Loading
 
 
 
Loading
 
"La Iglesia, por encima de todo, es obra de la gracia y de la misericordia de Dios", dice Cardenal Arzobispo de San Pablo, Brasil
Loading
 
19 de Marzo de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

San Pablo (Jueves, 19-03-2015, Gaudium Press) "El Papa Francisco venía hablando de la misericordia de Dios desde el inicio de su pontificado, hace dos años: 'Dios no se cansa de perdonar' ", afirmó el Cardenal Arzobispo de San Pablo, Mons. Odilo Pedro Scherer, en su más reciente artículo.

Comentando los dos años de pontificado del Papa Francisco, el Cardenal Scherer recordó que en el reciente Mensaje para la Cuaresma, el Santo Padre nos invitó a no hacer "globalización de la indiferencia", lo que significa superar la insensibilidad delante de los sufrimientos del prójimo.

1.jpg

Según el Cardenal, "la misericordia, ejercida de muchas maneras, es característica esencial de la vida cristiana, pues Dios es misericordioso".

Después, habló sobre el anuncio del Año Santo extraordinario de la Misericordia hecho por el Papa: "El Papa, que invitó varias veces a 'dejarse sorprender por Dios', sorprendió a todos con el anuncio del Año Santo extraordinario de la Misericordia, a ser lanzado el día 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción de María. Justamente".

Para el purpurado, entre los principales objetivos del Año Santo extraordinario esta la necesidad de renovarnos a partir de la apertura a la misericordia divina.

"La Iglesia, por encima de todo, es obra de la gracia y de la misericordia de Dios y no de convenciones y decisiones humanas."

Además conforme Mons. Odilo, el Año Santo extraordinario de la Misericordia "indica que este es uno de los grandes deseos de este Papa para la Iglesia: la búsqueda del perdón y de la reconciliación, dejándose envolver por la misericordia divina", siendo una de las intenciones "la búsqueda de la reconciliación con Dios y con el prójimo, condición para tener la verdadera paz".

Las "obras de misericordia", explicó, la Iglesia nos las enseña a practicar, pues son acciones concretas, orientadas hacia personas reales, las cuales nuestro corazón acoge en sus necesidades concretas, como el hambre, la sed, el frío, la enfermedad, prisión, sin casa, los sin ropa, y en situación de aflicción, de dolor y de luto. (LMI)

Loading
"La Iglesia, por encima de todo, es obra de la gracia y de la misericordia de Dios", dice Cardenal Arzobispo de San Pablo, Brasil

San Pablo (Jueves, 19-03-2015, Gaudium Press) "El Papa Francisco venía hablando de la misericordia de Dios desde el inicio de su pontificado, hace dos años: 'Dios no se cansa de perdonar' ", afirmó el Cardenal Arzobispo de San Pablo, Mons. Odilo Pedro Scherer, en su más reciente artículo.

Comentando los dos años de pontificado del Papa Francisco, el Cardenal Scherer recordó que en el reciente Mensaje para la Cuaresma, el Santo Padre nos invitó a no hacer "globalización de la indiferencia", lo que significa superar la insensibilidad delante de los sufrimientos del prójimo.

1.jpg

Según el Cardenal, "la misericordia, ejercida de muchas maneras, es característica esencial de la vida cristiana, pues Dios es misericordioso".

Después, habló sobre el anuncio del Año Santo extraordinario de la Misericordia hecho por el Papa: "El Papa, que invitó varias veces a 'dejarse sorprender por Dios', sorprendió a todos con el anuncio del Año Santo extraordinario de la Misericordia, a ser lanzado el día 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción de María. Justamente".

Para el purpurado, entre los principales objetivos del Año Santo extraordinario esta la necesidad de renovarnos a partir de la apertura a la misericordia divina.

"La Iglesia, por encima de todo, es obra de la gracia y de la misericordia de Dios y no de convenciones y decisiones humanas."

Además conforme Mons. Odilo, el Año Santo extraordinario de la Misericordia "indica que este es uno de los grandes deseos de este Papa para la Iglesia: la búsqueda del perdón y de la reconciliación, dejándose envolver por la misericordia divina", siendo una de las intenciones "la búsqueda de la reconciliación con Dios y con el prójimo, condición para tener la verdadera paz".

Las "obras de misericordia", explicó, la Iglesia nos las enseña a practicar, pues son acciones concretas, orientadas hacia personas reales, las cuales nuestro corazón acoge en sus necesidades concretas, como el hambre, la sed, el frío, la enfermedad, prisión, sin casa, los sin ropa, y en situación de aflicción, de dolor y de luto. (LMI)


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En la meditación previa al Ángelus dominical, el Papa Francisco comentó la lectura evangélica de ...
 
El Secretario de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos lamentó que la decisión pueda ser ...
 
El respeto de la voluntad de Dios establece un límite necesario a la autoridad humana. ...
 
El Beato Fernando Saperas dio su vida para defender su virginal consagración a Dios. ...
 
En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading