Loading
 
 
 
Loading
 
En la catequesis de la Audiencia General, el Papa continuó el tema de la relación hombre y mujer
Loading
 
22 de Abril de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 22-04-2015, Gaudium Press) Junto a los miles de peregrinos que lo acompañaron en la Plaza de San Pedro venidos de los cuatro rincones del orbe, el Papa Francisco continuó con su catequesis sobre la familia, y específicamente sobre la complementariedad hombre-mujer.

Siguiendo el relato bíblico, que narra el deseo de Dios de "hacerle una ayuda adecuada" a Adán (Gn 2,18), el Papa declaró que la mujer "viene directamente del gesto creador de Dios", y que "hombre y mujer son de la misma sustancia y son complementarios. También tienen esta reciprocidad". Ya a la pareja constituida por el hombre y la mujer, Dios entrega la creación visible.

1.jpg
Foto: Centro Televisivo Vaticano

"La confianza de Dios en el hombre y en la mujer, a los cuales confía la tierra, es generosa, directa y plena. Pero es aquí que el maligno introduce en su mente la sospecha, la incredulidad, la desconfianza. Y finalmente, llega la desobediencia al mandamiento que los protegía. Caen en aquel delirio de omnipotencia que contamina todo y destruye la armonía. También nosotros lo sentimos dentro de nosotros, tantas veces, todos".

Introducido el pecado en la vida humana, se "genera desconfianza y división entre el hombre y la mujer. Su relación será asechada por mil formas de prevaricación y de sometimiento, de seducción engañosa y de prepotencia humillante, hasta aquellas más dramáticas y violentas".

El pecado también trajo como consecuencia, particularmente en los días actuales, una desconfianza de la viabilidad en las relaciones hombre-mujer. Por tanto, hay que hallar "un sobresalto de simpatía por esta alianza, capaz de poner a las nuevas generaciones al amparo de la desconfianza y de la indiferencia". Si no, "los hijos vendrán al mundo siempre más erradicados de ella, desde el seno materno".

"La devaluación social por la alianza estable y generativa del hombre y de la mujer es ciertamente una pérdida para todos. ¡Debemos revalorizar el matrimonio y la familia! Y la Biblia dice una cosa bella: el hombre encuentra la mujer, ellos se encuentran, y el hombre debe dejar algo para encontrarla plenamente. Y por esto, el hombre dejará a su padre y a su madre para ir con ella. ¡Es bello! Esto significa comenzar un camino. El hombre es todo para la mujer y la mujer es toda para el hombre".

El Papa concluyó expresando que "la custodia de esta alianza del hombre y de la mujer (...) para nosotros creyentes es una vocación ardua y apasionante, en la condición actual".

El mismo relato del Génesis que narra el pecado de desobediencia, concluye sin embargo con "ícono bellísimo: ‘El Señor Dios hizo al hombre y a su mujer unas túnicas de pieles y los vistió' (Gen 3, 21). Es una imagen de ternura hacia aquella pareja pecadora que nos deja a boca abierta: la ternura de Dios por el hombre y por la mujer. Es una imagen de custodia paterna de la pareja humana. Dios mismo cuida y protege su obra maestra".

Con información de Radio Vaticano

Loading
En la catequesis de la Audiencia General, el Papa continuó el tema de la relación hombre y mujer

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 22-04-2015, Gaudium Press) Junto a los miles de peregrinos que lo acompañaron en la Plaza de San Pedro venidos de los cuatro rincones del orbe, el Papa Francisco continuó con su catequesis sobre la familia, y específicamente sobre la complementariedad hombre-mujer.

Siguiendo el relato bíblico, que narra el deseo de Dios de "hacerle una ayuda adecuada" a Adán (Gn 2,18), el Papa declaró que la mujer "viene directamente del gesto creador de Dios", y que "hombre y mujer son de la misma sustancia y son complementarios. También tienen esta reciprocidad". Ya a la pareja constituida por el hombre y la mujer, Dios entrega la creación visible.

1.jpg
Foto: Centro Televisivo Vaticano

"La confianza de Dios en el hombre y en la mujer, a los cuales confía la tierra, es generosa, directa y plena. Pero es aquí que el maligno introduce en su mente la sospecha, la incredulidad, la desconfianza. Y finalmente, llega la desobediencia al mandamiento que los protegía. Caen en aquel delirio de omnipotencia que contamina todo y destruye la armonía. También nosotros lo sentimos dentro de nosotros, tantas veces, todos".

Introducido el pecado en la vida humana, se "genera desconfianza y división entre el hombre y la mujer. Su relación será asechada por mil formas de prevaricación y de sometimiento, de seducción engañosa y de prepotencia humillante, hasta aquellas más dramáticas y violentas".

El pecado también trajo como consecuencia, particularmente en los días actuales, una desconfianza de la viabilidad en las relaciones hombre-mujer. Por tanto, hay que hallar "un sobresalto de simpatía por esta alianza, capaz de poner a las nuevas generaciones al amparo de la desconfianza y de la indiferencia". Si no, "los hijos vendrán al mundo siempre más erradicados de ella, desde el seno materno".

"La devaluación social por la alianza estable y generativa del hombre y de la mujer es ciertamente una pérdida para todos. ¡Debemos revalorizar el matrimonio y la familia! Y la Biblia dice una cosa bella: el hombre encuentra la mujer, ellos se encuentran, y el hombre debe dejar algo para encontrarla plenamente. Y por esto, el hombre dejará a su padre y a su madre para ir con ella. ¡Es bello! Esto significa comenzar un camino. El hombre es todo para la mujer y la mujer es toda para el hombre".

El Papa concluyó expresando que "la custodia de esta alianza del hombre y de la mujer (...) para nosotros creyentes es una vocación ardua y apasionante, en la condición actual".

El mismo relato del Génesis que narra el pecado de desobediencia, concluye sin embargo con "ícono bellísimo: ‘El Señor Dios hizo al hombre y a su mujer unas túnicas de pieles y los vistió' (Gen 3, 21). Es una imagen de ternura hacia aquella pareja pecadora que nos deja a boca abierta: la ternura de Dios por el hombre y por la mujer. Es una imagen de custodia paterna de la pareja humana. Dios mismo cuida y protege su obra maestra".

Con información de Radio Vaticano


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Más de 100 imágenes de distintas advocaciones de la Santísima Virgen fueron ricamente adornadas y ...
 
El Pontífice uso en su meditación el Evangelio de ese segundo domingo de adviento ...
 
La fiesta por la patrona de América será precedida por el rezo del Rosario ...
 
El evento será parte del cuarto Congreso Apostólico Mundial sobre la Misericordia. ...
 
El Papa Francisco participó de la Primera de las Predicaciones de Adviento, el pasado viernes. Ella ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading