Loading
 
 
 
Loading
 
Santo Padre: "La familia franciscana es llamada a expresar esta fraternidad concreta"
Loading
 
27 de Mayo de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 27-05-2015, Gaudium Press) En el Vaticano, cerca de 200 frailes menores fueron recibidos por el Papa Francisco, en vista del Capítulo general de la orden, que reeligió recientemente Fray Michael Perry como Ministro general.

En la ocasión, el Pontífice hizo un discurso abordando los dos elementos esenciales de la identidad franciscana, la minoridad y la fraternidad.

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El primero es ser y sentirse pequeños delante de Dios, entregándose totalmente a su infinita misericordia, una vez que "quien no se reconoce como 'menor', como pecador, no comprende la misericordia. Cuanto más conscientes somos de ser pecadores, más estaremos próximos de la salvación".

Según el Papa, "minoridad significa también salir de nosotros mismos, de nuestros esquemas y visiones personales; significa ir más allá de las estructuras, de los hábitos y de nuestras seguridades y testifica la proximidad concreta a los pobres, necesitados y marginados, en actitud de compartir y servicio".

Ya la fraternidad es una dimensión que pertenece al testimonio evangélico. "La familia franciscana es llamada a expresar esta fraternidad concreta, recuperando la confianza recíproca en las relaciones interpersonales, para que el mundo vea y crea", apuntó.

Siendo así, prosiguió el Santo Padre, "es importante rescatar la consciencia de que son portadores de misericordia, reconciliación y paz. Si realizan esta vocación -que corresponde a su carisma- serán una congregación 'en salida'".

En el momento en que hizo la lectura del Capítulo III de la Regla de San Francisco, el Papa dijo ser "importante vivir una existencia cristiana y religiosa sin perderse en disputas y chismes, cultivando un diálogo sereno con todos en mansedumbre y humildad, anunciando la paz y viviendo sobriamente, contentos de lo que nos es ofrecido".

En seguida, alertó: "Si, al contrario, se apegan a los bienes y riquezas del mundo, depositando en ellas su seguridad, será el propio Señor a desnudarlos".

El Pontífice recordó también a los franciscanos que el Espíritu Santo es el animador de nuestras relaciones y de nuestra misión en la Iglesia y en el mundo, pues cuando los consagrados se dejan iluminar y guiar por el Espíritu, es más fácil enfrentar los diversos desafíos, entre ellos, el envejecimiento y la escasez de vocaciones.

Antes de despedirse, el Papa alentó a los frailes y confió toda la Orden a la protección de la Virgen María. (LMI)

 

 

Loading
Santo Padre: "La familia franciscana es llamada a expresar esta fraternidad concreta"

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 27-05-2015, Gaudium Press) En el Vaticano, cerca de 200 frailes menores fueron recibidos por el Papa Francisco, en vista del Capítulo general de la orden, que reeligió recientemente Fray Michael Perry como Ministro general.

En la ocasión, el Pontífice hizo un discurso abordando los dos elementos esenciales de la identidad franciscana, la minoridad y la fraternidad.

1.jpg
Foto: Radio Vaticano

El primero es ser y sentirse pequeños delante de Dios, entregándose totalmente a su infinita misericordia, una vez que "quien no se reconoce como 'menor', como pecador, no comprende la misericordia. Cuanto más conscientes somos de ser pecadores, más estaremos próximos de la salvación".

Según el Papa, "minoridad significa también salir de nosotros mismos, de nuestros esquemas y visiones personales; significa ir más allá de las estructuras, de los hábitos y de nuestras seguridades y testifica la proximidad concreta a los pobres, necesitados y marginados, en actitud de compartir y servicio".

Ya la fraternidad es una dimensión que pertenece al testimonio evangélico. "La familia franciscana es llamada a expresar esta fraternidad concreta, recuperando la confianza recíproca en las relaciones interpersonales, para que el mundo vea y crea", apuntó.

Siendo así, prosiguió el Santo Padre, "es importante rescatar la consciencia de que son portadores de misericordia, reconciliación y paz. Si realizan esta vocación -que corresponde a su carisma- serán una congregación 'en salida'".

En el momento en que hizo la lectura del Capítulo III de la Regla de San Francisco, el Papa dijo ser "importante vivir una existencia cristiana y religiosa sin perderse en disputas y chismes, cultivando un diálogo sereno con todos en mansedumbre y humildad, anunciando la paz y viviendo sobriamente, contentos de lo que nos es ofrecido".

En seguida, alertó: "Si, al contrario, se apegan a los bienes y riquezas del mundo, depositando en ellas su seguridad, será el propio Señor a desnudarlos".

El Pontífice recordó también a los franciscanos que el Espíritu Santo es el animador de nuestras relaciones y de nuestra misión en la Iglesia y en el mundo, pues cuando los consagrados se dejan iluminar y guiar por el Espíritu, es más fácil enfrentar los diversos desafíos, entre ellos, el envejecimiento y la escasez de vocaciones.

Antes de despedirse, el Papa alentó a los frailes y confió toda la Orden a la protección de la Virgen María. (LMI)

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Haremos una reseña respecto a ese cuarto imperio, o sea, el romano, en la época del Emperador Octa ...
 
El Primer Ministro húngaro hizo una fuerte condena de los hechos de violencia en contra de los crey ...
 
En la misa en que celebró en esta mañana de viernes, en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa ...
 
En preparación para este tiempo especial ocurrió en la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra S ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading