Loading
 
 
 
Loading
 
Papa recibió a los integrantes de Comunión y Liberación
Loading
 
9 de Marzo de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 09-03-2015, Gaudium Press) Al recibir a más de 60.000 miembros del Movimiento Comunión y Liberación, el pasado sábado en la Plaza de San Pedro, el Santo Padre les dirigió palabras de coraje y de referencia a su carisma fundacional.
El Pontífice recordó las razones de agradecimiento que tiene hacia Don Giussani, fundador del Movimiento: ''La primera, más personal, -dijo- es el bien que ese hombre hizo por mí y por mi vida sacerdotal, a través de la lectura de sus libros y sus artículos. La otra razón es que su pensamiento es profundamente humano y llega hasta el anhelo más profundo de la persona. Sabéis lo importante que era para don Giussani la experiencia del encuentro, no con una idea, sino con una persona, con Jesucristo. Así educó a la libertad, llevando al encuentro con Cristo, porque Cristo nos da la verdadera libertad''.

Sobre el encuentro con Jesús, el Papa continuó afirmando que ''todo en nuestra vida-continuó- comienza con un encuentro... Pensemos en el evangelio de san Juan cuando narra el primer encuentro de los discípulos con Jesús. Andrés, Juan, Simón se sintieron mirados hasta lo más profundo, conocidos estrechamente, y esto generó en ellos una sorpresa, un estupor que de inmediato les hizo sentirse vinculados con Él. Este fue el descubrimiento decisivo de San Pablo, de San Agustín, y de tantos otros: Jesucristo siempre va primero, nos precede; cuando llegamos, ya estaba esperando. Él es como la flor del almendro, la primera que florece y anuncia la primavera''.

Entretanto, la misericordia es como la puerta que nos hace adherirnos al Redentor, misericordia de Dios hacia el pecador. "Por eso, algunas veces, me habéis oído decir que el lugar privilegiado del encuentro con Jesucristo es mi pecado. Y gracias a este abrazo de misericordia entran ganas de responder y cambiar, y puede brotar una vida diferente". La Iglesia debe seguir el camino de Jesús, "dejar que se manifieste la gran misericordia de Dios...".

El Papa retomó el tema de la celebración del aniversario de Comunión y Liberación y subrayó que después de sesenta años su ' carisma originario'' no había perdido ni su frescura ni su vitalidad. ''Pero acordaos siempre -dijo- que el centro es solamente uno: Jesucristo; porque cuando pongo en el centro mi método espiritual, mi camino espiritual, mi manera de ponerlo en práctica, salgo del camino. Todo la espiritualidad, todos los carismas en la Iglesia debe ser ‘descentralizados': en el centro está sólo el Señor''.

El Pontífice concluyó sus palabras con dos citas de Don Giussani, una de sus primeros escritos, en la que afirmaba que el cristianismo no se realiza en la historia como fijeza de posición que defender y otra de su carta a Juan Pablo II en 2004, en ocasión del cincuenta aniversario de Comunión y Liberación donde dice: "No sólo no pretendí nunca fundar nada, sino que creo que el genio del movimiento que he visto nacer consiste en haber sentido la urgencia de proclamar la necesidad de volver a los aspectos elementales del cristianismo, es decir, la pasión por el hecho cristiano como tal, en sus elementos originales y nada más".

Con información de Radio Vaticano

Loading
Papa recibió a los integrantes de Comunión y Liberación

Ciudad del Vaticano (Lunes, 09-03-2015, Gaudium Press) Al recibir a más de 60.000 miembros del Movimiento Comunión y Liberación, el pasado sábado en la Plaza de San Pedro, el Santo Padre les dirigió palabras de coraje y de referencia a su carisma fundacional.
El Pontífice recordó las razones de agradecimiento que tiene hacia Don Giussani, fundador del Movimiento: ''La primera, más personal, -dijo- es el bien que ese hombre hizo por mí y por mi vida sacerdotal, a través de la lectura de sus libros y sus artículos. La otra razón es que su pensamiento es profundamente humano y llega hasta el anhelo más profundo de la persona. Sabéis lo importante que era para don Giussani la experiencia del encuentro, no con una idea, sino con una persona, con Jesucristo. Así educó a la libertad, llevando al encuentro con Cristo, porque Cristo nos da la verdadera libertad''.

Sobre el encuentro con Jesús, el Papa continuó afirmando que ''todo en nuestra vida-continuó- comienza con un encuentro... Pensemos en el evangelio de san Juan cuando narra el primer encuentro de los discípulos con Jesús. Andrés, Juan, Simón se sintieron mirados hasta lo más profundo, conocidos estrechamente, y esto generó en ellos una sorpresa, un estupor que de inmediato les hizo sentirse vinculados con Él. Este fue el descubrimiento decisivo de San Pablo, de San Agustín, y de tantos otros: Jesucristo siempre va primero, nos precede; cuando llegamos, ya estaba esperando. Él es como la flor del almendro, la primera que florece y anuncia la primavera''.

Entretanto, la misericordia es como la puerta que nos hace adherirnos al Redentor, misericordia de Dios hacia el pecador. "Por eso, algunas veces, me habéis oído decir que el lugar privilegiado del encuentro con Jesucristo es mi pecado. Y gracias a este abrazo de misericordia entran ganas de responder y cambiar, y puede brotar una vida diferente". La Iglesia debe seguir el camino de Jesús, "dejar que se manifieste la gran misericordia de Dios...".

El Papa retomó el tema de la celebración del aniversario de Comunión y Liberación y subrayó que después de sesenta años su ' carisma originario'' no había perdido ni su frescura ni su vitalidad. ''Pero acordaos siempre -dijo- que el centro es solamente uno: Jesucristo; porque cuando pongo en el centro mi método espiritual, mi camino espiritual, mi manera de ponerlo en práctica, salgo del camino. Todo la espiritualidad, todos los carismas en la Iglesia debe ser ‘descentralizados': en el centro está sólo el Señor''.

El Pontífice concluyó sus palabras con dos citas de Don Giussani, una de sus primeros escritos, en la que afirmaba que el cristianismo no se realiza en la historia como fijeza de posición que defender y otra de su carta a Juan Pablo II en 2004, en ocasión del cincuenta aniversario de Comunión y Liberación donde dice: "No sólo no pretendí nunca fundar nada, sino que creo que el genio del movimiento que he visto nacer consiste en haber sentido la urgencia de proclamar la necesidad de volver a los aspectos elementales del cristianismo, es decir, la pasión por el hecho cristiano como tal, en sus elementos originales y nada más".

Con información de Radio Vaticano

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/67801-Papa-recibio-a-los-integrantes-de-Comunion-y-Liberacion. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Tras ocho años, los obispos del Ecuador realizarán su visita Ad Limina. Del 25 al 29 de septiembre ...
 
"Ni que decir del efecto que produce el sonido y diapasón de un instrumento musical. La personalida ...
 
Esta pastoral no se limita a los sacramentos; sino que va más allá a través de una acción pastor ...
 
En Salvador -Brasil, las parroquias dedicadas a San Francisco de Asís ya están preparando los home ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading