Loading
 
 
 
Loading
 
Papa recordó la heroica historia del pueblo armenio al recibir a obispos de la Iglesia Armenio-Católica
Loading
 
9 de Abril de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Jueves, 09-04-2015, Gaudium Press) Esta mañana el Papa Francisco recibió a los obispos del Sínodo de la Iglesia Armenio Católica, quienes estarán junto a representantes de su pueblo el domingo, en la Misa que el mismo Pontífice celebrará para los fieles de rito armenio en la Basílica de San Pedro. La eucaristía conmemorará los 100 años del "genocidio armenio" y allí el Papa hará la proclamación de San Gregorio de Narek -uno de los mayores poetas místicos de la historia y fina flor del pueblo armenio- como doctor de la Iglesia.

1.jpg
San Gregorio de Narek

En el discurso dirigido a los obispos, el Pontífice anunció que en la misa del domingo todos ''elevarán la oración del sufragio cristiano por los hijos e hijas de vuestro pueblo amado, que fueron víctimizados hace cien años'' e invocarán la Divina Misericordia ''para que nos ayude a todos, en el amor por la verdad y la justicia, a curar todas las heridas y acelerar gestos concretos de reconciliación y de paz entre las naciones que aún no llegan a un consenso razonable en la lectura de tales tristes acontecimientos''.

''Vuestro pueblo, reconocido por la tradición como el primero en convertirse al cristianismo en el año 301, tiene una historia bimilenaria y conserva un patrimonio admirable de espiritualidad y de cultura, junto con la capacidad de levantarse tras las muchas persecuciones y las pruebas a las que se ha visto sometido. Os invito a cultivar siempre un sentimiento de gratitud al Señor, por haber sido capaces de manteneros fieles a El, incluso en los momentos más difíciles. También es importante pedir a Dios el don de la sabiduría del corazón: la conmemoración de las víctimas de hace cien años, nos pone, de hecho, ante las tinieblas del mysterium iniquitatis'', dijo el Pontífice.

Después de recordar la afirmación de la Escritura, de que desde lo más profundo del corazón pueden desencadenarse las fuerzas más oscuras -en alusión al genocidio armenio-, el Papa Francisco dijo también que "para los creyentes la cuestión del mal llevado a cabo por el hombre introduce también al misterio de la participación en la Pasión redentora: no pocos hijos e hijas de la nación armenia fueron capaces de pronunciar el nombre de Cristo hasta el derramamiento de la sangre o a la muerte por inanición en el éxodo sin fin al que se vieron obligados''.

''Las dolorosas páginas de la historia de vuestro pueblo continúan, de alguna manera, la pasión de Jesús, pero en cada una de ellas existe el germen de su Resurrección. ¡Que no ceda en vosotros, pastores, el compromiso de educar a los fieles laicos a saber leer la realidad con ojos nuevos, para que puedan decir todos los días: mi pueblo no es sólo el de los que sufren por Cristo, sino sobre todo, el de los resucitados en El", expresó el Pontífice renovando la esperanza en medio del dolor.

El Papa concluye sus palabras recordando que Benedicto XV "en 1920 inscribió a San Efrén el Sirio entre los Doctores de la Iglesia Universal", también como un gesto de apoyo al pueblo armenio que sufría cruelmente en el momento, gesto que será análogamente renovado con la declaración de San Gregorio de Narek como doctor de la Iglesia Universal el próximo domingo.

Con información de Radio Vaticano

Loading
Papa recordó la heroica historia del pueblo armenio al recibir a obispos de la Iglesia Armenio-Católica

Ciudad del Vaticano (Jueves, 09-04-2015, Gaudium Press) Esta mañana el Papa Francisco recibió a los obispos del Sínodo de la Iglesia Armenio Católica, quienes estarán junto a representantes de su pueblo el domingo, en la Misa que el mismo Pontífice celebrará para los fieles de rito armenio en la Basílica de San Pedro. La eucaristía conmemorará los 100 años del "genocidio armenio" y allí el Papa hará la proclamación de San Gregorio de Narek -uno de los mayores poetas místicos de la historia y fina flor del pueblo armenio- como doctor de la Iglesia.

1.jpg
San Gregorio de Narek

En el discurso dirigido a los obispos, el Pontífice anunció que en la misa del domingo todos ''elevarán la oración del sufragio cristiano por los hijos e hijas de vuestro pueblo amado, que fueron víctimizados hace cien años'' e invocarán la Divina Misericordia ''para que nos ayude a todos, en el amor por la verdad y la justicia, a curar todas las heridas y acelerar gestos concretos de reconciliación y de paz entre las naciones que aún no llegan a un consenso razonable en la lectura de tales tristes acontecimientos''.

''Vuestro pueblo, reconocido por la tradición como el primero en convertirse al cristianismo en el año 301, tiene una historia bimilenaria y conserva un patrimonio admirable de espiritualidad y de cultura, junto con la capacidad de levantarse tras las muchas persecuciones y las pruebas a las que se ha visto sometido. Os invito a cultivar siempre un sentimiento de gratitud al Señor, por haber sido capaces de manteneros fieles a El, incluso en los momentos más difíciles. También es importante pedir a Dios el don de la sabiduría del corazón: la conmemoración de las víctimas de hace cien años, nos pone, de hecho, ante las tinieblas del mysterium iniquitatis'', dijo el Pontífice.

Después de recordar la afirmación de la Escritura, de que desde lo más profundo del corazón pueden desencadenarse las fuerzas más oscuras -en alusión al genocidio armenio-, el Papa Francisco dijo también que "para los creyentes la cuestión del mal llevado a cabo por el hombre introduce también al misterio de la participación en la Pasión redentora: no pocos hijos e hijas de la nación armenia fueron capaces de pronunciar el nombre de Cristo hasta el derramamiento de la sangre o a la muerte por inanición en el éxodo sin fin al que se vieron obligados''.

''Las dolorosas páginas de la historia de vuestro pueblo continúan, de alguna manera, la pasión de Jesús, pero en cada una de ellas existe el germen de su Resurrección. ¡Que no ceda en vosotros, pastores, el compromiso de educar a los fieles laicos a saber leer la realidad con ojos nuevos, para que puedan decir todos los días: mi pueblo no es sólo el de los que sufren por Cristo, sino sobre todo, el de los resucitados en El", expresó el Pontífice renovando la esperanza en medio del dolor.

El Papa concluye sus palabras recordando que Benedicto XV "en 1920 inscribió a San Efrén el Sirio entre los Doctores de la Iglesia Universal", también como un gesto de apoyo al pueblo armenio que sufría cruelmente en el momento, gesto que será análogamente renovado con la declaración de San Gregorio de Narek como doctor de la Iglesia Universal el próximo domingo.

Con información de Radio Vaticano


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El acto religioso incluye la presentación de las credenciales ante las autoridades eclesiásticas d ...
 
El templo, que tiene la dignidad de Basílica Menor, destaca su significado espiritual y su dedicaci ...
 
El Domo de la Trinidad representa a la Santísima Trinidad y la Santísima Virgen, acompañados de A ...
 
El Papa Francisco ha aceptado ayer, 7 de diciembre, la renuncia del Cardenal Norberto Rivera Carrera ...
 
‘El amor salva vidas’ es el tema de la marcha que se desarrollará en el 2018 ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading