Loading
 
 
 
Loading
 
Dios creó el universo para alegrar a sus criaturas con los esplendores de su luz, recordó el Papa
Loading
 
16 de Marzo de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 16-03-2015, Gaudium Press) En la oración previa al Ángelus dominical, y basado en las lecturas del día, el Papa Francisco hizo catequesis sobre la gratuidad del amor de Dios.

Tras recordar las palabras del Señor a Nicodemo ("Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único" - Jn 3,16), el Papa Francisco invitó a dirigir las miradas a Jesús Crucificado y ante ese cuadro sentir "dentro de nosotros que ¡Dios nos ama, nos ama de verdad, y nos ama tanto!".

1.png
Foto: Rome Reports

Es un amor inconmensurable, que también se demuestra en la liturgia, cuando en "la Plegaria eucarística IV [se reza] ‘Has dado origen al universo para difundir tu amor sobre todas tus criaturas y alegrarlas con los esplendores de tu luz'. En el origen del mundo está sólo el amor libre y gratuito del Padre. San Ireneo, un santo de los primeros siglos, escribe: Dios no creó a Adán porque tenía necesidad del hombre, sino para tener alguien a quien donar sus beneficios' (Adversus haerenses, IV, 14,1) ¡Es así, el amor de Dios es así!".

Ni siquiera el pecado hizo que Dios abandonase su designio de amor hacia los hombres: "Así prosigue la Plegaria eucarística IV -continuó el Papa: ‘Y cuando por desobediencia perdió tu amistad, no lo abandonaste al poder de la muerte, sino que, compadecido, tendiste la mano a todos, para que te encuentre el que te busca'. ¡Y ha venido con su misericordia! Como en la creación, también en las etapas sucesivas de la historia de la salvación resalta la gratuidad del amor de Dios: El Señor elige a su pueblo no porque se lo merezca - y le dice así: ‘Yo te he elegido precisamente porque eres el más pequeño entre todos los pueblos. Y cuando vino ‘la plenitud del tiempo' a pesar de que los hombres hubieran quebrantado tantas veces la alianza, Dios, en lugar de abandonarlos, estrechó con ellos un vínculo nuevo".

El Pontífice insistió en la escena de la cruz, en la que Jesús demostró que nos "ha amado ‘hasta el fin' (Jn 13,1)", "hasta el extremo límite del amor".

Concluyó el Papa sus palabras pidiendo a la Virgen que nos regale la certeza del amor de Dios, particularmente en los momentos de dificultad.

Con información de Radio Vaticano

Loading
Dios creó el universo para alegrar a sus criaturas con los esplendores de su luz, recordó el Papa

Ciudad del Vaticano (Lunes, 16-03-2015, Gaudium Press) En la oración previa al Ángelus dominical, y basado en las lecturas del día, el Papa Francisco hizo catequesis sobre la gratuidad del amor de Dios.

Tras recordar las palabras del Señor a Nicodemo ("Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único" - Jn 3,16), el Papa Francisco invitó a dirigir las miradas a Jesús Crucificado y ante ese cuadro sentir "dentro de nosotros que ¡Dios nos ama, nos ama de verdad, y nos ama tanto!".

1.png
Foto: Rome Reports

Es un amor inconmensurable, que también se demuestra en la liturgia, cuando en "la Plegaria eucarística IV [se reza] ‘Has dado origen al universo para difundir tu amor sobre todas tus criaturas y alegrarlas con los esplendores de tu luz'. En el origen del mundo está sólo el amor libre y gratuito del Padre. San Ireneo, un santo de los primeros siglos, escribe: Dios no creó a Adán porque tenía necesidad del hombre, sino para tener alguien a quien donar sus beneficios' (Adversus haerenses, IV, 14,1) ¡Es así, el amor de Dios es así!".

Ni siquiera el pecado hizo que Dios abandonase su designio de amor hacia los hombres: "Así prosigue la Plegaria eucarística IV -continuó el Papa: ‘Y cuando por desobediencia perdió tu amistad, no lo abandonaste al poder de la muerte, sino que, compadecido, tendiste la mano a todos, para que te encuentre el que te busca'. ¡Y ha venido con su misericordia! Como en la creación, también en las etapas sucesivas de la historia de la salvación resalta la gratuidad del amor de Dios: El Señor elige a su pueblo no porque se lo merezca - y le dice así: ‘Yo te he elegido precisamente porque eres el más pequeño entre todos los pueblos. Y cuando vino ‘la plenitud del tiempo' a pesar de que los hombres hubieran quebrantado tantas veces la alianza, Dios, en lugar de abandonarlos, estrechó con ellos un vínculo nuevo".

El Pontífice insistió en la escena de la cruz, en la que Jesús demostró que nos "ha amado ‘hasta el fin' (Jn 13,1)", "hasta el extremo límite del amor".

Concluyó el Papa sus palabras pidiendo a la Virgen que nos regale la certeza del amor de Dios, particularmente en los momentos de dificultad.

Con información de Radio Vaticano


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El sacerdote vasco de 72 años que ejerce su ministerio en zonas de dificultad social de Bogotá, cu ...
 
Los bienes adquiridos son destinados a alimentar a las personas sin hogar. ...
 
El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha escrito e ...
 
Una gran cantidad de los programas internacionales afectados están dirigidos a la población de Áf ...
 
La práctica transforma además a los niños por nacer en "objeto de consumo". ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading