Loading
 
 
 
Loading
 
Papa habla a los obispos kenianos sobre formación sacerdotal y fortalecimiento de la familia
Loading
 
16 de Abril de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Jueves, 16-04-2015, Gaudium Press) Hoy de mañana, al recibir a los obispos kenianos al final de su visita Ad Limina, el Papa Francisco trató sobre la importancia de una buena formación sacerdotal, entre otros variados temas.

"Aunque las semillas de una vocación sacerdotal se siembran mucho antes de que un hombre llegue al seminario, primero en la familia -señala- corresponde a los formadores del seminario nutrir el crecimiento de estas vocaciones. Por eso, es imperativo que la buena voluntad de los seminaristas y sus fervientes deseos hallen respuesta en una formación humana y espiritualmente profunda, intelectualmente rica y pastoralmente variada. Soy consciente de los retos que ello comporta, y os animo a fortalecer vuestros esfuerzos, individualmente dentro de vuestras diócesis y colectivamente en la Conferencia Episcopal, para que la buena obra que el Señor está llevando a cabo en vuestros candidatos al Orden sacerdotal llegue a su completamento", dijo el Pontífice.

1.png
Foto: Rome Reports

Una palabra especial tuvo el Santo Padre para los religiosos, en este Año de la Vida Consagrada. "Mi corazón también está cerca de los religiosos y religiosas que han renunciado al mundo por causa del Reino para aportar así muchas bendiciones a la Iglesia y a la sociedad en Kenia... Los esfuerzos unidos y desinteresados de los católicos en Kenia constituyen un hermoso testimonio y un ejemplo para el país". Sin interferir en los asuntos temporales, "la Iglesia debe reafimar, sobre todo ante los que están en posiciones de liderazgo y poder, aquellos principios morales que promueven el bien común y la edificación de la sociedad y en el cumplimiento de su misión apostólica debe adoptar una postura profética en defensa de los pobres y en contra de toda corrupción y abuso de poder", invitó el Papa. Mención particular hizo el Pontífice de quienes trabajan en escuelas, universidades, institutos, hospitales, hogares para orfanatos, enfermos y moribundos, y organismos sociales.

El Papa Francisco no podía olvidar a las víctimas de la reciente masacre en el Colegio Universitario de Garissa, perpetrada por terroristas el propio Viernes Santo. "Rezo con vosotros -dijo- por todos aquellos que han sido asesinados por acciones terroristas. (...) Que sus almas descansen en paz y sus seres queridos encuentren consuelo, y que los que cometieron tal brutalidad entren en razón y busquen la misericordia".

Acerca de la acción pastoral junto a la familia, el Papa Francisco invitó a la Iglesia en Kenia a seguir "ayudando y fortaleciendo a todas aquellas familias que sufren a causa de matrimonios rotos, infidelidades, adiccions o violencia'' y pidió a los prelados que intensifiquen "el ministerio de la Iglesia a los jóvenes, formándolos para ser discípulos capaces de asumir compromisos permanentes sea con un cónyuge en el matrimonio, o con el Señor en el sacerdocio o la vida religiosa".

Finalmente el Pontífice recuerda junto a los obispos kenianos el próximo año santo de la misericordia, haciendo votos para que sea "un tiempo de gran perdón, sanación, conversión y gracia para toda la Iglesia en Kenia" y para que "tocados por la infinita misericordia de Cristo,todos los fieles sean signos de la reconciliación, la justicia y la paz que Dios desea para ese país y para África entera".

Con información de Radio Vaticano

Loading
Papa habla a los obispos kenianos sobre formación sacerdotal y fortalecimiento de la familia

Ciudad del Vaticano (Jueves, 16-04-2015, Gaudium Press) Hoy de mañana, al recibir a los obispos kenianos al final de su visita Ad Limina, el Papa Francisco trató sobre la importancia de una buena formación sacerdotal, entre otros variados temas.

"Aunque las semillas de una vocación sacerdotal se siembran mucho antes de que un hombre llegue al seminario, primero en la familia -señala- corresponde a los formadores del seminario nutrir el crecimiento de estas vocaciones. Por eso, es imperativo que la buena voluntad de los seminaristas y sus fervientes deseos hallen respuesta en una formación humana y espiritualmente profunda, intelectualmente rica y pastoralmente variada. Soy consciente de los retos que ello comporta, y os animo a fortalecer vuestros esfuerzos, individualmente dentro de vuestras diócesis y colectivamente en la Conferencia Episcopal, para que la buena obra que el Señor está llevando a cabo en vuestros candidatos al Orden sacerdotal llegue a su completamento", dijo el Pontífice.

1.png
Foto: Rome Reports

Una palabra especial tuvo el Santo Padre para los religiosos, en este Año de la Vida Consagrada. "Mi corazón también está cerca de los religiosos y religiosas que han renunciado al mundo por causa del Reino para aportar así muchas bendiciones a la Iglesia y a la sociedad en Kenia... Los esfuerzos unidos y desinteresados de los católicos en Kenia constituyen un hermoso testimonio y un ejemplo para el país". Sin interferir en los asuntos temporales, "la Iglesia debe reafimar, sobre todo ante los que están en posiciones de liderazgo y poder, aquellos principios morales que promueven el bien común y la edificación de la sociedad y en el cumplimiento de su misión apostólica debe adoptar una postura profética en defensa de los pobres y en contra de toda corrupción y abuso de poder", invitó el Papa. Mención particular hizo el Pontífice de quienes trabajan en escuelas, universidades, institutos, hospitales, hogares para orfanatos, enfermos y moribundos, y organismos sociales.

El Papa Francisco no podía olvidar a las víctimas de la reciente masacre en el Colegio Universitario de Garissa, perpetrada por terroristas el propio Viernes Santo. "Rezo con vosotros -dijo- por todos aquellos que han sido asesinados por acciones terroristas. (...) Que sus almas descansen en paz y sus seres queridos encuentren consuelo, y que los que cometieron tal brutalidad entren en razón y busquen la misericordia".

Acerca de la acción pastoral junto a la familia, el Papa Francisco invitó a la Iglesia en Kenia a seguir "ayudando y fortaleciendo a todas aquellas familias que sufren a causa de matrimonios rotos, infidelidades, adiccions o violencia'' y pidió a los prelados que intensifiquen "el ministerio de la Iglesia a los jóvenes, formándolos para ser discípulos capaces de asumir compromisos permanentes sea con un cónyuge en el matrimonio, o con el Señor en el sacerdocio o la vida religiosa".

Finalmente el Pontífice recuerda junto a los obispos kenianos el próximo año santo de la misericordia, haciendo votos para que sea "un tiempo de gran perdón, sanación, conversión y gracia para toda la Iglesia en Kenia" y para que "tocados por la infinita misericordia de Cristo,todos los fieles sean signos de la reconciliación, la justicia y la paz que Dios desea para ese país y para África entera".

Con información de Radio Vaticano


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El hecho fue calificado por el purpurado como "una bofetada al Santo Padre". ...
 
Los coros de la Arquidiócesis participaron en un encuentro especial en el mes de noviembre. ...
 
Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading