al término de 54 días de preparación espiritual de la Diócesis. ...
 
El suceso se registró en el Congreso Nacional Mariano del país, el 13 de octubre de 2017. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading