Loading
 
 
 
Loading
 
Los seis pasos para celebrar una Posada Navideña
Loading
 
18 de Diciembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Jueves, 18-12-2014, Gaudium Press) Llega Navidad y con ella las tradicionales celebraciones en preparación al gran acontecimiento del nacimiento de Jesús. Entre ellas están las conocidas Posadas, muy arraigadas en México, pero que también se festejan en países como Guatemala, El Salvador, Panamá y en la comunidad latina de los Estados Unidos.

Con esta conmemoración, que tiene lugar los nueve días antes de la Navidad, es decir, del 16 al 24 de diciembre, se hace memoria del peregrinaje que realizaron María y José desde que partieron de Nazaret hasta Belén, donde deben buscar un lugar para alojarse para el nacimiento del Niño Jesús. Familias, amigos y vecinos se reúnen y realizan representaciones en las que solicitan alojamiento como un gesto simbólico del camino que realizó la Familia de Nazaret hasta el nacimiento de Jesús.

Salina Canizales.jpg
Salina Canizales2.jpg
Las Posadas tienen su origen con el fraile agustino Diego Soria, quien introdujo en México la tradición de preparar el nacimiento de Jesús durante nueve días hasta la Navidad / Foto: Salinas Canizales.

Y ¿Cómo se realizan las posadas? Ofrecemos a continuación los seis pasos que se deben tener en cuenta para preparar la Natividad del Hijo de Dios por medio de las tradicionales Posadas.

1. Lo primero es la bienvenida. Se acostumbra que las Posadas ocurran en lugares diferentes cada noche, por lo que es importante que los anfitriones estén atentos a sus invitados. La acogida fortalece la buena convivencia y una buena actitud frente a la celebración que tendrá lugar.

2. Es importante procurar la integración, y una buena manera de hacerlo es a través de los villancicos. Estos cantos, al expresar alegría, preparan los corazones para lo que se conmemorará. Se aconseja que mientras se recibe a los invitados, la familia anfitriona reparta entre los asistentes hojas con las letras de los cantos para que así, poco a poco, todos se involucren en el festejo.

3. Rezar el Santo Rosario. Qué mejor manera que preparar la Navidad junto con Nuestra Señora, por eso se invita para que durante los nueve días de las Posadas se ofrezcan oraciones a través de la oración mariana.

4. La Letanía y procesión con las imágenes de los peregrinos María y José. Uno de los momentos más significativos de las Posadas es la procesión que la familia anfitriona e invitados realizan y en la que se representa el camino desde Nazaret hacia Belén. Mientras transcurre este recorrido se canta la Letanía, que es una serie de invocaciones que se cantan a la Virgen para alabarle en sus distintas advocaciones. Antiguamente la Letanía se decía en latín, pero hoy se hace en español para que los fieles comprendan mejor su significado.

5. La petición de la Posada. Para vivir más profundamente el sentido de esta celebración, se sugiere que una vez se llegue a la casa donde se pedirá posada, uno de los invitados realice una pequeña reflexión en torno a la preparación de la Navidad y se haga una petición por las necesidades de la comunidad o la familia. Al terminar la reflexión y tras el canto de los versos en honor a la Sagrada Familia, se abren las puertas de la casa para que los peregrinos ingresen como símbolo que la familia anfitriona ha abierto las puertas de su hogar a María y José.

6. Convivencia y piñata. Como un gesto fraterno, y alegoría de que se ha recibido en la casa a los santos de Nazaret, los anfitriones viven con sus invitados un momento de convivencia y alegría; comparten comida, se entregan los aguinaldos y se rompe la piñata, que fue utilizada tiempo atrás por los evangelizadores para simbolizar la tentación y los siete pecados capitales. Al culminar el encuentro, las imágenes de José y María permanecen esa noche en la casa que le sirvió de Posada, de donde partirán para su siguiente morada.

Las Posadas tienen su origen con el fraile agustino Diego Soria, quien introdujo en México la tradición de preparar el nacimiento de Jesús durante nueve días hasta la Navidad. Su propósito fue contrarrestar las celebraciones que realizaban los aztecas en honor a la dios del a guerra, las cuales tenían lugar precisamente en el tiempo de Navidad.

Con información de desdelafe.mx.

Loading
Los seis pasos para celebrar una Posada Navideña

Redacción (Jueves, 18-12-2014, Gaudium Press) Llega Navidad y con ella las tradicionales celebraciones en preparación al gran acontecimiento del nacimiento de Jesús. Entre ellas están las conocidas Posadas, muy arraigadas en México, pero que también se festejan en países como Guatemala, El Salvador, Panamá y en la comunidad latina de los Estados Unidos.

Con esta conmemoración, que tiene lugar los nueve días antes de la Navidad, es decir, del 16 al 24 de diciembre, se hace memoria del peregrinaje que realizaron María y José desde que partieron de Nazaret hasta Belén, donde deben buscar un lugar para alojarse para el nacimiento del Niño Jesús. Familias, amigos y vecinos se reúnen y realizan representaciones en las que solicitan alojamiento como un gesto simbólico del camino que realizó la Familia de Nazaret hasta el nacimiento de Jesús.

Salina Canizales.jpg
Salina Canizales2.jpg
Las Posadas tienen su origen con el fraile agustino Diego Soria, quien introdujo en México la tradición de preparar el nacimiento de Jesús durante nueve días hasta la Navidad / Foto: Salinas Canizales.

Y ¿Cómo se realizan las posadas? Ofrecemos a continuación los seis pasos que se deben tener en cuenta para preparar la Natividad del Hijo de Dios por medio de las tradicionales Posadas.

1. Lo primero es la bienvenida. Se acostumbra que las Posadas ocurran en lugares diferentes cada noche, por lo que es importante que los anfitriones estén atentos a sus invitados. La acogida fortalece la buena convivencia y una buena actitud frente a la celebración que tendrá lugar.

2. Es importante procurar la integración, y una buena manera de hacerlo es a través de los villancicos. Estos cantos, al expresar alegría, preparan los corazones para lo que se conmemorará. Se aconseja que mientras se recibe a los invitados, la familia anfitriona reparta entre los asistentes hojas con las letras de los cantos para que así, poco a poco, todos se involucren en el festejo.

3. Rezar el Santo Rosario. Qué mejor manera que preparar la Navidad junto con Nuestra Señora, por eso se invita para que durante los nueve días de las Posadas se ofrezcan oraciones a través de la oración mariana.

4. La Letanía y procesión con las imágenes de los peregrinos María y José. Uno de los momentos más significativos de las Posadas es la procesión que la familia anfitriona e invitados realizan y en la que se representa el camino desde Nazaret hacia Belén. Mientras transcurre este recorrido se canta la Letanía, que es una serie de invocaciones que se cantan a la Virgen para alabarle en sus distintas advocaciones. Antiguamente la Letanía se decía en latín, pero hoy se hace en español para que los fieles comprendan mejor su significado.

5. La petición de la Posada. Para vivir más profundamente el sentido de esta celebración, se sugiere que una vez se llegue a la casa donde se pedirá posada, uno de los invitados realice una pequeña reflexión en torno a la preparación de la Navidad y se haga una petición por las necesidades de la comunidad o la familia. Al terminar la reflexión y tras el canto de los versos en honor a la Sagrada Familia, se abren las puertas de la casa para que los peregrinos ingresen como símbolo que la familia anfitriona ha abierto las puertas de su hogar a María y José.

6. Convivencia y piñata. Como un gesto fraterno, y alegoría de que se ha recibido en la casa a los santos de Nazaret, los anfitriones viven con sus invitados un momento de convivencia y alegría; comparten comida, se entregan los aguinaldos y se rompe la piñata, que fue utilizada tiempo atrás por los evangelizadores para simbolizar la tentación y los siete pecados capitales. Al culminar el encuentro, las imágenes de José y María permanecen esa noche en la casa que le sirvió de Posada, de donde partirán para su siguiente morada.

Las Posadas tienen su origen con el fraile agustino Diego Soria, quien introdujo en México la tradición de preparar el nacimiento de Jesús durante nueve días hasta la Navidad. Su propósito fue contrarrestar las celebraciones que realizaban los aztecas en honor a la dios del a guerra, las cuales tenían lugar precisamente en el tiempo de Navidad.

Con información de desdelafe.mx.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/65744-Los-seis-pasos-para-celebrar-una-Posada-Navidena-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading