Loading
 
 
 
Loading
 
"Para actuar como cuerpo, precisamos tener una cabeza", dice el Obispo de Santa Cruz del Sur, Brasil
Loading
 
28 de Abril de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Santa Cruz del Sur (Lunes, 27-04-2015,Gaudium Press) "Iglesia en Articulación" es el título del más reciente artículo de Mons. Canísio Klaus, Obispo de la Diócesis de Santa Cruz del Sur, en el estado de Río Grande del Sur, Brasil. En su reflexión, el Prelado recuerda que al final de la 53ª Asamblea General de la Conferencia Nacional de los Obispos del Brasil, en que muchos trabajos fueron realizados y discusiones llevadas a efecto, importantes decisiones pasarán a iluminar el trabajo de la Iglesia en Brasil de aquí en adelante.

1.jpg

Según el Obispo, una de las cosas bonitas que tenemos en nuestra Iglesia es el sentimiento de comunión que existe entre nosotros. Él afirma que en muchas oportunidades, a lo largo de la Asamblea, fueron citados el Concilio Ecuménico Vaticano II y las palabras del Papa Francisco. Además, también fueron recordadas decisiones tomadas en asambleas anteriores, así como la caminata histórica realizada por la Iglesia en Brasil.

"Eso no quiere decir que no hubiese habido discusiones sobre temas candentes de la realidad, una vez que los participantes fueron incentivados a manifestar sus puntos de vista, aunque estos estuviesen en desacuerdo con el entendimiento de la mayoría de los obispos. Es más, en la Asamblea de la CNBB [Conferencia nacional de Obispos del Brasil] acostumbramos decir que nuestro régimen no se orienta por la democracia, sino por la comunión. Por eso, los temas propuestos son discutidos hasta el agotamiento, con la intención de llegar a un consenso", evalúa.

Otro aspecto destacado por Mons. Klaus, que ocurrió durante el evento, fue la elección de la nueva presidencia y los presidentes de las doce comisiones episcopales de pastoral. "Entendemos que, para poder actuar como cuerpo, precisamos tener una cabeza. Y eso exige que algunos obispos hagan un sacrificio especial, ya que no tenemos obispo liberado para asumir las funciones de coordinación", dice.

Fueron electos el Arzobispo de Brasilia, Mons. Sérgio Rocha, para ser presidente, y Mons. Murilo Krieger, Arzobispo de Salvador (BA), para la vicepresidencia del organismo eclesial. Y, para la función de secretario general fue escogido Mons. Leonardo Steiner, Obispo auxiliar de Brasilia. Conforme el Prelado, de esta forma, facilitaremos los trabajos de la presidencia, una vez que la sede de la CNBB está en Brasilia.

Por último, Mons. Klaus resalta que lo mismo que se da con la CNBB a nivel nacional, también ocurre en las diócesis y parroquias. Él explica que para poder funcionar de forma articulada, la Diócesis pide a algunos padres un sacrificio especial para asumir funciones de coordinación y asesoría en sectores de pastoral. Todavía en las parroquias se pide que algunos liderazgos de las comunidades participen de los consejos o asuman servicios de animación en nivel parroquial.

"Sin esta articulación dejaríamos de ser católicos y nos transformaríamos en pequeñas sectas sin referencia a nivel de Diócesis, país y mundo. Seríamos una Iglesia sin comunión. Recemos por la nueva presidencia de la CNBB y por nuestro Papa, para que sean iluminados en su misión", concluye. (FB)

Loading
"Para actuar como cuerpo, precisamos tener una cabeza", dice el Obispo de Santa Cruz del Sur, Brasil

Santa Cruz del Sur (Lunes, 27-04-2015,Gaudium Press) "Iglesia en Articulación" es el título del más reciente artículo de Mons. Canísio Klaus, Obispo de la Diócesis de Santa Cruz del Sur, en el estado de Río Grande del Sur, Brasil. En su reflexión, el Prelado recuerda que al final de la 53ª Asamblea General de la Conferencia Nacional de los Obispos del Brasil, en que muchos trabajos fueron realizados y discusiones llevadas a efecto, importantes decisiones pasarán a iluminar el trabajo de la Iglesia en Brasil de aquí en adelante.

1.jpg

Según el Obispo, una de las cosas bonitas que tenemos en nuestra Iglesia es el sentimiento de comunión que existe entre nosotros. Él afirma que en muchas oportunidades, a lo largo de la Asamblea, fueron citados el Concilio Ecuménico Vaticano II y las palabras del Papa Francisco. Además, también fueron recordadas decisiones tomadas en asambleas anteriores, así como la caminata histórica realizada por la Iglesia en Brasil.

"Eso no quiere decir que no hubiese habido discusiones sobre temas candentes de la realidad, una vez que los participantes fueron incentivados a manifestar sus puntos de vista, aunque estos estuviesen en desacuerdo con el entendimiento de la mayoría de los obispos. Es más, en la Asamblea de la CNBB [Conferencia nacional de Obispos del Brasil] acostumbramos decir que nuestro régimen no se orienta por la democracia, sino por la comunión. Por eso, los temas propuestos son discutidos hasta el agotamiento, con la intención de llegar a un consenso", evalúa.

Otro aspecto destacado por Mons. Klaus, que ocurrió durante el evento, fue la elección de la nueva presidencia y los presidentes de las doce comisiones episcopales de pastoral. "Entendemos que, para poder actuar como cuerpo, precisamos tener una cabeza. Y eso exige que algunos obispos hagan un sacrificio especial, ya que no tenemos obispo liberado para asumir las funciones de coordinación", dice.

Fueron electos el Arzobispo de Brasilia, Mons. Sérgio Rocha, para ser presidente, y Mons. Murilo Krieger, Arzobispo de Salvador (BA), para la vicepresidencia del organismo eclesial. Y, para la función de secretario general fue escogido Mons. Leonardo Steiner, Obispo auxiliar de Brasilia. Conforme el Prelado, de esta forma, facilitaremos los trabajos de la presidencia, una vez que la sede de la CNBB está en Brasilia.

Por último, Mons. Klaus resalta que lo mismo que se da con la CNBB a nivel nacional, también ocurre en las diócesis y parroquias. Él explica que para poder funcionar de forma articulada, la Diócesis pide a algunos padres un sacrificio especial para asumir funciones de coordinación y asesoría en sectores de pastoral. Todavía en las parroquias se pide que algunos liderazgos de las comunidades participen de los consejos o asuman servicios de animación en nivel parroquial.

"Sin esta articulación dejaríamos de ser católicos y nos transformaríamos en pequeñas sectas sin referencia a nivel de Diócesis, país y mundo. Seríamos una Iglesia sin comunión. Recemos por la nueva presidencia de la CNBB y por nuestro Papa, para que sean iluminados en su misión", concluye. (FB)


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Secretario de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos lamentó que la decisión pueda ser ...
 
El respeto de la voluntad de Dios establece un límite necesario a la autoridad humana. ...
 
El Beato Fernando Saperas dio su vida para defender su virginal consagración a Dios. ...
 
En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Haremos una reseña respecto a ese cuarto imperio, o sea, el romano, en la época del Emperador Octa ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading