Loading
 
 
 
Loading
 
Un llamado a ser "personas pascuales" fue el Mensaje del Arzobispo de la Santísima Concepción, en el sur de Chile
Loading
 
6 de Abril de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Concepción (Lunes, 06-04-2014, Gaudium Press) Un mensaje profundo y cargado de esperanza entregó el Arzobispo de la Santísima Concepción, monseñor Fernando Chomali, a los cientos de fieles que desde temprano repletaron la Catedral y que participaron de la Vigilia de Pascua de Resurrección este sábado 4 de abril. Con mucha devoción los asistentes acompañaron cada uno de los momentos de la solemne eucaristía, entonando con gozo los salmos de la liturgia.

1.jpg
Monseñor Chomali enciende el cirio pascual

En su homilía, el prelado se cuestionó, a la luz de los conflictos internacionales y de las ultimas situaciones de dolor ocurridas en el país y en el mundo entero, si Jesús está aún en el sepulcro. "Uno se pregunta: ¿Está Dios en el sepulcro o resucitó? Y también, respecto de mi propia vida, no hay que ir muy lejos. Uno se pregunta si uno también sigue crucificando a Jesús, cuando está encerrado en uno mismo, cuando no se preocupa de los demás; cuando hace prácticas religiosas, pero es indiferente frente al prójimo", reflexionó.

En este mismo sentido, monseñor Chomali fue enfático en sostener que "los chilenos son más sentimentales que solidarios, porque cuando vemos que alguien sufre le damos algo, pero no somos capaces de postergar un fin de semana o dejar pasarlo bien. Vamos también matando al Señor y pareciera que el misterio más oscuro del ser humano aparece en estas circunstancias; cuando vamos al sepulcro y preguntamos ¿qué pasó con Jesús?".

Ser signos de esperanza

Sin embargo -continuó el obispo- el dolor y la muerte no son la última palabra, nuestro futuro está en Dios, Él es nuestra esperanza y en el Él debemos buscar nuestras respuestas. "Toda otra esperanza es un rayo de luz que nos encandila, pero que no nos ilumina. La esperanza está en esta luz, la luz de Cristo, que resucitó y se mantiene en medio de nosotros y que nos pide que seamos como Él", dijo.

2.jpg

Y agregó: "Por lo tanto, entramos en la paradoja más impresionante. Todo lo que brilla termina siendo nada y todo lo que huele a oscuridad, que es la muerte de Jesús, termina siendo la esperanza. Es ahí lo que nos orienta, que nos da un sentido y convierte nuestros corazones".

Casi al término de su alocución, monseñor Chomali manifestó a los fieles presentes su convencimiento que la credibilidad de la Iglesia no va a venir por estructuras muy potentes, ni por marketing, sino que "la credibilidad va a venir cuando nosotros seamos signos de esperanza; cuando seamos capaces de iluminar la oscuridad de los otros, con la luz de Jesucristo; cuando hagamos brillar el misterio de esperanza en nuestros propios corazones, para ser capaces de conocer la luz que brota de la cruz como lo hizo el buen ladrón; cuando seamos capaces de perdonar a la mujer adúltera, cuando seamos capaces de mirar con simpatía al no creyente y sobre todo al pecador, que es por quien Cristo ha dado la vida. Es decir, por cada uno de nosotros".

Finalmente el pastor comentó que le pidió a Dios que en esta Pascua llene los corazones de los cristianos con alegría, para que resplandezca su bondad a través del ejemplo de vida y entrega a los demás. "Dios quiera que cada uno de nosotros seamos hombres y mujeres realmente pascuales, y capaces de ver la luz de Cristo en medio de la oscuridad", concluyó.

Con información del Arzobispado de Concepción

 

 

Loading
Un llamado a ser "personas pascuales" fue el Mensaje del Arzobispo de la Santísima Concepción, en el sur de Chile

Concepción (Lunes, 06-04-2014, Gaudium Press) Un mensaje profundo y cargado de esperanza entregó el Arzobispo de la Santísima Concepción, monseñor Fernando Chomali, a los cientos de fieles que desde temprano repletaron la Catedral y que participaron de la Vigilia de Pascua de Resurrección este sábado 4 de abril. Con mucha devoción los asistentes acompañaron cada uno de los momentos de la solemne eucaristía, entonando con gozo los salmos de la liturgia.

1.jpg
Monseñor Chomali enciende el cirio pascual

En su homilía, el prelado se cuestionó, a la luz de los conflictos internacionales y de las ultimas situaciones de dolor ocurridas en el país y en el mundo entero, si Jesús está aún en el sepulcro. "Uno se pregunta: ¿Está Dios en el sepulcro o resucitó? Y también, respecto de mi propia vida, no hay que ir muy lejos. Uno se pregunta si uno también sigue crucificando a Jesús, cuando está encerrado en uno mismo, cuando no se preocupa de los demás; cuando hace prácticas religiosas, pero es indiferente frente al prójimo", reflexionó.

En este mismo sentido, monseñor Chomali fue enfático en sostener que "los chilenos son más sentimentales que solidarios, porque cuando vemos que alguien sufre le damos algo, pero no somos capaces de postergar un fin de semana o dejar pasarlo bien. Vamos también matando al Señor y pareciera que el misterio más oscuro del ser humano aparece en estas circunstancias; cuando vamos al sepulcro y preguntamos ¿qué pasó con Jesús?".

Ser signos de esperanza

Sin embargo -continuó el obispo- el dolor y la muerte no son la última palabra, nuestro futuro está en Dios, Él es nuestra esperanza y en el Él debemos buscar nuestras respuestas. "Toda otra esperanza es un rayo de luz que nos encandila, pero que no nos ilumina. La esperanza está en esta luz, la luz de Cristo, que resucitó y se mantiene en medio de nosotros y que nos pide que seamos como Él", dijo.

2.jpg

Y agregó: "Por lo tanto, entramos en la paradoja más impresionante. Todo lo que brilla termina siendo nada y todo lo que huele a oscuridad, que es la muerte de Jesús, termina siendo la esperanza. Es ahí lo que nos orienta, que nos da un sentido y convierte nuestros corazones".

Casi al término de su alocución, monseñor Chomali manifestó a los fieles presentes su convencimiento que la credibilidad de la Iglesia no va a venir por estructuras muy potentes, ni por marketing, sino que "la credibilidad va a venir cuando nosotros seamos signos de esperanza; cuando seamos capaces de iluminar la oscuridad de los otros, con la luz de Jesucristo; cuando hagamos brillar el misterio de esperanza en nuestros propios corazones, para ser capaces de conocer la luz que brota de la cruz como lo hizo el buen ladrón; cuando seamos capaces de perdonar a la mujer adúltera, cuando seamos capaces de mirar con simpatía al no creyente y sobre todo al pecador, que es por quien Cristo ha dado la vida. Es decir, por cada uno de nosotros".

Finalmente el pastor comentó que le pidió a Dios que en esta Pascua llene los corazones de los cristianos con alegría, para que resplandezca su bondad a través del ejemplo de vida y entrega a los demás. "Dios quiera que cada uno de nosotros seamos hombres y mujeres realmente pascuales, y capaces de ver la luz de Cristo en medio de la oscuridad", concluyó.

Con información del Arzobispado de Concepción

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Así que la fuerza de la gracia con sus ángeles y apóstoles dispuestos al martirio, se desplazó ...
 
Lejos de declinar, un informe sobre la libertad religiosa en los últimos tres años arroja resultad ...
 
La muestra, que se podrá apreciar hasta el 28 de enero de 2018, tiene como eje central la obra maes ...
 
La Consagración se realizó al término de 54 días de preparación espiritual de la Diócesis. ...
 
El suceso se registró en el Congreso Nacional Mariano del país, el 13 de octubre de 2017. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading