Loading
 
 
 
Loading
 
En su mensaje Urbi et Orbi el Papa recordó los conflictos existentes y pidió por la paz en el mundo
Loading
 
6 de Abril de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 06-04-2015, Gaudium Press) Ayer en su mensaje Urbi et Orbi, el Papa Francisco pidió "al Señor resucitado la gracia de no ceder al orgullo que fomenta la violencia y las guerras, sino que tengamos el valor humilde del perdón y de la paz. Pedimos a Jesús victorioso que alivie el sufrimiento de tantos hermanos nuestros perseguidos a causa de su nombre, así como de todos los que padecen injustamente las consecuencias de los conflictos y las violencias que se están produciendo. Son muchas".

El Pontífice hizo mención específica de algunos conflictos, y pidió por Siria e Irak, para que cese la violencia y "la comunidad internacional no permanezca inerte ante la inmensa tragedia humanitaria dentro de estos países y el drama de tantos refugiados".

El Pontífice no olvidó la necesaria paz en Tierra Santa, en Libia, en Nigeria, Sudán del Sur y diversas regiones de Sudán, República Democrática del Congo y Ucrania.

El Papa Francisco pidió también por la "paz y libertad para tantos hombres y mujeres sometidos a nuevas y antiguas formas de esclavitud"; y pidió por "a los marginados, los presos, los pobres y los emigrantes, tan a menudo rechazados, maltratados y desechados; a los enfermos y los que sufren; a los niños, especialmente aquellos sometidos a la violencia; a cuantos hoy están de luto; y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, llegue la voz consoladora y sanadora del Señor Jesús: «La paz esté con ustedes». (Lc 24,36). «No teman, he resucitado y siempre estaré con ustedes» (cf. Misal Romano, Antífona de entrada del día de Pascua)".

Finalmente el Pontífice envió un saludo de pascua a todos los que escuchan su mensaje y pidió llevar "a sus casas y a quienes encuentran el alegre anuncio que ha resucitado el Señor de la vida, llevando consigo amor, justicia, respeto y perdón. Gracias por su presencia, por su oración y por el entusiasmo de su fe. Un pensamiento especial y agradecido por el don de las flores, que también este años previenen de los Países Bajos".

 

 

Loading
En su mensaje Urbi et Orbi el Papa recordó los conflictos existentes y pidió por la paz en el mundo

Ciudad del Vaticano (Lunes, 06-04-2015, Gaudium Press) Ayer en su mensaje Urbi et Orbi, el Papa Francisco pidió "al Señor resucitado la gracia de no ceder al orgullo que fomenta la violencia y las guerras, sino que tengamos el valor humilde del perdón y de la paz. Pedimos a Jesús victorioso que alivie el sufrimiento de tantos hermanos nuestros perseguidos a causa de su nombre, así como de todos los que padecen injustamente las consecuencias de los conflictos y las violencias que se están produciendo. Son muchas".

El Pontífice hizo mención específica de algunos conflictos, y pidió por Siria e Irak, para que cese la violencia y "la comunidad internacional no permanezca inerte ante la inmensa tragedia humanitaria dentro de estos países y el drama de tantos refugiados".

El Pontífice no olvidó la necesaria paz en Tierra Santa, en Libia, en Nigeria, Sudán del Sur y diversas regiones de Sudán, República Democrática del Congo y Ucrania.

El Papa Francisco pidió también por la "paz y libertad para tantos hombres y mujeres sometidos a nuevas y antiguas formas de esclavitud"; y pidió por "a los marginados, los presos, los pobres y los emigrantes, tan a menudo rechazados, maltratados y desechados; a los enfermos y los que sufren; a los niños, especialmente aquellos sometidos a la violencia; a cuantos hoy están de luto; y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, llegue la voz consoladora y sanadora del Señor Jesús: «La paz esté con ustedes». (Lc 24,36). «No teman, he resucitado y siempre estaré con ustedes» (cf. Misal Romano, Antífona de entrada del día de Pascua)".

Finalmente el Pontífice envió un saludo de pascua a todos los que escuchan su mensaje y pidió llevar "a sus casas y a quienes encuentran el alegre anuncio que ha resucitado el Señor de la vida, llevando consigo amor, justicia, respeto y perdón. Gracias por su presencia, por su oración y por el entusiasmo de su fe. Un pensamiento especial y agradecido por el don de las flores, que también este años previenen de los Países Bajos".

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En el año en que la Iglesia en Brasil celebra el Año Mariano en conmemoración a los 300 años del ...
 
La homilía que el Papa Francisco pronunció este jueves en la Casa Santa Marta fue inspirada en la ...
 
Hay muchas personas que dicen: "Es absurdo crer en aquello que nuestros sentidos no pueden percibir, ...
 
El Papa quiere hacerse presente en las obras de tres proyectos llevados adelante por misioneros y po ...
 
Se trata de ocho seminaristas del Seminario Metropolitano de Sevilla y un religioso de la Sociedad d ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading