Loading
 
 
 
Loading
 
Antes de partir a Sri Lanka, al bautizar 33 niños el Papa recordó la importancia de la trasmisión de la fe
Loading
 
13 de Enero de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Martes, 13-01-2015, Gaudium Press) El domingo el Papa bautizó 33 niños, hijos de trabajadores del Vaticano. A ellos, y a todo el pueblo cristiano, el Pontífice recordó la trascendentalidad de la transmisión de la fe. Esto se dio en la solemnidad del Bautismo de Jesús.

Tanto padres y padrinos tienen la obligación de transmitir a los infantes el alimento de la Palabra del Señor: "Su Palabra nos hace crecer, nos hace traer buenos frutos en la vida, como la lluvia y la nieve hacen bien a la tierra y la hacen fecunda". El Papa dijo que los adultos deben dar ejemplo a los niños, leyendo un fragmento del Evangelio cada día.

Lo que es la leche para el cuerpo, es la Palabra de Dios para el Espíritu: "La Palabra de Dios hace crecer la fe".

Los niños reciben el bautismo en la fe de la Iglesia. "Pero mañana, con la gracia de Dios, será su fe, su ‘sí' personal a Jesucristo, que nos dona el amor del Padre", explicó.

El Pontífice recordó la teología del bautismo, que nos indica que por este sacramento entramos a hacer parte del Cuerpo Místico de Cristo. "Y en este cuerpo, en este pueblo en camino, la fe es transmitida de generación en generación: es la fe de la Iglesia". Las diversas generaciones que haciendo parte del Pueblo de Dios, se trasmiten la fe, son simbolizadas con el gesto de encender las velas en el cirio pascual. El Papa ha pedido a los presentes que enseñen a sus hijos que "no se puede ser cristiano fuera la Iglesia, no se puede seguir a Jesucristo sin la Iglesia, porque la Iglesia es madre que nos hace crecer en el amor a Jesucristo".

El Bautismo es también una consagración al Espíritu Santo. Cristiano significa consagrado como Jesús, pues es "en el mismo Espíritu en el que ha estado inmerso Jesús en toda su existencia terrena". El Pontífice exhortó a padres y padrinos a ayudar a estos niños a crecer "inmersos" en el Espíritu Santo, es decir, "en el calor del amor de Dios, en la luz de su Palabra". Y para ello, el Pontífice les recordó que invoquen a menudo al Espíritu Santo, todos los días.

Con información de Zenit.

Loading
Antes de partir a Sri Lanka, al bautizar 33 niños el Papa recordó la importancia de la trasmisión de la fe

Ciudad del Vaticano (Martes, 13-01-2015, Gaudium Press) El domingo el Papa bautizó 33 niños, hijos de trabajadores del Vaticano. A ellos, y a todo el pueblo cristiano, el Pontífice recordó la trascendentalidad de la transmisión de la fe. Esto se dio en la solemnidad del Bautismo de Jesús.

Tanto padres y padrinos tienen la obligación de transmitir a los infantes el alimento de la Palabra del Señor: "Su Palabra nos hace crecer, nos hace traer buenos frutos en la vida, como la lluvia y la nieve hacen bien a la tierra y la hacen fecunda". El Papa dijo que los adultos deben dar ejemplo a los niños, leyendo un fragmento del Evangelio cada día.

Lo que es la leche para el cuerpo, es la Palabra de Dios para el Espíritu: "La Palabra de Dios hace crecer la fe".

Los niños reciben el bautismo en la fe de la Iglesia. "Pero mañana, con la gracia de Dios, será su fe, su ‘sí' personal a Jesucristo, que nos dona el amor del Padre", explicó.

El Pontífice recordó la teología del bautismo, que nos indica que por este sacramento entramos a hacer parte del Cuerpo Místico de Cristo. "Y en este cuerpo, en este pueblo en camino, la fe es transmitida de generación en generación: es la fe de la Iglesia". Las diversas generaciones que haciendo parte del Pueblo de Dios, se trasmiten la fe, son simbolizadas con el gesto de encender las velas en el cirio pascual. El Papa ha pedido a los presentes que enseñen a sus hijos que "no se puede ser cristiano fuera la Iglesia, no se puede seguir a Jesucristo sin la Iglesia, porque la Iglesia es madre que nos hace crecer en el amor a Jesucristo".

El Bautismo es también una consagración al Espíritu Santo. Cristiano significa consagrado como Jesús, pues es "en el mismo Espíritu en el que ha estado inmerso Jesús en toda su existencia terrena". El Pontífice exhortó a padres y padrinos a ayudar a estos niños a crecer "inmersos" en el Espíritu Santo, es decir, "en el calor del amor de Dios, en la luz de su Palabra". Y para ello, el Pontífice les recordó que invoquen a menudo al Espíritu Santo, todos los días.

Con información de Zenit.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El informativo de los Obispos destacó el texto que recuerda la condena de la Iglesia al antinatalis ...
 
El recordado Papa Pío XI, a inicios de su Pontificado (1922-1939), analizaba en su primera Encícli ...
 
"El Evangelio de la vida, alegría para el mundo", será el tema de la jornada que ocurrirá el 4 de ...
 
En reunión en la sede de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB) en Brasilia, entre el ...
 
La visita fue de repente e inesperada: el Papa Francisco fue hasta el pequeño hospital de campaña ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading