Loading
 
 
 
Loading
 
Miles firman petición en Reino Unido para que Ricardo III reciba una sepultura católica
Loading
 
28 de Enero de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Leicester (Miércoles, 28-01-2015, Gaudium Press) El proyecto Looking for Richard, organización que promovió y ejecutó el proyecto que llevó al hallazgo de los restos del Rey Ricardo III de Inglaterra, lidera ahora una campaña para conseguir que el gobernante reciba una sepultura católica de acuerdo a la fe que profesó y para que sus restos no sean más tiempo confinados en un laboratorio de la Universidad de Leicester sino que reposen en un recinto sagrado. "Nuestro propósito al recuperar del olvido los restos de Ricardo III no era desenterrar un trofeo o un espécimen científico", declaró la organización, "sino permitirle a un rey caído un entierro conducido con dignidad y respeto debido a su fe religiosa". La petición ya reunió más de tres mil firmas en comunidades católicas locales y ahora abrió el pasado 26 de enero una convocatoria a través de Internet de un mes de duración para sumar el apoyo de personas de todo el mundo.

RICARDO III GAUDIUM PRESS.jpg
Retrato de Ricardo III. Foto: Lisby.
Buscando a Ricardo III

La necesidad de una sepultura digna de su condición real surge de las condiciones de su muerte, acaecida en la Batalla de Bosworth en 1485 a manos del ejército de Henry Tudor quien de este modo reclamó la corona británica bajo el nombre de Enrique VII. El rey depuesto fue enterrado sin solemnidad en un monasterio que sería años más tarde disuelto por el hijo del nuevo rey, Enrique VIII, durante su persecución a la Iglesia Católica tras la creación de la religión anglicana. La ubicación exacta de la sepultura del rey quedó en el olvido y finalmente fue hallada bajo un parqueadero en la ciudad de Leicester.


El camino que condujo al hallazgo fue prolongado y requirió desde una amplia labor de investigación para determinar los lugares posibles en los cuales podría hallarse el cuerpo, las diversas autorizaciones para llevar a cabo la excavación hasta la financiación de los expertos que finalmente encontrarían los restos mortales y confirmarían la autenticidad del hallazgo. Toda esta labor fue realizada por el Proyecto Looking for Richard, pero las discrepancias sobre el tratamiento del cadáver del rey comenzaron tras el trámite del permiso gubernamental de exhumación y la custodia de los restos otorgada a la Universidad de Leicester, la cual negó la posibilidad de que se preservaran en una capilla durante el período de espera de su nueva sepultura. Sin autoridad sobre el cuerpo del rey, la organización dedicó sus esfuerzos a buscar la sensibilización de la opinión pública sobre el trato debido a los restos de un soberano y un creyente practicante.

Respeto por la identidad católica

EXHUMACIÓN RICARDO III GAUDIUM PRESS.jpg
Exhumación de Ricardo III. Foto: Universidad de Leicester.
Las autoridades decidieron oficialmente que la nueva sepultura del rey Ricardo III se ubicará en la catedral anglicana de Leicester y que los restos permanezcan bajo custodia de la Universidad (la cual los preserva en un laboratorio) hasta el mes de marzo, cuando serán conducidos al recinto. "Queríamos que permaneciera en una capilla de descanso (durante la espera). Ellos se negaron", denunció Looking for Richard en su petición. "Ahora pedimos lo último que podría desearse para cualquiera, y especialmente para los caídos en batalla: ser confinado reverentemente en un lugar sagrado de su propia religión". La convocatoria está abierta a todas las personas, afirmando que el deseo de ser enterrado de acuerdo a los ritos de la propia religión es comprendido por personas de cualquier creencia y el trato respetuoso del cuerpo de los muertos "es una característica de la sociedad civilizada".

La elección de las autoridades de un templo anglicano en lugar de uno católico fue criticada por el Dr. John Ashdown-Hill, historiador y genealogista cuya investigación en ADN permitió identificar satisfactoriamente los restos. "Existe mucha evidencia de que Ricardo III tenía una fe personal muy seria", recordó el experto. "Si Ricardo III no hubiera muerto, tal vez la iglesia anglicana nunca habría existido". En efecto, la reforma religiosa y la prohibición del culto católico fue implementada por Enrique VIII, hijo de Henry Tudor, cuando la Iglesia Católica le negó la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón. Para recordar la fe católica de Ricardo III, el Dr. Ashdown-Hill obtuvo que un Rosario sea introducido en la tumba del rey.

Por lo pronto, la Iglesia Católica anunció que celebrará una Eucaristía de Réquiem por el alma del rey difunto en un templo católico (la iglesia de la Santa Cruz) cercano al lugar de la sepultura y que será presidida por el Cardenal Vincent Nichols, Arzobispo de Westminster, el día 23 de marzo de 2015, tres días antes del acto formal de enterramiento. El propio rey Ricardo III dejó señalada una oración para ser recitada en caso de su muerte, como parte de los Estatutos de la Iglesia Colegiada de Middleham. El texto dice así (traducción libre del latín): "Oh Dios, cuya naturaleza y propiedad es siempre tener misericordia y perdonar: recibid nuestras humildes peticiones para que nosotros y todos vuestros siervos, a quienes constriñe la cadena de nuestros pecados, la compasión de vuestra gran misericordia nos absuelva. Sed propicio con el alma de vuestro siervo Ricardo".

La petición completa puede conocerse a través de la pa?ina web de la convocatoria.

Con información de Looking for Richard y Catholic Herald.

 

Loading
Miles firman petición en Reino Unido para que Ricardo III reciba una sepultura católica

Leicester (Miércoles, 28-01-2015, Gaudium Press) El proyecto Looking for Richard, organización que promovió y ejecutó el proyecto que llevó al hallazgo de los restos del Rey Ricardo III de Inglaterra, lidera ahora una campaña para conseguir que el gobernante reciba una sepultura católica de acuerdo a la fe que profesó y para que sus restos no sean más tiempo confinados en un laboratorio de la Universidad de Leicester sino que reposen en un recinto sagrado. "Nuestro propósito al recuperar del olvido los restos de Ricardo III no era desenterrar un trofeo o un espécimen científico", declaró la organización, "sino permitirle a un rey caído un entierro conducido con dignidad y respeto debido a su fe religiosa". La petición ya reunió más de tres mil firmas en comunidades católicas locales y ahora abrió el pasado 26 de enero una convocatoria a través de Internet de un mes de duración para sumar el apoyo de personas de todo el mundo.

RICARDO III GAUDIUM PRESS.jpg
Retrato de Ricardo III. Foto: Lisby.
Buscando a Ricardo III

La necesidad de una sepultura digna de su condición real surge de las condiciones de su muerte, acaecida en la Batalla de Bosworth en 1485 a manos del ejército de Henry Tudor quien de este modo reclamó la corona británica bajo el nombre de Enrique VII. El rey depuesto fue enterrado sin solemnidad en un monasterio que sería años más tarde disuelto por el hijo del nuevo rey, Enrique VIII, durante su persecución a la Iglesia Católica tras la creación de la religión anglicana. La ubicación exacta de la sepultura del rey quedó en el olvido y finalmente fue hallada bajo un parqueadero en la ciudad de Leicester.


El camino que condujo al hallazgo fue prolongado y requirió desde una amplia labor de investigación para determinar los lugares posibles en los cuales podría hallarse el cuerpo, las diversas autorizaciones para llevar a cabo la excavación hasta la financiación de los expertos que finalmente encontrarían los restos mortales y confirmarían la autenticidad del hallazgo. Toda esta labor fue realizada por el Proyecto Looking for Richard, pero las discrepancias sobre el tratamiento del cadáver del rey comenzaron tras el trámite del permiso gubernamental de exhumación y la custodia de los restos otorgada a la Universidad de Leicester, la cual negó la posibilidad de que se preservaran en una capilla durante el período de espera de su nueva sepultura. Sin autoridad sobre el cuerpo del rey, la organización dedicó sus esfuerzos a buscar la sensibilización de la opinión pública sobre el trato debido a los restos de un soberano y un creyente practicante.

Respeto por la identidad católica

EXHUMACIÓN RICARDO III GAUDIUM PRESS.jpg
Exhumación de Ricardo III. Foto: Universidad de Leicester.
Las autoridades decidieron oficialmente que la nueva sepultura del rey Ricardo III se ubicará en la catedral anglicana de Leicester y que los restos permanezcan bajo custodia de la Universidad (la cual los preserva en un laboratorio) hasta el mes de marzo, cuando serán conducidos al recinto. "Queríamos que permaneciera en una capilla de descanso (durante la espera). Ellos se negaron", denunció Looking for Richard en su petición. "Ahora pedimos lo último que podría desearse para cualquiera, y especialmente para los caídos en batalla: ser confinado reverentemente en un lugar sagrado de su propia religión". La convocatoria está abierta a todas las personas, afirmando que el deseo de ser enterrado de acuerdo a los ritos de la propia religión es comprendido por personas de cualquier creencia y el trato respetuoso del cuerpo de los muertos "es una característica de la sociedad civilizada".

La elección de las autoridades de un templo anglicano en lugar de uno católico fue criticada por el Dr. John Ashdown-Hill, historiador y genealogista cuya investigación en ADN permitió identificar satisfactoriamente los restos. "Existe mucha evidencia de que Ricardo III tenía una fe personal muy seria", recordó el experto. "Si Ricardo III no hubiera muerto, tal vez la iglesia anglicana nunca habría existido". En efecto, la reforma religiosa y la prohibición del culto católico fue implementada por Enrique VIII, hijo de Henry Tudor, cuando la Iglesia Católica le negó la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón. Para recordar la fe católica de Ricardo III, el Dr. Ashdown-Hill obtuvo que un Rosario sea introducido en la tumba del rey.

Por lo pronto, la Iglesia Católica anunció que celebrará una Eucaristía de Réquiem por el alma del rey difunto en un templo católico (la iglesia de la Santa Cruz) cercano al lugar de la sepultura y que será presidida por el Cardenal Vincent Nichols, Arzobispo de Westminster, el día 23 de marzo de 2015, tres días antes del acto formal de enterramiento. El propio rey Ricardo III dejó señalada una oración para ser recitada en caso de su muerte, como parte de los Estatutos de la Iglesia Colegiada de Middleham. El texto dice así (traducción libre del latín): "Oh Dios, cuya naturaleza y propiedad es siempre tener misericordia y perdonar: recibid nuestras humildes peticiones para que nosotros y todos vuestros siervos, a quienes constriñe la cadena de nuestros pecados, la compasión de vuestra gran misericordia nos absuelva. Sed propicio con el alma de vuestro siervo Ricardo".

La petición completa puede conocerse a través de la pa?ina web de la convocatoria.

Con información de Looking for Richard y Catholic Herald.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Piezas de diversos países escritas desde el siglo XII al XX componen la selección musical de la p ...
 
La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading