Loading
 
 
 
Loading
 
Arzobispo de Toledo presidirá la Santa Misa en Rito Hispano-Mozárabe en la basílica de San Pedro
Loading
 
12 de Mayo de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 
1.jpg
Mons. Braulio Rodríguez Plaza

Toledo (Martes, 12-05-2015, Gaudium Press) Conforme a los objetivos e indicaciones establecidas en el Plan Pastoral Diocesano, el Arzobispado de Toledo ha organizado una Peregrinación Diocesana a Roma, del 15 al 20 de este mes de mayo, que será presidida por el Sr. Arzobispo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, y en la que participarán cerca de 300 peregrinos. El Sr. Arzobispo estará acompañado por el Sr. Obispo auxiliar, Don Ángel Fernández Collado, y los integrantes del Consejo Episcopal así como por otros sacerdotes diocesanos.

Esta Peregrinación tiene tres motivos fundamentales: la celebración de la Santa Misa en Rito Hispano-Mozárabe en la basílica de San Pedro, la participación en la Misa de Canonizaciones en la plaza de San Pedro, el próximo domingo, y la asistencia a la Audiencia General de los miércoles del Papa Francisco, así como las visitas a las basílicas mayores de San Pedro, San Juan de Letrán y Santa María Mayor, a la catedral de Orvieto y a la basílica de Asís.

El viernes día 15 se comenzará con el rezo de Vísperas en la Iglesia española de Monserrat y Santiago; el sábado 16 a las 15:00 tendrá lugar la Misa en Rito Hispano-Mozárabe, en el Altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro; el domingo 17 los peregrinos participarán en la Misa con el Rito de Canonización de cuatro Beatas que presidirá el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, mientras que, por la tarde, se celebrarán las "Vísperas bautismales" en el Bautisterio de la Basílica de San Juan de Letrán.

El lunes 18 visitarán Orvieto, ciudad hermanada con Toledo por razones eucarísticas (Milagro de Bolsena); en la Catedral se celebrará una procesión eucarística y la Santa Misa; el martes 19 será la ciudad de Asís la que acogerá a los peregrinos, allí celebrarán en la capilla de Santa Catalina de la basílica de San Francisco, capilla en la que estuvo sepultado el cardenal Gil de Albornoz hasta que fue trasladado a Toledo. Finalmente, el miércoles 20 participarán en la Audiencia General en la que el Papa Francisco dirige, semanalmente, una catequesis a todos los presentes.

Pero sobre todo, el culmen de dicha Peregrinación será la Eucaristía que Mons. Braulio celebrará en Rito Hispano-Mozárabe en el altar de la Cátedra de san Pedro. Será la cuarta vez que la basílica vaticana acoja la celebración solemne de esta venerable y antiquísima liturgia: la primera fue celebrada por monseñor Anastasio Granados, obispo auxiliar de Toledo, el 15 de octubre de 1963, en pleno Concilio Vaticano II; la segunda, por San Juan Pablo II, el 28 de mayo de 1992, en una peregrinación que llevó a Roma a dos mil peregrinos, y la tercera, el 16 de diciembre del 2000, por el cardenal don Francisco Álvarez Martínez, en el año del Gran Jubileo.

Sobre el viaje, el Arzobispo D. Braulio Rodríguez Plaza respondió a Gaudium Press:

Gaudium Press - ¿Cuál es el motivo de la próxima peregrinación diocesana de Toledo a Roma?

Mons. Braulio - No se trata de una simple acción lúdica o una excursión o "escapada". Peregrinar a Roma para un católico es tocar el aspecto apostólico de su fe. Pedro y Pablo y sus tumbas ("limina") no son realidad del pasado. Por otro lado, se quiere actualizar en nosotros el sentido peregrinante que tenemos como Iglesia militante aquí en la tierra. De modo que al peregrinar a Roma, la Iglesia que nos reúne y nos preside a todos en la caridad, es encontrarnos con el aquel en el que hoy vive Pedro, es vivir la unidad eclesial, la llamada a la santidad y la universalidad o catolicidad de la Iglesia.

Gaudium Press - Van Uds. a celebrar la Misa en Rito Hispano-Mozárabe en la basílica papal de san Pedro: ¿qué significado tiene para el Arzobispo responsable de ese Rito que se realice allí esa Eucaristía?

Mons. Braulio - Un significado hondo, pues nuestro venerable rito contiene todo el contenido de la fe católica con una expresión ritual y litúrgica peculiar, que es riqueza para la Liturgia de la Iglesia. Aunque yo concelebré con el Cardenal Francisco Álvarez Martínez en el mismo altar que ahora celebraremos en el año 2000, será para mí la vez primera que presidiré la Eucaristía como Arzobispo de Toledo, Responsable de ese Rito. Pero es celebración de fieles toledanos, a la que hemos invitado a muchos sacerdotes, obispos e incluso cardenales de la Santa Iglesia, y a otros fieles de habla española, pues queremos mostrar la hermosura de este Rito.

Gaudium Press - El Papa Francisco ha insistido mucho en llegar a los alejados. ¿Una peregrinación así es también un medio de evangelización incluso a los alejados?

Mons. Braulio - Estrictamente dicho no es un medio para llegar a los alejados. Tenemos otras acciones para vivir esa tensión espiritual a la que el Papa nos llama con urgencia. Los peregrinos que van a Roma lo saben; ahora bien, los peregrinos saben también lo importante que es estar arraigados en la fe de la Iglesia y tener una experiencia profunda de lo que es ser la Iglesia, hijos de ella, parte del Cuerpo de Cristo. Si se considera así el tema, pudiera entenderse como un acercarse a los alejados, pero a las cosas hay que llamarlas por su nombre y que respondan a la realidad de las cosas. Quiero decir que la Iglesia diocesana ofrece otras acciones para llegar a los alejados.

Gaudium Press - ¿Cómo espera que repercuta esta Peregrinación en toda la labor evangelizadora de la Iglesia peregrina en Toledo?

Mons. Braulio -Una de nuestras deficiencias como Iglesia de Toledo es no sentirnos miembros de la misma y sentirnos más individuos aislados que creen en Cristo. Eso es muy peligroso y ayuda poco a la evangelización y a todo. Si en estos días, nuestros peregrinos, sobre todo en la Misa de canonización del domingo 17 de mayo, como en la audiencia general del día 20, sienten la maravilla que es la Iglesia universal, una, santa, católica y apostólica, será estupendo. Estoy seguro que el Papa Francisco no nos defraudará. La Iglesia está orientada a la humanidad entera, pero no se realiza del todo si no es la "Iglesia de los espíritus", como expresó hace muchos años Romano Guardini. No estamos interesados por masas, sino por cuantas más personas mejor, pero convencidas, o minorías que no son "residuos" sino resto elegido.

 

Loading
Arzobispo de Toledo presidirá la Santa Misa en Rito Hispano-Mozárabe en la basílica de San Pedro
1.jpg
Mons. Braulio Rodríguez Plaza

Toledo (Martes, 12-05-2015, Gaudium Press) Conforme a los objetivos e indicaciones establecidas en el Plan Pastoral Diocesano, el Arzobispado de Toledo ha organizado una Peregrinación Diocesana a Roma, del 15 al 20 de este mes de mayo, que será presidida por el Sr. Arzobispo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, y en la que participarán cerca de 300 peregrinos. El Sr. Arzobispo estará acompañado por el Sr. Obispo auxiliar, Don Ángel Fernández Collado, y los integrantes del Consejo Episcopal así como por otros sacerdotes diocesanos.

Esta Peregrinación tiene tres motivos fundamentales: la celebración de la Santa Misa en Rito Hispano-Mozárabe en la basílica de San Pedro, la participación en la Misa de Canonizaciones en la plaza de San Pedro, el próximo domingo, y la asistencia a la Audiencia General de los miércoles del Papa Francisco, así como las visitas a las basílicas mayores de San Pedro, San Juan de Letrán y Santa María Mayor, a la catedral de Orvieto y a la basílica de Asís.

El viernes día 15 se comenzará con el rezo de Vísperas en la Iglesia española de Monserrat y Santiago; el sábado 16 a las 15:00 tendrá lugar la Misa en Rito Hispano-Mozárabe, en el Altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro; el domingo 17 los peregrinos participarán en la Misa con el Rito de Canonización de cuatro Beatas que presidirá el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, mientras que, por la tarde, se celebrarán las "Vísperas bautismales" en el Bautisterio de la Basílica de San Juan de Letrán.

El lunes 18 visitarán Orvieto, ciudad hermanada con Toledo por razones eucarísticas (Milagro de Bolsena); en la Catedral se celebrará una procesión eucarística y la Santa Misa; el martes 19 será la ciudad de Asís la que acogerá a los peregrinos, allí celebrarán en la capilla de Santa Catalina de la basílica de San Francisco, capilla en la que estuvo sepultado el cardenal Gil de Albornoz hasta que fue trasladado a Toledo. Finalmente, el miércoles 20 participarán en la Audiencia General en la que el Papa Francisco dirige, semanalmente, una catequesis a todos los presentes.

Pero sobre todo, el culmen de dicha Peregrinación será la Eucaristía que Mons. Braulio celebrará en Rito Hispano-Mozárabe en el altar de la Cátedra de san Pedro. Será la cuarta vez que la basílica vaticana acoja la celebración solemne de esta venerable y antiquísima liturgia: la primera fue celebrada por monseñor Anastasio Granados, obispo auxiliar de Toledo, el 15 de octubre de 1963, en pleno Concilio Vaticano II; la segunda, por San Juan Pablo II, el 28 de mayo de 1992, en una peregrinación que llevó a Roma a dos mil peregrinos, y la tercera, el 16 de diciembre del 2000, por el cardenal don Francisco Álvarez Martínez, en el año del Gran Jubileo.

Sobre el viaje, el Arzobispo D. Braulio Rodríguez Plaza respondió a Gaudium Press:

Gaudium Press - ¿Cuál es el motivo de la próxima peregrinación diocesana de Toledo a Roma?

Mons. Braulio - No se trata de una simple acción lúdica o una excursión o "escapada". Peregrinar a Roma para un católico es tocar el aspecto apostólico de su fe. Pedro y Pablo y sus tumbas ("limina") no son realidad del pasado. Por otro lado, se quiere actualizar en nosotros el sentido peregrinante que tenemos como Iglesia militante aquí en la tierra. De modo que al peregrinar a Roma, la Iglesia que nos reúne y nos preside a todos en la caridad, es encontrarnos con el aquel en el que hoy vive Pedro, es vivir la unidad eclesial, la llamada a la santidad y la universalidad o catolicidad de la Iglesia.

Gaudium Press - Van Uds. a celebrar la Misa en Rito Hispano-Mozárabe en la basílica papal de san Pedro: ¿qué significado tiene para el Arzobispo responsable de ese Rito que se realice allí esa Eucaristía?

Mons. Braulio - Un significado hondo, pues nuestro venerable rito contiene todo el contenido de la fe católica con una expresión ritual y litúrgica peculiar, que es riqueza para la Liturgia de la Iglesia. Aunque yo concelebré con el Cardenal Francisco Álvarez Martínez en el mismo altar que ahora celebraremos en el año 2000, será para mí la vez primera que presidiré la Eucaristía como Arzobispo de Toledo, Responsable de ese Rito. Pero es celebración de fieles toledanos, a la que hemos invitado a muchos sacerdotes, obispos e incluso cardenales de la Santa Iglesia, y a otros fieles de habla española, pues queremos mostrar la hermosura de este Rito.

Gaudium Press - El Papa Francisco ha insistido mucho en llegar a los alejados. ¿Una peregrinación así es también un medio de evangelización incluso a los alejados?

Mons. Braulio - Estrictamente dicho no es un medio para llegar a los alejados. Tenemos otras acciones para vivir esa tensión espiritual a la que el Papa nos llama con urgencia. Los peregrinos que van a Roma lo saben; ahora bien, los peregrinos saben también lo importante que es estar arraigados en la fe de la Iglesia y tener una experiencia profunda de lo que es ser la Iglesia, hijos de ella, parte del Cuerpo de Cristo. Si se considera así el tema, pudiera entenderse como un acercarse a los alejados, pero a las cosas hay que llamarlas por su nombre y que respondan a la realidad de las cosas. Quiero decir que la Iglesia diocesana ofrece otras acciones para llegar a los alejados.

Gaudium Press - ¿Cómo espera que repercuta esta Peregrinación en toda la labor evangelizadora de la Iglesia peregrina en Toledo?

Mons. Braulio -Una de nuestras deficiencias como Iglesia de Toledo es no sentirnos miembros de la misma y sentirnos más individuos aislados que creen en Cristo. Eso es muy peligroso y ayuda poco a la evangelización y a todo. Si en estos días, nuestros peregrinos, sobre todo en la Misa de canonización del domingo 17 de mayo, como en la audiencia general del día 20, sienten la maravilla que es la Iglesia universal, una, santa, católica y apostólica, será estupendo. Estoy seguro que el Papa Francisco no nos defraudará. La Iglesia está orientada a la humanidad entera, pero no se realiza del todo si no es la "Iglesia de los espíritus", como expresó hace muchos años Romano Guardini. No estamos interesados por masas, sino por cuantas más personas mejor, pero convencidas, o minorías que no son "residuos" sino resto elegido.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Como acostumbra ocurrir en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, el Santo Padre fue ...
 
Durante el feriado nacional, las autoridades habilitaron la carretera para el tránsito de los devot ...
 
Los presbíteros sólo podrán orar por el paciente en esas circunstancias. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading