Loading
 
 
 
Loading
 
Obispo de Avellaneda-Lanús, Argentina, invitó a vivir el Adviento como un camino hacia lo eterno
Loading
 
4 de Diciembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Avellaneda (Jueves, 04-12-2014, Gaudium Press) El obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, invitó a vivir el tiempo litúrgico de adviento como un camino hacia lo eterno, hacia lo absoluto, hacia Dios. El prelado propuso prepararse con actitud de vigilancia y prevención.

"Vigilancia es para no dormirnos, no estar desatentos, no estar distraídos, para no ser superficiales, irresponsables, para no dejar supeditado al egoísmo o dejarnos llevar por el consumo de la vida, o por los placeres del mundo, o por las presiones de los demás. Hay que estar despierto, con el corazón atento y vigilante".

Y "prevenidos porque podemos distraernos, podemos perder el objetivo, la finalidad. Quien piense que no necesita convertirse personalmente, que ya está todo jugado, que ya alcanzó la madurez, se puede equivocar. Todos estamos en tensión y siempre tenemos que tener una capacidad para aprender, para reparar y poder cambiar las cosas", dijo el prelado.

Monseñor Frassia invitó a pedirle al Señor que nos dé fuerzas para estar atentos, vigilantes y prevenidos, para "buscar el fin y saber poner los medios".

"Que en este Adviento, el Señor nos ayude a alcanzar la gracia de la conversión personal para modificar nuestro modo de vivir y nuestro modo de estar presente en la Iglesia y en el mundo", deseó al concluir su alocución radial por emisoras del conurbano y de la capital federal.

Con información de Aica

 

Loading
Obispo de Avellaneda-Lanús, Argentina, invitó a vivir el Adviento como un camino hacia lo eterno

Avellaneda (Jueves, 04-12-2014, Gaudium Press) El obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, invitó a vivir el tiempo litúrgico de adviento como un camino hacia lo eterno, hacia lo absoluto, hacia Dios. El prelado propuso prepararse con actitud de vigilancia y prevención.

"Vigilancia es para no dormirnos, no estar desatentos, no estar distraídos, para no ser superficiales, irresponsables, para no dejar supeditado al egoísmo o dejarnos llevar por el consumo de la vida, o por los placeres del mundo, o por las presiones de los demás. Hay que estar despierto, con el corazón atento y vigilante".

Y "prevenidos porque podemos distraernos, podemos perder el objetivo, la finalidad. Quien piense que no necesita convertirse personalmente, que ya está todo jugado, que ya alcanzó la madurez, se puede equivocar. Todos estamos en tensión y siempre tenemos que tener una capacidad para aprender, para reparar y poder cambiar las cosas", dijo el prelado.

Monseñor Frassia invitó a pedirle al Señor que nos dé fuerzas para estar atentos, vigilantes y prevenidos, para "buscar el fin y saber poner los medios".

"Que en este Adviento, el Señor nos ayude a alcanzar la gracia de la conversión personal para modificar nuestro modo de vivir y nuestro modo de estar presente en la Iglesia y en el mundo", deseó al concluir su alocución radial por emisoras del conurbano y de la capital federal.

Con información de Aica

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El decreto fue autorizado por el Papa en audiencia al Cardenal Angelo Amato el pasado 27 de febrero. ...
 
Bajo el paradójico título de "La brillante oscuridad de la noche", Sally Read relató notables exp ...
 
El domingo 26 de febrero se inauguró la 36º Exposición Diocesana en la que participan hermandades ...
 
La supuesta superación de los niveles de ruido no podrá ser argumentada como razón para cesar los ...
 
En su reflexión previa al Ángelus dominical, el Pontíce pide que el hombre no se apoye en los bie ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading