Loading
 
 
 
Loading
 
"Somos llamados a llevar a todos el abrazo de Dios", dice Obispo de Erexim, Brasil
Loading
 
23 de Abril de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Erexim (Jueves, 23-04-2015, Gaudium Press) Con el título "Llamados a la misión", Mons. José Gislon, Obispo de Erexim, Brasil, habla en reciente artículo sobre la 52ª Jornada Mundial de Oraciones por las Vocaciones Sacerdotales y Religiosas, a ser celebrada en este domingo.

Para él, la figura de Cristo, Buen Pastor, que da la vida para defender y conducir el rebaño, pueblo de Dios hacia la casa del Padre, es el modelo y la razón del "sí", de la entrega, la disponibilidad en el seguimiento y la respuesta vocacional para vivir el llamado y la misión, como sacerdote, como religioso o religiosa.

Un aspecto resaltado por el Obispo es que las familias religiosas, con sus carismas específicos, son una bendición de Dios para la Iglesia Diocesana, pero para dar continuidad al carisma, ellas precisan, además del soplo renovador del Espíritu de Dios, de nuevas vocaciones.

Según el Prelado, la vocación, don y llamado de Dios, tiene la familia humana como su sementera por excelencia. Para él, es en la comodidad y la simplicidad de la familia y la comunidad que Dios se hace presente, llama, toca el corazón e invita a los jóvenes a vivir la vocación de seguir a Jesucristo, nuestro Maestro y Señor.

Además, Mons. Gislon destaca que vocación y compromiso nacen del encuentro con Cristo Jesús. "De la alegría del encuentro con el Señor y de su llamado brota el servicio en la Iglesia, la misión: llevar a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo el consuelo de Dios, testimoniar su misericordia. En un mundo que vive la desconfianza, el desaliento, la depresión, en una cultura en la cual hombres y mujeres se dejan envolver por la fragilidad y la debilidad, por individualismos e intereses personales, los sacerdotes, los consagrados y las consagradas, pueden transmitir a la sociedad la confianza de que es posible vivir una felicidad verdadera, donde es posible vivir la esperanza, que no se apoye exclusivamente sobre talentos, sobre cualidades, sobre el saber, sino sobre Dios. A todos es dada la posibilidad de encontrarlo, basta buscarlo con el corazón sincero."

Para concluir, el Obispo afirma que los hombres y las mujeres de nuestro tiempo esperan palabras de consuelo, de proximidad, de perdón y de alegría verdaderas. De acuerdo con él, por la consagración y misión somos llamados a llevar a todos el abrazo de Dios, que, con ternura de madre, se inclina en nuestra dirección para consolarnos. (FB)

Loading
"Somos llamados a llevar a todos el abrazo de Dios", dice Obispo de Erexim, Brasil

Erexim (Jueves, 23-04-2015, Gaudium Press) Con el título "Llamados a la misión", Mons. José Gislon, Obispo de Erexim, Brasil, habla en reciente artículo sobre la 52ª Jornada Mundial de Oraciones por las Vocaciones Sacerdotales y Religiosas, a ser celebrada en este domingo.

Para él, la figura de Cristo, Buen Pastor, que da la vida para defender y conducir el rebaño, pueblo de Dios hacia la casa del Padre, es el modelo y la razón del "sí", de la entrega, la disponibilidad en el seguimiento y la respuesta vocacional para vivir el llamado y la misión, como sacerdote, como religioso o religiosa.

Un aspecto resaltado por el Obispo es que las familias religiosas, con sus carismas específicos, son una bendición de Dios para la Iglesia Diocesana, pero para dar continuidad al carisma, ellas precisan, además del soplo renovador del Espíritu de Dios, de nuevas vocaciones.

Según el Prelado, la vocación, don y llamado de Dios, tiene la familia humana como su sementera por excelencia. Para él, es en la comodidad y la simplicidad de la familia y la comunidad que Dios se hace presente, llama, toca el corazón e invita a los jóvenes a vivir la vocación de seguir a Jesucristo, nuestro Maestro y Señor.

Además, Mons. Gislon destaca que vocación y compromiso nacen del encuentro con Cristo Jesús. "De la alegría del encuentro con el Señor y de su llamado brota el servicio en la Iglesia, la misión: llevar a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo el consuelo de Dios, testimoniar su misericordia. En un mundo que vive la desconfianza, el desaliento, la depresión, en una cultura en la cual hombres y mujeres se dejan envolver por la fragilidad y la debilidad, por individualismos e intereses personales, los sacerdotes, los consagrados y las consagradas, pueden transmitir a la sociedad la confianza de que es posible vivir una felicidad verdadera, donde es posible vivir la esperanza, que no se apoye exclusivamente sobre talentos, sobre cualidades, sobre el saber, sino sobre Dios. A todos es dada la posibilidad de encontrarlo, basta buscarlo con el corazón sincero."

Para concluir, el Obispo afirma que los hombres y las mujeres de nuestro tiempo esperan palabras de consuelo, de proximidad, de perdón y de alegría verdaderas. De acuerdo con él, por la consagración y misión somos llamados a llevar a todos el abrazo de Dios, que, con ternura de madre, se inclina en nuestra dirección para consolarnos. (FB)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/69124--Somos-llamados-a-llevar-a-todos-el-abrazo-de-Dios---dice-Obispo-de-Erexim--Brasil. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Del 2 al 4 de diciembre se celebró en la Casa Generalicia de los Salesianos en Roma la reunión bie ...
 
El concierto en torno a la figura de María ocurrirá a las 18:30 horas del 7 de diciembre. A cargo ...
 
Francisco comentó que la oveja perdida "no se perdió porque no tenía una brújula. Conocía bien ...
 
El purpurado ofició una misa de acción de gracias en la Catedral de lima. Habló de la importancia ...
 
Más de 100 imágenes de distintas advocaciones de la Santísima Virgen fueron ricamente adornadas y ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading