Loading
 
 
 
Loading
 
Obispo de Ciudad Rodrigo, España: "De la Virgen sólo se puede hablar con el corazón y con las tripas"
Loading
 
16 de Junio de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Madrid (Martes, 16-06-2015, Gaudium Press) "De la Virgen sólo se puede hablar con el corazón y con las tripas", dijo el jueves pasado Mons. Raúl Berzosa, obispo de Ciudad Rodrigo en España, durante la entrega de los Premios Cari Filii 2015 en Madrid. A la Virgen "hay que mirarla con los ojos profundos de Dios, porque no es un invento humano", recalcó.

Monseñor Berzosa matizó que, sin embargo, no debemos referirnos a ella "sólo a base de emotividades, corazonadas o cosas bonitas", sino "fundamentando" ese amor.

Al hablar de la Virgen, señaló Mons. Berzosa "San Mateo escribe lo que los familiares de San José le dicen, y presenta a María como el milagro de Dios", mientras, por su parte, "San Lucas es el depositario de los secretos de la Virgen y la introduce como alguien en quien se cumplen las dos primeras bienaventuranzas: dejar a Dios ser Dios y dejar que Dios entre en nuestra vida".

virgen_gaudium_press.jpg

Luego explicó la peculiaridad de que la Señora del Apocalipsis sea representada con la media luna bajo sus pies, unas veces hacia arriba y otras hacia abajo. Contó su pequeño itinerario de búsqueda de una explicación, que le ofrecieron unos frailes franciscanos: "La luna, María, brilla con la luz del sol, que es Dios. Hacia arriba, nos la representa como la llena de gracia, María es un espejo. Hacia abajo, nos la representa como la mediadora, recibe de Dios las gracias y las devuelve hacia abajo, hacia nosotros".

Monseñor Berzosa recordó también que Benedicto XVI resume la mariología en cinco verbos: "Fiat (hágase), Magnificat (alegrarse), conservabat (meditaba), stabat (fidelidad) y gaudebat (testimonio)", verbos referidos a la Anunciación, la visita a Santa Isabel, la alusión del evangelista San Lucas de que la Virgen meditaba en su corazón los hechos de la vida del Señor, la firmeza de la Madre a los pies de la Cruz y la alegría final de la Resurrección.

El obispo de Ciuidad Rodrigo hizo un repaso de la devoción mariana de los últimos Papas, y recordó algunas de sus expresiones en honra de la Virgen, y para animarse a seguir su camino de piedad.

Con información de Infocatolica

 

Loading
Obispo de Ciudad Rodrigo, España: "De la Virgen sólo se puede hablar con el corazón y con las tripas"

Madrid (Martes, 16-06-2015, Gaudium Press) "De la Virgen sólo se puede hablar con el corazón y con las tripas", dijo el jueves pasado Mons. Raúl Berzosa, obispo de Ciudad Rodrigo en España, durante la entrega de los Premios Cari Filii 2015 en Madrid. A la Virgen "hay que mirarla con los ojos profundos de Dios, porque no es un invento humano", recalcó.

Monseñor Berzosa matizó que, sin embargo, no debemos referirnos a ella "sólo a base de emotividades, corazonadas o cosas bonitas", sino "fundamentando" ese amor.

Al hablar de la Virgen, señaló Mons. Berzosa "San Mateo escribe lo que los familiares de San José le dicen, y presenta a María como el milagro de Dios", mientras, por su parte, "San Lucas es el depositario de los secretos de la Virgen y la introduce como alguien en quien se cumplen las dos primeras bienaventuranzas: dejar a Dios ser Dios y dejar que Dios entre en nuestra vida".

virgen_gaudium_press.jpg

Luego explicó la peculiaridad de que la Señora del Apocalipsis sea representada con la media luna bajo sus pies, unas veces hacia arriba y otras hacia abajo. Contó su pequeño itinerario de búsqueda de una explicación, que le ofrecieron unos frailes franciscanos: "La luna, María, brilla con la luz del sol, que es Dios. Hacia arriba, nos la representa como la llena de gracia, María es un espejo. Hacia abajo, nos la representa como la mediadora, recibe de Dios las gracias y las devuelve hacia abajo, hacia nosotros".

Monseñor Berzosa recordó también que Benedicto XVI resume la mariología en cinco verbos: "Fiat (hágase), Magnificat (alegrarse), conservabat (meditaba), stabat (fidelidad) y gaudebat (testimonio)", verbos referidos a la Anunciación, la visita a Santa Isabel, la alusión del evangelista San Lucas de que la Virgen meditaba en su corazón los hechos de la vida del Señor, la firmeza de la Madre a los pies de la Cruz y la alegría final de la Resurrección.

El obispo de Ciuidad Rodrigo hizo un repaso de la devoción mariana de los últimos Papas, y recordó algunas de sus expresiones en honra de la Virgen, y para animarse a seguir su camino de piedad.

Con información de Infocatolica

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"En este momento de dolor quiero manifestar mi cercanía y oración a toda la querida población mex ...
 
Los periodistas compararon la gran convocatoria con la de eventos como conciertos musicales. ...
 
Se ofrecen una mesa redonda, talleres y exposición, entre los días 19 y 24 de septiembre, en la se ...
 
Con la proximidad de las conmemoraciones por los 300 años del encuentro de la Imagen de Nuestra Se ...
 
¡Alegría! Todos los fieles de la nave gritan: "La Sangre está líquida, la sangre está suelta". ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading