Loading
 
 
 
Loading
 
Pontífice conmemoró con salesianos los 200 años de Don Bosco, en la Basílica de María Auxiliadora
Loading
 
23 de Junio de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Turín (Martes, 22-06-2015, Gaudium Press) En Turín, después del almuerzo de domingo, el Papa Francisco fue a visitar el Santuario de la Consolata. En seguida fue hasta la Basílica de María Auxiliadora para tener un encuentro con los presbíteros y hermanos salesianos y con las Hijas de María Auxiliadora, ambas instituciones fundadas por San Juan Bosco.

1.jpgEl discurso del Papa fue entregado en manos a la Familia Salesiana allí reunida. El Santo Padre afirmó que, en su "peregrinación a Turín, dedicada a la veneración de Jesús crucificado, estampado en la sábana del Santo Sudario", quiso visitar el lugar que representa el corazón de la vida y la obra de San Juan Bosco.

Él quería celebrar con los Salesianos el segundo centenario de nacimiento de su fundador.

Refiriéndose a la persona de Don Bosco, el Papa quiso destacar en el gran Santo tres aspectos que más lo impresionan: su inamovible confianza en la divina Providencia; su vocación sacerdotal, totalmente dedicada al servicio de los jóvenes, sobre todo de los más pobres; y su servicio dócil, leal, fiel y actuante a la Iglesia y la persona del Sucesor de Pedro.

Agradecimiento a los hijos de Don Bosco

Dentro de este contexto de conmemoraciones y reconocimientos, el Papa agradeció a toda la extensa Familia Salesiana por el servicio que ha prestado a la Iglesia en todo el mundo.

Agradeció por el bien que las instituciones salesianas proporcionan a la Iglesia con su trabajo, de modo especial entre la juventud.

Carisma Salesiano

El Papa exaltó el carisma de Don Bosco resaltando que él dedicó su vida al trabajo con la juventud, sobre todo la más sufrida y excluida de la sociedad, utilizando los medios e instrumentos más peculiares para atraerla a Jesús.

Para Francisco, los jóvenes del tiempo de Don Bosco, dijo al concluir, no eran muy diferentes de los jóvenes de nuestros días. Por todo el mundo hay jóvenes que necesitan de la orientación que el Santo ofrecía y sus hijos hoy ofrecen. (JSG)

De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de la Radio Vaticana

 

 

Loading
Pontífice conmemoró con salesianos los 200 años de Don Bosco, en la Basílica de María Auxiliadora

Turín (Martes, 22-06-2015, Gaudium Press) En Turín, después del almuerzo de domingo, el Papa Francisco fue a visitar el Santuario de la Consolata. En seguida fue hasta la Basílica de María Auxiliadora para tener un encuentro con los presbíteros y hermanos salesianos y con las Hijas de María Auxiliadora, ambas instituciones fundadas por San Juan Bosco.

1.jpgEl discurso del Papa fue entregado en manos a la Familia Salesiana allí reunida. El Santo Padre afirmó que, en su "peregrinación a Turín, dedicada a la veneración de Jesús crucificado, estampado en la sábana del Santo Sudario", quiso visitar el lugar que representa el corazón de la vida y la obra de San Juan Bosco.

Él quería celebrar con los Salesianos el segundo centenario de nacimiento de su fundador.

Refiriéndose a la persona de Don Bosco, el Papa quiso destacar en el gran Santo tres aspectos que más lo impresionan: su inamovible confianza en la divina Providencia; su vocación sacerdotal, totalmente dedicada al servicio de los jóvenes, sobre todo de los más pobres; y su servicio dócil, leal, fiel y actuante a la Iglesia y la persona del Sucesor de Pedro.

Agradecimiento a los hijos de Don Bosco

Dentro de este contexto de conmemoraciones y reconocimientos, el Papa agradeció a toda la extensa Familia Salesiana por el servicio que ha prestado a la Iglesia en todo el mundo.

Agradeció por el bien que las instituciones salesianas proporcionan a la Iglesia con su trabajo, de modo especial entre la juventud.

Carisma Salesiano

El Papa exaltó el carisma de Don Bosco resaltando que él dedicó su vida al trabajo con la juventud, sobre todo la más sufrida y excluida de la sociedad, utilizando los medios e instrumentos más peculiares para atraerla a Jesús.

Para Francisco, los jóvenes del tiempo de Don Bosco, dijo al concluir, no eran muy diferentes de los jóvenes de nuestros días. Por todo el mundo hay jóvenes que necesitan de la orientación que el Santo ofrecía y sus hijos hoy ofrecen. (JSG)

De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de la Radio Vaticana

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Sería algo así como pasar de ver en dos dimensiones, a ver en tres dimensiones, algo mucho más r ...
 
La Iglesia de Santo Spirito in Sassia – Santuario romano de la Divina Misericordia fue epicentro e ...
 
Emanuela Marinelli ha escrito 18 libros sobre la enigmática tela que la tradición afirma envolvió ...
 
El particular apostolado del seglar ha permitido que la advocación sea venerada en más de mil temp ...
 
La misericordia "abre la puerta de la mente", pues bajo su prisma se comprende mejor el misterio de ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading