Loading
 
 
 
Loading
 
Más de 35 mil religiosas y sacerdotes ancianos se beneficiarán con colecta en los Estados Unidos
Loading
 
4 de Diciembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Washington (Jueves, 04-12-2014, Gaudium Press) El próximo 13 y 14 de diciembre la Iglesia en los Estados Unidos realizará la 27ª colecta anual nacional del Fondo para la Jubilación de Religiosos (RFR, por sus siglas en inglés), que es coordinada por la Oficina Nacional para la Jubilación de Religiosos (NRRO), y con la cual se prevé se beneficien este 2014 más de 35 mil religiosos, religiosas y sacerdotes ancianos de órdenes religiosas.

La colecta, que es impulsada por los propios Obispos de los Estados Unidos, tiene el propósito de apoyar a las comunidades religiosas que carecen de los recursos necesarios para cubrir los altos costos de jubilación y los cuidados médicos que deben recibir los sacerdotes y religiosas en edad avanzada.

Por mucho tiempo los sacerdotes de órdenes religiosas, los hermanos y las hermanas realizaron su servicio recibiendo estipendios que solo cubrían sus necesidades diarias. Esto llevó a que las comunidades, con el pasar de los años, careciesen de ahorros para la jubilación de sus miembros.

Fondo para la Jubilación de Religiosos.jpg

Adicional a ello los sacerdotes y religiosos ancianos hoy superan en número a los más jóvenes que tienen salario, un factor que lleva a muchas comunidades a no tener los fondos necesarios para atender las necesidades de los más mayores. "Un 68 por ciento de los religiosos en las comunidades que proporcionan datos a la NRRO son mayores de 70 años, y los salarios de los que trabajan en ministerios compensados no puede seguir el ritmo del creciente costo de la atención para los mayores. En 2013 solamente el costo total de la atención médica para las religiosas y los religiosos fue más de $1.2 mil millones", expone el Fondo para la Jubilación de Religiosos en un comunicado de prensa.

Debido a estas circunstancias, los Obispos Católicos de los Estados Unidos iniciaron en 1988 la colecta anual para resolver la significativa carencia de financiación para la jubilación de los miembros de las comunidades religiosas en el país. Desde entonces los recursos colectados, que se obtienen gracias a los aportes generosos de los fieles, se distribuyen a las comunidades religiosas elegibles para ayudar a financiar los gastos jubilación, así como la atención médica que los religiosos ancianos deban recibir.

Desde que se realizó por primera vez esta campaña se ha logrado recaudar más de 798 millones de dólares, donde aproximadamente el 93 por ciento ha servido para apoyar directamente a los religiosos ancianos y sus comunidades. Pese a esto, los recursos todavía no son suficientes, como lo expone el RFR: "Las comunidades religiosas siguen careciendo de fondos suficientes para cubrir los altos costos de su jubilación y sus cuidados médicos. De las 590 comunidades que enviaron sus datos a la NRRO en 2013, menos de 8 por ciento estaban completamente financiadas para su jubilación".

Pero no todo es negativo; en los años más recientes la Oficina Nacional para la Jubilación de Religiosos ha duplicado sus esfuerzos y comenzó una iniciativa para ayudar a las comunidades a examinar cuáles son las causas que las han llevado a la escasez de fondos para la jubilación de sus religiosos y sacerdotes. En la mayoría de ellas se observó que la poca estabilidad financiera se debe, sobre todo, al mantenimiento de sus propiedades, la mayoría de ellas anticuadas. Una situación que se remedió en gran medida con la creación de programas y recursos educativos relacionados con la planeación y administración de las propiedades, que se han empezado a ejecutar gracias a un subsidio de 2.5 millones de dólares que recibió en 2013 la Oficina Nacional para la Jubilación de Religiosos.

Asimismo, como comentó la hermana Janice Bader, religiosa de la comunidad de la Preciosa Sangre y directora ejecutiva de la NRRO, "a pesar de las preocupantes estadísticas, muchas comunidades religiosos han hecho grandes avances en resolver sus déficits de financiación, y las contribuciones al Fondo para la Jubilación de Religiosos han impulsado este progreso". Igualmente, como continuó la hermana, "los religiosos se sienten sobrecogidos por los generosos donativos a este fondo y están decididos a sacar el máximo provecho a cada dólar".

Esta colecta se llevará a cabo a partir del próximo sábado y durante el domingo en las celebraciones Eucarísticas de la mayoría de las parroquias de los Estados Unidos.

Con información de www.retiredreligious.org.

Loading
Más de 35 mil religiosas y sacerdotes ancianos se beneficiarán con colecta en los Estados Unidos

Washington (Jueves, 04-12-2014, Gaudium Press) El próximo 13 y 14 de diciembre la Iglesia en los Estados Unidos realizará la 27ª colecta anual nacional del Fondo para la Jubilación de Religiosos (RFR, por sus siglas en inglés), que es coordinada por la Oficina Nacional para la Jubilación de Religiosos (NRRO), y con la cual se prevé se beneficien este 2014 más de 35 mil religiosos, religiosas y sacerdotes ancianos de órdenes religiosas.

La colecta, que es impulsada por los propios Obispos de los Estados Unidos, tiene el propósito de apoyar a las comunidades religiosas que carecen de los recursos necesarios para cubrir los altos costos de jubilación y los cuidados médicos que deben recibir los sacerdotes y religiosas en edad avanzada.

Por mucho tiempo los sacerdotes de órdenes religiosas, los hermanos y las hermanas realizaron su servicio recibiendo estipendios que solo cubrían sus necesidades diarias. Esto llevó a que las comunidades, con el pasar de los años, careciesen de ahorros para la jubilación de sus miembros.

Fondo para la Jubilación de Religiosos.jpg

Adicional a ello los sacerdotes y religiosos ancianos hoy superan en número a los más jóvenes que tienen salario, un factor que lleva a muchas comunidades a no tener los fondos necesarios para atender las necesidades de los más mayores. "Un 68 por ciento de los religiosos en las comunidades que proporcionan datos a la NRRO son mayores de 70 años, y los salarios de los que trabajan en ministerios compensados no puede seguir el ritmo del creciente costo de la atención para los mayores. En 2013 solamente el costo total de la atención médica para las religiosas y los religiosos fue más de $1.2 mil millones", expone el Fondo para la Jubilación de Religiosos en un comunicado de prensa.

Debido a estas circunstancias, los Obispos Católicos de los Estados Unidos iniciaron en 1988 la colecta anual para resolver la significativa carencia de financiación para la jubilación de los miembros de las comunidades religiosas en el país. Desde entonces los recursos colectados, que se obtienen gracias a los aportes generosos de los fieles, se distribuyen a las comunidades religiosas elegibles para ayudar a financiar los gastos jubilación, así como la atención médica que los religiosos ancianos deban recibir.

Desde que se realizó por primera vez esta campaña se ha logrado recaudar más de 798 millones de dólares, donde aproximadamente el 93 por ciento ha servido para apoyar directamente a los religiosos ancianos y sus comunidades. Pese a esto, los recursos todavía no son suficientes, como lo expone el RFR: "Las comunidades religiosas siguen careciendo de fondos suficientes para cubrir los altos costos de su jubilación y sus cuidados médicos. De las 590 comunidades que enviaron sus datos a la NRRO en 2013, menos de 8 por ciento estaban completamente financiadas para su jubilación".

Pero no todo es negativo; en los años más recientes la Oficina Nacional para la Jubilación de Religiosos ha duplicado sus esfuerzos y comenzó una iniciativa para ayudar a las comunidades a examinar cuáles son las causas que las han llevado a la escasez de fondos para la jubilación de sus religiosos y sacerdotes. En la mayoría de ellas se observó que la poca estabilidad financiera se debe, sobre todo, al mantenimiento de sus propiedades, la mayoría de ellas anticuadas. Una situación que se remedió en gran medida con la creación de programas y recursos educativos relacionados con la planeación y administración de las propiedades, que se han empezado a ejecutar gracias a un subsidio de 2.5 millones de dólares que recibió en 2013 la Oficina Nacional para la Jubilación de Religiosos.

Asimismo, como comentó la hermana Janice Bader, religiosa de la comunidad de la Preciosa Sangre y directora ejecutiva de la NRRO, "a pesar de las preocupantes estadísticas, muchas comunidades religiosos han hecho grandes avances en resolver sus déficits de financiación, y las contribuciones al Fondo para la Jubilación de Religiosos han impulsado este progreso". Igualmente, como continuó la hermana, "los religiosos se sienten sobrecogidos por los generosos donativos a este fondo y están decididos a sacar el máximo provecho a cada dólar".

Esta colecta se llevará a cabo a partir del próximo sábado y durante el domingo en las celebraciones Eucarísticas de la mayoría de las parroquias de los Estados Unidos.

Con información de www.retiredreligious.org.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Al comentar el evangelio dominical, en la meditación previa al Ángelus, el Papa Francisco pidió a ...
 
La Basílica es uno de los más importantes lugares de oración por las víctimas y sus familiares. ...
 
Hasta el momento se han publicado más de 230 grabaciones del libro litúrgico oficial de la Iglesia ...
 
Tres camiones de provisiones fueron detenidos antes de llegar al centro de acopio de Cáritas y desv ...
 
El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading