Loading
 
 
 
Loading
 
En su misa conclusiva en Filipinas el Papa habló del Santo Niño Jesús y el gran misterio de la infancia espiritual, aplicado a la realidad del país
Loading
 
19 de Enero de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Manila (Lunes, 19-01-2015, Gaudium Press) Alrededor de 7 millones de personas asistieron a la misa conclusiva de la visita del Papa a Filipinas, en el Rizal Park de Manila. A ellas el Pontífice dio diversas enseñanzas, teniendo como eje central la devoción del Santo Niño Jesús, tan enraizada entre los filipinos.

" ‘Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado' (Is 9, 5). Es una gran alegría para mí celebrar el domingo del Santo Niño con ustedes -dijo el Pontífice al inicio de su homilía. La imagen del Santo Niño Jesús acompañó desde el principio la difusión del Evangelio en este país. Vestido como un rey, coronado y sosteniendo en sus manos el cetro, el globo y la cruz, nos recuerda continuamente la relación entre el Reino de Dios y el misterio de la infancia espiritual. Nos lo dice el Evangelio de hoy: ‘Quien no reciba el Reino de Dios como un niño, no entrará en él' (Mc 10, 15). El Santo Niño sigue anunciándonos que la luz de la gracia de Dios ha brillado sobre un mundo que habitaba en la oscuridad, trayendo la Buena Nueva de nuestra liberación de la esclavitud y guiándonos por los caminos de la paz, el derecho y la justicia. Nos recuerda también que estamos llamados a extender el Reino de Cristo por todo el mundo".

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El Papa en su meditación elogió la manifestación de caridad cristiana que se dio "cuando los filipinos se volcaron con nuestros hermanos y hermanas afectados por el tifón", refiriéndose a las víctimas del supertifón (categoría 5) Haiyan o Yolanda, que causó miles de muertos, 11 millones de damnificados e incontables destrozos materiales a su paso por el archipiélago en noviembre de 2013, en lo que se considera la mayor tragedia natural de toda la historia de Filipinas.

Es una caridad fruto de una gran bendición, pues Filipinas puede orgullosamente decir con el Apóstol que "Dios ‘nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bendiciones espirituales en los cielos' (EF 1, 3). Estas palabras tienen una resonancia especial en Filipinas, ya que es el principal país católico de Asia; esto ya es un don especial de Dios, una bendición. Pero es también una vocación. Los filipinos están llamados a ser grandes misioneros de la fe en Asia", incentivó el Papa Francisco.

Preservar la identidad cultural cristiana - Proteger la familia

El Pontífice advirtió en su homilía contra los engaños del diablo, que busca distraernos "con el señuelo de placeres efímeros, de pasatiempos superficiales. Y así malgastamos los dones que Dios nos ha dado jugando con artilugios triviales; malgastamos nuestro dinero en el juego y la bebida; nos encerramos en nosotros mismos. Y no nos centramos en las cosas que realmente importan, de seguir siendo en el fondo hijos de Dios. Como nos enseña el Señor, los niños tienen su propia sabiduría, que no es la sabiduría del mundo. Por eso el mensaje del Santo Niño es tan importante". El Papa convocó por tanto a recordar y proteger la identidad de Filipinas como un país católico, crecido bajo el amparo de la insigne devoción al Niño Dios: "El Niño Jesús es el protector de este gran país".

En esa línea, el Pontífice instó con su voz a empeñarse en la protección de la familia, "proteger a nuestras familias, y las familias más amplias como son la Iglesia, familia de Dios, y el mundo, nuestra familia humana. Lamentablemente, en nuestros días, la familia con demasiada .frecuencia necesita ser protegida de los ataques y programas insidiosos, contrarios a todo lo que consideramos verdadero y sagrado, a lo más hermoso y noble de nuestra cultura".

Tras incentivar también a los filipinos a "proteger, guiar y alentar a nuestros jóvenes", el Pontífice finalmente encomendó el país al Niño Dios, "Jesús que vino a nosotros niño".

Con información de Radio Vaticano

Loading
En su misa conclusiva en Filipinas el Papa habló del Santo Niño Jesús y el gran misterio de la infancia espiritual, aplicado a la realidad del país

Manila (Lunes, 19-01-2015, Gaudium Press) Alrededor de 7 millones de personas asistieron a la misa conclusiva de la visita del Papa a Filipinas, en el Rizal Park de Manila. A ellas el Pontífice dio diversas enseñanzas, teniendo como eje central la devoción del Santo Niño Jesús, tan enraizada entre los filipinos.

" ‘Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado' (Is 9, 5). Es una gran alegría para mí celebrar el domingo del Santo Niño con ustedes -dijo el Pontífice al inicio de su homilía. La imagen del Santo Niño Jesús acompañó desde el principio la difusión del Evangelio en este país. Vestido como un rey, coronado y sosteniendo en sus manos el cetro, el globo y la cruz, nos recuerda continuamente la relación entre el Reino de Dios y el misterio de la infancia espiritual. Nos lo dice el Evangelio de hoy: ‘Quien no reciba el Reino de Dios como un niño, no entrará en él' (Mc 10, 15). El Santo Niño sigue anunciándonos que la luz de la gracia de Dios ha brillado sobre un mundo que habitaba en la oscuridad, trayendo la Buena Nueva de nuestra liberación de la esclavitud y guiándonos por los caminos de la paz, el derecho y la justicia. Nos recuerda también que estamos llamados a extender el Reino de Cristo por todo el mundo".

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El Papa en su meditación elogió la manifestación de caridad cristiana que se dio "cuando los filipinos se volcaron con nuestros hermanos y hermanas afectados por el tifón", refiriéndose a las víctimas del supertifón (categoría 5) Haiyan o Yolanda, que causó miles de muertos, 11 millones de damnificados e incontables destrozos materiales a su paso por el archipiélago en noviembre de 2013, en lo que se considera la mayor tragedia natural de toda la historia de Filipinas.

Es una caridad fruto de una gran bendición, pues Filipinas puede orgullosamente decir con el Apóstol que "Dios ‘nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bendiciones espirituales en los cielos' (EF 1, 3). Estas palabras tienen una resonancia especial en Filipinas, ya que es el principal país católico de Asia; esto ya es un don especial de Dios, una bendición. Pero es también una vocación. Los filipinos están llamados a ser grandes misioneros de la fe en Asia", incentivó el Papa Francisco.

Preservar la identidad cultural cristiana - Proteger la familia

El Pontífice advirtió en su homilía contra los engaños del diablo, que busca distraernos "con el señuelo de placeres efímeros, de pasatiempos superficiales. Y así malgastamos los dones que Dios nos ha dado jugando con artilugios triviales; malgastamos nuestro dinero en el juego y la bebida; nos encerramos en nosotros mismos. Y no nos centramos en las cosas que realmente importan, de seguir siendo en el fondo hijos de Dios. Como nos enseña el Señor, los niños tienen su propia sabiduría, que no es la sabiduría del mundo. Por eso el mensaje del Santo Niño es tan importante". El Papa convocó por tanto a recordar y proteger la identidad de Filipinas como un país católico, crecido bajo el amparo de la insigne devoción al Niño Dios: "El Niño Jesús es el protector de este gran país".

En esa línea, el Pontífice instó con su voz a empeñarse en la protección de la familia, "proteger a nuestras familias, y las familias más amplias como son la Iglesia, familia de Dios, y el mundo, nuestra familia humana. Lamentablemente, en nuestros días, la familia con demasiada .frecuencia necesita ser protegida de los ataques y programas insidiosos, contrarios a todo lo que consideramos verdadero y sagrado, a lo más hermoso y noble de nuestra cultura".

Tras incentivar también a los filipinos a "proteger, guiar y alentar a nuestros jóvenes", el Pontífice finalmente encomendó el país al Niño Dios, "Jesús que vino a nosotros niño".

Con información de Radio Vaticano


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Como acostumbra ocurrir en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, el Santo Padre fue ...
 
Durante el feriado nacional, las autoridades habilitaron la carretera para el tránsito de los devot ...
 
Los presbíteros sólo podrán orar por el paciente en esas circunstancias. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading