Loading
 
 
 
Loading
 
Epifanía "nos debe llevar a preguntarnos sobre la apertura y el compromiso misionero de nuestra fe": Mons. Arancedo
Loading
 
7 de Enero de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Santa Fe (Miércoles, 07-01-2014, Gaudium Press) Mons. José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe de la Veracruz y presidente del Episcopado argentino, dijo que "la mirada al Niño de Belén desde la Fiesta de la Epifanía, nos debe llevar a preguntarnos sobre la apertura y el compromiso misionero de nuestra fe": la afirmación la hizo en su reflexión para la fiesta de la Epifanía del Señor.

1.jpgEl prelado expresó también que "la Epifanía es la manifestación de Jesucristo al mundo. La Fiesta de Reyes no es un agregado a Navidad, sino la celebración plena del sentido del nacimiento de Jesús. No hay Epifanía sin Navidad", advirtiendo también que "cuando la vida cristiana pierde el entusiasmo por la misión, por anunciar a Jesucristo, termina haciendo de él un objeto privado y no la presencia para todos".

El Arzobispo recordó que "en la tradición de la Iglesia las celebraciones de las Fiestas del Señor tenían un significado catequístico, que se hacía cultura en la vida del pueblo. Con algo de nostalgia recuerdo cuando era niño y esperábamos el día de Reyes para recibir los regalos. En Navidad no había regalos. El día de Reyes, podíamos decir, era el Día del Niño. Todo niño era visto y homenajeado en ese día desde el Niño de Belén. ¡Qué cálida imagen de amor con la que se veía a la niñez! Nuestros padres eran los Reyes que nos traían un regalo".

"Pienso que aquellas tradiciones -continuó Mons. Arancedo- tenían un profundo sentido humano, familiar y espiritual. Creo que mirar a la niñez en el contexto del nacimiento del Niño de Belén y en el marco de amor de la Sagrada Familia con la riqueza de sus virtudes nos enriquecía, y a los adultos les hacía bien, porque los introducía y comprometía con los valores y el mensaje de paz y fraternidad que nos comunica Navidad. Tal vez hay algo de nostalgia en esta apreciación, pero pienso que es importante no perder de vista el contenido y el mensaje que dan sentido a una Fiesta".

Fe y cultura se necesitan mutuamente y se enriquecen, concluyó el prelado.

Con información de Aica

 

Loading
Epifanía "nos debe llevar a preguntarnos sobre la apertura y el compromiso misionero de nuestra fe": Mons. Arancedo

Santa Fe (Miércoles, 07-01-2014, Gaudium Press) Mons. José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe de la Veracruz y presidente del Episcopado argentino, dijo que "la mirada al Niño de Belén desde la Fiesta de la Epifanía, nos debe llevar a preguntarnos sobre la apertura y el compromiso misionero de nuestra fe": la afirmación la hizo en su reflexión para la fiesta de la Epifanía del Señor.

1.jpgEl prelado expresó también que "la Epifanía es la manifestación de Jesucristo al mundo. La Fiesta de Reyes no es un agregado a Navidad, sino la celebración plena del sentido del nacimiento de Jesús. No hay Epifanía sin Navidad", advirtiendo también que "cuando la vida cristiana pierde el entusiasmo por la misión, por anunciar a Jesucristo, termina haciendo de él un objeto privado y no la presencia para todos".

El Arzobispo recordó que "en la tradición de la Iglesia las celebraciones de las Fiestas del Señor tenían un significado catequístico, que se hacía cultura en la vida del pueblo. Con algo de nostalgia recuerdo cuando era niño y esperábamos el día de Reyes para recibir los regalos. En Navidad no había regalos. El día de Reyes, podíamos decir, era el Día del Niño. Todo niño era visto y homenajeado en ese día desde el Niño de Belén. ¡Qué cálida imagen de amor con la que se veía a la niñez! Nuestros padres eran los Reyes que nos traían un regalo".

"Pienso que aquellas tradiciones -continuó Mons. Arancedo- tenían un profundo sentido humano, familiar y espiritual. Creo que mirar a la niñez en el contexto del nacimiento del Niño de Belén y en el marco de amor de la Sagrada Familia con la riqueza de sus virtudes nos enriquecía, y a los adultos les hacía bien, porque los introducía y comprometía con los valores y el mensaje de paz y fraternidad que nos comunica Navidad. Tal vez hay algo de nostalgia en esta apreciación, pero pienso que es importante no perder de vista el contenido y el mensaje que dan sentido a una Fiesta".

Fe y cultura se necesitan mutuamente y se enriquecen, concluyó el prelado.

Con información de Aica

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El decreto fue autorizado por el Papa en audiencia al Cardenal Angelo Amato el pasado 27 de febrero. ...
 
Bajo el paradójico título de "La brillante oscuridad de la noche", Sally Read relató notables exp ...
 
El domingo 26 de febrero se inauguró la 36º Exposición Diocesana en la que participan hermandades ...
 
La supuesta superación de los niveles de ruido no podrá ser argumentada como razón para cesar los ...
 
En su reflexión previa al Ángelus dominical, el Pontíce pide que el hombre no se apoye en los bie ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading