Loading
 
 
 
Loading
 
La Catedral del Sagrado Corazón de Jesús en Ning Bo, China, resurgirá de las cenizas
Loading
 
4 de Febrero de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ning Bo (Miércoles, 04-02-2015, Gaudium Press) Los católicos en China tienen un motivo de alegría en medio de la preocupante situación general de la libertad religiosa en el país. La Administración Estatal de Patrimonio Cultural de China anunció la aprobación del proyecto de restauración de la histórica Catedral del Sagrado Corazón de Jesús en Ning Bo, la cual fue devastada por un incendio acaecido el 28 de julio de 2014. El templo, según informó la agencia Fides, será reparado y volverá a ser uno de los principales símbolos de la ciudad, apreciado por su belleza también por la población no creyente.

CATEDRAL NING BO GAUDIUM PRESS.JPG CATEDRAL NINGBO FUEGO GAUDIUM PRESS.jpg
La Catedral de Ning Bo antes y durante el incendio de 2014. Fotos: Tati Akamine.
El templo, construido en 1872 por misioneros franceses y dedicado inicialmente a los Siete Dolores de la Santísima Virgen, fue cerrado en 1963 bajo la persecución comunista y reabierto en 1980, cuando se dedicó al Sagrado Corazón de Jesús. Desde 2006 fue ingresado en el listado oficial de patrimonio nacional y considerado uno de los principales tesoros de la ciudad hasta que un terrible incendio destruyó la totalidad del techo y el interior de la iglesia y causó graves daños al campanario. En el hecho se registró lo que podría ser considerado un milagro eucarístico: los fieles católicos hallaron intactas las Hostias Consagradas a pesar de que el Sagrario resultó destruido en la tragedia.

La devastación se produjo en tan sólo tres horas pero la recuperación del templo requerirá un dispendioso trabajo que incluye la reconstrucción parcial de la edificación, la restauración del campanario y de la cripta donde se encuentran los restos de Mons. Paul Marie Reynased, quien fuera el Vicario Apostólico de 1884 a 1926. El interior de la Catedral tendrá que ser reelaborado por completo y se instalará un nuevo sistema eléctrico.

La Catedral de Ning Bo es uno de los edificios más simbólicos de la ciudad y era grandemente apreciado tanto por su valor religioso e histórico como por su belleza arquitectónica. A pesar de que la religión católica es claramente minoritaria, el templo era visitado por numerosos no creyentes, especialmente jóvenes. Antes del desastre, muchas personas elegían el templo lugar de fondo para las fotografías de su matrimonio y otras ocasiones especiales.

Con información de Agencia Fides.

 

Loading
La Catedral del Sagrado Corazón de Jesús en Ning Bo, China, resurgirá de las cenizas

Ning Bo (Miércoles, 04-02-2015, Gaudium Press) Los católicos en China tienen un motivo de alegría en medio de la preocupante situación general de la libertad religiosa en el país. La Administración Estatal de Patrimonio Cultural de China anunció la aprobación del proyecto de restauración de la histórica Catedral del Sagrado Corazón de Jesús en Ning Bo, la cual fue devastada por un incendio acaecido el 28 de julio de 2014. El templo, según informó la agencia Fides, será reparado y volverá a ser uno de los principales símbolos de la ciudad, apreciado por su belleza también por la población no creyente.

CATEDRAL NING BO GAUDIUM PRESS.JPG CATEDRAL NINGBO FUEGO GAUDIUM PRESS.jpg
La Catedral de Ning Bo antes y durante el incendio de 2014. Fotos: Tati Akamine.
El templo, construido en 1872 por misioneros franceses y dedicado inicialmente a los Siete Dolores de la Santísima Virgen, fue cerrado en 1963 bajo la persecución comunista y reabierto en 1980, cuando se dedicó al Sagrado Corazón de Jesús. Desde 2006 fue ingresado en el listado oficial de patrimonio nacional y considerado uno de los principales tesoros de la ciudad hasta que un terrible incendio destruyó la totalidad del techo y el interior de la iglesia y causó graves daños al campanario. En el hecho se registró lo que podría ser considerado un milagro eucarístico: los fieles católicos hallaron intactas las Hostias Consagradas a pesar de que el Sagrario resultó destruido en la tragedia.

La devastación se produjo en tan sólo tres horas pero la recuperación del templo requerirá un dispendioso trabajo que incluye la reconstrucción parcial de la edificación, la restauración del campanario y de la cripta donde se encuentran los restos de Mons. Paul Marie Reynased, quien fuera el Vicario Apostólico de 1884 a 1926. El interior de la Catedral tendrá que ser reelaborado por completo y se instalará un nuevo sistema eléctrico.

La Catedral de Ning Bo es uno de los edificios más simbólicos de la ciudad y era grandemente apreciado tanto por su valor religioso e histórico como por su belleza arquitectónica. A pesar de que la religión católica es claramente minoritaria, el templo era visitado por numerosos no creyentes, especialmente jóvenes. Antes del desastre, muchas personas elegían el templo lugar de fondo para las fotografías de su matrimonio y otras ocasiones especiales.

Con información de Agencia Fides.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Piezas de diversos países escritas desde el siglo XII al XX componen la selección musical de la p ...
 
La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading