Loading
 
 
 
Loading
 
Réplica del Santo Cáliz de Valencia permanecerá junto al Cenáculo de Jesús en Jerusalén
Loading
 
7 de Abril de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Jerusalén (Martes, 07-04-2015, Gaudium Press) El Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia, ha iniciado una peregrinación a Tierra Santa junto con 180 peregrinos procedentes de su diócesis. El objetivo es visitar los lugares santos por los que pasó en este mundo Nuestro Señor Jesucristo al iniciar el tiempo Pascual y llevar una réplica del Santo Cáliz que se venera en la Catedral de Valencia.

"Vamos a encontrarnos con Jesús en su tierra, en su geografía y en su historia. En aquellos lugares en los que, durante su estancia en nuestro mundo, estuvo en Nazaret, en Jerusalén, en Belén; en aquellos sitios tan importantes para nuestra fe, que en los días de Semana Santa recordamos. Esta peregrinación es muy importante, ya que la vamos a hacer en el tiempo de Pascua, en el cual celebramos la Resurrección del Señor", dijo José Luis Ferrando, guía de Tierra Santa en la peregrinación diocesana, quien fue entrevistado por la agencia de noticias de la Archidiócesis de Valencia (AVAN).

AVAN.jpg
El Cardenal Cañizares junto con los 180 peregrinos valencianos en el atardecer de Tierra Santa / Foto: M. Jesús Fernández - AVAN.

El peregrinaje comenzó este lunes 6 con un recorrido en Jerusalén donde el Cardenal, junto con sus acompañantes, presenció el atardecer de la ciudad santa. Está previsto que este miércoles 8 de abril el purpurado entregue una réplica del Santo Grial valenciano al Custodio de los Santos Lugares para que sea colocada junto al Cenáculo donde Jesús celebró la Última Cena con sus discípulos. El peregrinaje en la ciudad santa también contempla un recorrido por la Vía Dolorosa donde los peregrinos realizarán el Vía Crucis. Igualmente, estarán en la capilla de la Flagelación, en el convento del Ecce Homo, en el Huerto de los Olivos y en la Puerta de San Esteban.

Tras Jerusalén, la peregrinación también contempla un itinerario por Nazaret, al Monte Carmelo, al Monte Tabor, al Monte de las Bienaventuranzas, así como una travesía por el mar de Galilea, y también irán al río Jordán para renovar las promesas bautismales. Adicionalmente, visitarán las ciudades de Belén y Jericó, el desierto de Judea, y la iglesia de Marta y María en Betania. Todos los días participarán de la celebración Eucarística en los santuarios de gran relevancia para la historia de la Cristiandad.

De acuerdo con la agencia AVAN, con esta peregrinación se cierra el Itinerario Diocesano de Renovación que desarrolló la Archidiócesis de Valencia para el periodo 2010-2014.

De Jerusalén a Valencia

El Santo Grial con el que se cree Jesús celebró la Última Cena es custodiado desde siglos en Valencia. El Cáliz es na preciosa copa alejandrina que, de acuerdo con estudios arqueológicos, tiene origen oriental y data de los años 100 a 50 antes de Cristo. Con el tiempo, al pequeño compón, se le añadieron las asas y el pie de oro con grabados y piedras preciosas que encierra una naveta de alabastro donde se coloca el Grial.

Santo Caliz - Foto Alexandro Lacadena.jpg
Detalle del Santo Cáliz / Foto: Alexandro Lacadena.

De acuerdo con la tradición, tras la celebración de la Última Cena en Jerusalén el Santo Cáliz fue guardado y posteriormente utilizado por los apóstoles. Se dice que de la ciudad santa pasó luego por Antioquía por manos de San Pedro y de allí fue llevado a Roma donde fue utilizado por los pontífices hasta Sixto II, quien por causa de la persecución romana confía el Grial a su diácono san Lorenzo, quien era original de Huesca, y quien antes de su muerte confió al legionario Precelio varias reliquias -entre ellas el Cáliz- para enviarlas a Hispania.

De acuerdo con la tradición oral, en Hispania el Grial estuvo en la cueva de Yesa, San Pedro de Siresa, San Adrián de Sásabe, San Pedro de la Sede Real de Bailo y la Catedral de Jaca, donde el su obispo, en el año 1701 lo llevó al Monasterio de San Juan de la Peña. Posteriormente, en 1399 el rey Martín I el Humano lo traslada al palacio de Aljafería de Zaragoza, siendo desde entonces custodiado por la Corona de Aragón. Tras un breve paso por Barcelona, el Cáliz llega finalmente a Valencia en 1424 por el rey Alfonso el Magnánimo quien lo colocó en la capilla del Palacio Real en agradecimiento al reino de Valencia por la ayuda que prestó en las luchas por el mediterráneo.

Con información de AVAN.

Loading
Réplica del Santo Cáliz de Valencia permanecerá junto al Cenáculo de Jesús en Jerusalén

Jerusalén (Martes, 07-04-2015, Gaudium Press) El Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia, ha iniciado una peregrinación a Tierra Santa junto con 180 peregrinos procedentes de su diócesis. El objetivo es visitar los lugares santos por los que pasó en este mundo Nuestro Señor Jesucristo al iniciar el tiempo Pascual y llevar una réplica del Santo Cáliz que se venera en la Catedral de Valencia.

"Vamos a encontrarnos con Jesús en su tierra, en su geografía y en su historia. En aquellos lugares en los que, durante su estancia en nuestro mundo, estuvo en Nazaret, en Jerusalén, en Belén; en aquellos sitios tan importantes para nuestra fe, que en los días de Semana Santa recordamos. Esta peregrinación es muy importante, ya que la vamos a hacer en el tiempo de Pascua, en el cual celebramos la Resurrección del Señor", dijo José Luis Ferrando, guía de Tierra Santa en la peregrinación diocesana, quien fue entrevistado por la agencia de noticias de la Archidiócesis de Valencia (AVAN).

AVAN.jpg
El Cardenal Cañizares junto con los 180 peregrinos valencianos en el atardecer de Tierra Santa / Foto: M. Jesús Fernández - AVAN.

El peregrinaje comenzó este lunes 6 con un recorrido en Jerusalén donde el Cardenal, junto con sus acompañantes, presenció el atardecer de la ciudad santa. Está previsto que este miércoles 8 de abril el purpurado entregue una réplica del Santo Grial valenciano al Custodio de los Santos Lugares para que sea colocada junto al Cenáculo donde Jesús celebró la Última Cena con sus discípulos. El peregrinaje en la ciudad santa también contempla un recorrido por la Vía Dolorosa donde los peregrinos realizarán el Vía Crucis. Igualmente, estarán en la capilla de la Flagelación, en el convento del Ecce Homo, en el Huerto de los Olivos y en la Puerta de San Esteban.

Tras Jerusalén, la peregrinación también contempla un itinerario por Nazaret, al Monte Carmelo, al Monte Tabor, al Monte de las Bienaventuranzas, así como una travesía por el mar de Galilea, y también irán al río Jordán para renovar las promesas bautismales. Adicionalmente, visitarán las ciudades de Belén y Jericó, el desierto de Judea, y la iglesia de Marta y María en Betania. Todos los días participarán de la celebración Eucarística en los santuarios de gran relevancia para la historia de la Cristiandad.

De acuerdo con la agencia AVAN, con esta peregrinación se cierra el Itinerario Diocesano de Renovación que desarrolló la Archidiócesis de Valencia para el periodo 2010-2014.

De Jerusalén a Valencia

El Santo Grial con el que se cree Jesús celebró la Última Cena es custodiado desde siglos en Valencia. El Cáliz es na preciosa copa alejandrina que, de acuerdo con estudios arqueológicos, tiene origen oriental y data de los años 100 a 50 antes de Cristo. Con el tiempo, al pequeño compón, se le añadieron las asas y el pie de oro con grabados y piedras preciosas que encierra una naveta de alabastro donde se coloca el Grial.

Santo Caliz - Foto Alexandro Lacadena.jpg
Detalle del Santo Cáliz / Foto: Alexandro Lacadena.

De acuerdo con la tradición, tras la celebración de la Última Cena en Jerusalén el Santo Cáliz fue guardado y posteriormente utilizado por los apóstoles. Se dice que de la ciudad santa pasó luego por Antioquía por manos de San Pedro y de allí fue llevado a Roma donde fue utilizado por los pontífices hasta Sixto II, quien por causa de la persecución romana confía el Grial a su diácono san Lorenzo, quien era original de Huesca, y quien antes de su muerte confió al legionario Precelio varias reliquias -entre ellas el Cáliz- para enviarlas a Hispania.

De acuerdo con la tradición oral, en Hispania el Grial estuvo en la cueva de Yesa, San Pedro de Siresa, San Adrián de Sásabe, San Pedro de la Sede Real de Bailo y la Catedral de Jaca, donde el su obispo, en el año 1701 lo llevó al Monasterio de San Juan de la Peña. Posteriormente, en 1399 el rey Martín I el Humano lo traslada al palacio de Aljafería de Zaragoza, siendo desde entonces custodiado por la Corona de Aragón. Tras un breve paso por Barcelona, el Cáliz llega finalmente a Valencia en 1424 por el rey Alfonso el Magnánimo quien lo colocó en la capilla del Palacio Real en agradecimiento al reino de Valencia por la ayuda que prestó en las luchas por el mediterráneo.

Con información de AVAN.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El atentado tiene hasta el momento el tragico balance de 235 personas muertas. los terroristas hicie ...
 
La ceremonia ocurrirá el sábado 25 de noviembre en Córdoba y será presidida por el Cardenal Ange ...
 
Mons. Santiago Olivera, obispo castrense de la Argentina, ha emitido una comunicación, sobre el esp ...
 
El árbol, proveniente de la región de Mazury, sobrevivió al impacto de un relámpago que lo despo ...
 
El encuentro tendrá lugar en el Parque Lagoas del Norte, en la zona norte de la ciudad, con la prog ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading