Loading
 
 
 
Loading
 
Siete Domingos a San José
Loading
 
2 de Febrero de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Lunes, 02-02-2015, Gaudium Press) San José, como esposo de la Virgen María y padre adoptivo del Niño Jesús, es sin duda una de los más grandes santos de la Iglesia Católica. Pese a que su vida terrena trascurrió en un notable silencio, su fidelidad absoluta a la voluntad de Dios lo hizo portador de grandes virtudes: era un esposo noble y fiel, honrado, trabajador, responsable y, sobre todo, un gran padre. No en vano es el único santo que tuvo el privilegio y la dignidad de ser custodio en la tierra del Hijo de Dios, además de custodiar a la Santísima Virgen.

San Jose - Catedral de S Siro - San Remo.jpg
San José es la más segura esperanza de la Iglesia después de la Virgen María y en unión con Ella. / Foto: Imagen de San José en la Catedral de S. Siro-San Remo  / Gaudium Press.

Gracias a su especial cercanía a la Madre de Dios y a Jesús, también es el santo al que se acude ante toda necesidad, como le afirmó Santa Teresa de Jesús, a quien le atribuyó medió por ella para que recobrase la salud luego de permanecer tullida por mucho tiempo. Sobre el santo patriarca, la doctora de la Iglesia y mística expresó en una ocasión: "No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, de los peligros que me ha librado, así del cuerpo como del alma; que a otros santos parece des dio el Señor la gracia para correr en una necesidad; a este glorioso santo, tengo experiencia que socorre en todas, y que quiere el Señor darnos a entender, que así como le fue sujeto en la tierra (...), así en el Cielo hace cuánto le pide".

Devoción que por siglos han gozado los cristianos y alrededor de la cual también ha surgido una hermosa tradición, que data del siglo XVI, y consiste en dedicar los siete domingos anteriores a su festividad -que se celebra el 19 de marzo-, para meditar alrededor de los principales acontecimientos de la vida del Santo Patrono de la Iglesia Universal.

En estos siete domingos -que comenzaron el 1º de febrero y continuarán el 8, 15 y 22 del mismo mes, así como los días 1, 8 y 15 de marzo- se recuerdan los principales gozos y dolores de la vida de San José de la siguiente manera:

Dolores de San José

Primer dolor: Estando desposada su madre María con José, antes de vivir juntos se halló que había concebido en su seno por obra del Espíritu Santo (Mt 1, 18).

Segundo dolor: Vino a los suyos, y los suyos no le recibieron (Jn 1, 11).

Tercer dolor: Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de que fuera concebido en el seno materno (Lc 2, 21).

Cuarto dolor: Simeón los bendijo, y dijo a María, su madre: Mira, éste ha sido puesto como signo de contradicción para que se descubran los pensamientos de muchos corazones (Lc 1, 34-35).

Quinto dolor: El ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y estate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo (Mt 2, 13).

Sexto dolor: Él se levantó, tomó al niño y a su madre y regresó a la tierra de Israel. Pero al oír que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, temió ir allá (Mt 2, 21-22).

Séptimo dolor: Le estuvieron buscando entre los parientes y conocidos, y al no hablarle, volvieron a Jerusalén en su busca (Lc 2, 44-45).

San Jose Avila.jpg
Imagen del Santo Patriarca del Monasterio de San José en Ávila, España. / Foto: Gaudium Press.

Gozos de San José

Primer gozo: El ángel del Señor se le apreció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, pues lo concebido en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús (Mt 1, 20-21).

Segundo gozo: Fueron deprisa y encontraron a María, a José y al niño reclinado en el pesebre (Lc 2, 16)

Tercer gozo: Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados (Mt 1, 21).

Cuarto gozo: Porque han visto mis ojos tu salvación, la que preparaste ante todos los pueblos; luz para iluminar a las naciones (Lc 2, 30-31).

Quinto gozo: Y estuvo allí hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que dice el Señor por el profeta: "De Egipto llamé a mi hijo" (Mt 2, 15).

Sexto gozo: Y fue a vivir a una ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliera lo dicho por los profetas: será llamado Nazareno (Mt 2, 23).

Séptimo gozo: Al cabo de tres días lo hallaron en el Templo, sentado en medio de los doctores, escuchándoles y haciéndoles preguntas (Lc 2, 46).

Esta devoción de los "Siete Domingos de San José" fue fomentada por el Papa Gregorio XVI, quien otorgó innumerables indulgencias en virtud del santo patriarca; pero fue el Papa San Pío IX quien señaló que San José es la más segura esperanza de la Iglesia después de la Virgen María y en unión con Ella.

De la redacción de Gaudium Press con información de ‘Id a José', Catholic.net y www.sanjosemaria.info.

 

Loading
Siete Domingos a San José

Redacción (Lunes, 02-02-2015, Gaudium Press) San José, como esposo de la Virgen María y padre adoptivo del Niño Jesús, es sin duda una de los más grandes santos de la Iglesia Católica. Pese a que su vida terrena trascurrió en un notable silencio, su fidelidad absoluta a la voluntad de Dios lo hizo portador de grandes virtudes: era un esposo noble y fiel, honrado, trabajador, responsable y, sobre todo, un gran padre. No en vano es el único santo que tuvo el privilegio y la dignidad de ser custodio en la tierra del Hijo de Dios, además de custodiar a la Santísima Virgen.

San Jose - Catedral de S Siro - San Remo.jpg
San José es la más segura esperanza de la Iglesia después de la Virgen María y en unión con Ella. / Foto: Imagen de San José en la Catedral de S. Siro-San Remo  / Gaudium Press.

Gracias a su especial cercanía a la Madre de Dios y a Jesús, también es el santo al que se acude ante toda necesidad, como le afirmó Santa Teresa de Jesús, a quien le atribuyó medió por ella para que recobrase la salud luego de permanecer tullida por mucho tiempo. Sobre el santo patriarca, la doctora de la Iglesia y mística expresó en una ocasión: "No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, de los peligros que me ha librado, así del cuerpo como del alma; que a otros santos parece des dio el Señor la gracia para correr en una necesidad; a este glorioso santo, tengo experiencia que socorre en todas, y que quiere el Señor darnos a entender, que así como le fue sujeto en la tierra (...), así en el Cielo hace cuánto le pide".

Devoción que por siglos han gozado los cristianos y alrededor de la cual también ha surgido una hermosa tradición, que data del siglo XVI, y consiste en dedicar los siete domingos anteriores a su festividad -que se celebra el 19 de marzo-, para meditar alrededor de los principales acontecimientos de la vida del Santo Patrono de la Iglesia Universal.

En estos siete domingos -que comenzaron el 1º de febrero y continuarán el 8, 15 y 22 del mismo mes, así como los días 1, 8 y 15 de marzo- se recuerdan los principales gozos y dolores de la vida de San José de la siguiente manera:

Dolores de San José

Primer dolor: Estando desposada su madre María con José, antes de vivir juntos se halló que había concebido en su seno por obra del Espíritu Santo (Mt 1, 18).

Segundo dolor: Vino a los suyos, y los suyos no le recibieron (Jn 1, 11).

Tercer dolor: Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de que fuera concebido en el seno materno (Lc 2, 21).

Cuarto dolor: Simeón los bendijo, y dijo a María, su madre: Mira, éste ha sido puesto como signo de contradicción para que se descubran los pensamientos de muchos corazones (Lc 1, 34-35).

Quinto dolor: El ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y estate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo (Mt 2, 13).

Sexto dolor: Él se levantó, tomó al niño y a su madre y regresó a la tierra de Israel. Pero al oír que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, temió ir allá (Mt 2, 21-22).

Séptimo dolor: Le estuvieron buscando entre los parientes y conocidos, y al no hablarle, volvieron a Jerusalén en su busca (Lc 2, 44-45).

San Jose Avila.jpg
Imagen del Santo Patriarca del Monasterio de San José en Ávila, España. / Foto: Gaudium Press.

Gozos de San José

Primer gozo: El ángel del Señor se le apreció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, pues lo concebido en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús (Mt 1, 20-21).

Segundo gozo: Fueron deprisa y encontraron a María, a José y al niño reclinado en el pesebre (Lc 2, 16)

Tercer gozo: Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados (Mt 1, 21).

Cuarto gozo: Porque han visto mis ojos tu salvación, la que preparaste ante todos los pueblos; luz para iluminar a las naciones (Lc 2, 30-31).

Quinto gozo: Y estuvo allí hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que dice el Señor por el profeta: "De Egipto llamé a mi hijo" (Mt 2, 15).

Sexto gozo: Y fue a vivir a una ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliera lo dicho por los profetas: será llamado Nazareno (Mt 2, 23).

Séptimo gozo: Al cabo de tres días lo hallaron en el Templo, sentado en medio de los doctores, escuchándoles y haciéndoles preguntas (Lc 2, 46).

Esta devoción de los "Siete Domingos de San José" fue fomentada por el Papa Gregorio XVI, quien otorgó innumerables indulgencias en virtud del santo patriarca; pero fue el Papa San Pío IX quien señaló que San José es la más segura esperanza de la Iglesia después de la Virgen María y en unión con Ella.

De la redacción de Gaudium Press con información de ‘Id a José', Catholic.net y www.sanjosemaria.info.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/66838-Siete-Domingos-a-San-Jose--. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading