Loading
 
 
 
Loading
 
Papa a la sociedad civil en Bolivia: "Crecer en un mayor respeto a la persona humana en cuanto tal"
Loading
 
9 de Julio de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

La Paz (Jueves, 09-07-2015, Gaudium Press) Tras despedirse del pueblo ecuatoriano, el Papa Francisco emprendió un viaje que lo llevó ayer a La Paz, capital de Bolivia. Después de llegar a la nación andina, a las 16:15 horas, y de recibir el saludo de las autoridades locales, el Pontífice se encontró con las autoridades civiles en la Catedral de La Paz. El eje de sus palabras fue la búsqueda del verdadero bien común.

1.jpg
Foto: CTV - Rome Reports

"Ya hace 50 años, el Concilio Vaticano II definía el bien común como ‘el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a los grupos y a cada uno de sus miembros conseguir más plena y fácilmente de la propia perfección' ", recordó el Papa Francisco, para después agradecer a los representantes de la sociedad civil "por aspirar -desde su rol y misión- para que las personas y la sociedad se desarrollen, alcancen su perfección. Estoy seguro de sus búsquedas de lo bello, lo verdadero, lo bueno en este afán por el bien común. Que este esfuerzo ayude siempre a crecer en un mayor respeto a la persona humana en cuanto tal, con derechos básicos e inalienables ordenados a su desarrollo integral, a la paz social, es decir, la estabilidad y seguridad de un cierto orden, que no se produce sin una atención particular a la justicia distributiva. (cf. Laudato si' 157)".

El Pontífice hizo una distinción entre bien-común y bien-estar: "El bienestar que se refiere solo a la abundancia material tiende a ser egoísta, tiende a defender los intereses de parte, a no pensar en los demás, y a dejarse llevar por la tentación del consumismo. Así entendido, el bienestar, en vez de ayudar, incuba posibles conflictos y disgregación social; instalado como la perspectiva dominante, genera el mal de la corrupción que cuánto desalienta y tanto mal hace. El bien común, en cambio, es algo más que la suma de intereses individuales; es un pasar de lo que 'es mejor para mí' a lo que 'es mejor para todos', e incluye todo aquello que da cohesión a un pueblo: metas comunes, valores compartidos, ideales que ayudan a levantar la mirada, más allá de los horizontes particulares".

La búsqueda del bien común, implica también el respeto por la sana libertad: "La libertad siempre es el mejor ámbito para que los pensadores, las asociaciones ciudadanas, los medios de comunicación desarrollen su función, con pasión y creatividad, al servicio del bien común. También los cristianos, llamados a ser fermento en el pueblo, aportan su propio mensaje a la sociedad".

La Iglesia al difundir la luz del Evangelio, "una luz que no obnubila, sino que alumbra y guía con respeto la conciencia y la historia de cada persona y de cada convivencia humana", ha contribuido con el bien común, y "ha tenido un papel importante en la formación de la identidad del pueblo boliviano".

Esta fe en Cristo "no puede reducirse al ámbito puramente subjetivo. No es una subcultura. Será nuestro desafío alentar y favorecer que germinen la espiritualidad y el compromiso de la fe, el compromiso cristiano en obras sociales, en extender el bien común, a través de las obras sociales".

En su mensaje a la sociedad civil el Papa no olvidó la familia "amenazada en todas partes, por tantos factores, por la violencia doméstica, el alcoholismo, el machismo, la drogadicción, la falta de trabajo, la inseguridad ciudadana, el abandono de los ancianos, los niños de la calle y recibiendo pseudo-soluciones desde perspectivas que no son saludables a la familia sino que provienen claramente de colonizaciones ideológicas. Son tantos los problemas sociales que resuelve la familia, y las resuelve en silencio, son tantos, que no promover la familia es dejar desamparados a los más desprotegidos".

Después de invocar la unión de todas las fuerzas vivas bolivianas para trabajar "en la integración y en su búsqueda de la unidad", y declarar que Bolivia "está llamada a ser 'esa multiforme armonía que atrae' (Evangelii gaudium 117), y que atrae en el camino hacia la consolidación de la patria grande", el Papa Francisco pidió al Señor por el progreso de Bolivia, para que ella sea esa "patria feliz donde el hombre vive el bien de la dicha y la paz".

Con información de Radio Vaticano

 

Loading
Papa a la sociedad civil en Bolivia: "Crecer en un mayor respeto a la persona humana en cuanto tal"

La Paz (Jueves, 09-07-2015, Gaudium Press) Tras despedirse del pueblo ecuatoriano, el Papa Francisco emprendió un viaje que lo llevó ayer a La Paz, capital de Bolivia. Después de llegar a la nación andina, a las 16:15 horas, y de recibir el saludo de las autoridades locales, el Pontífice se encontró con las autoridades civiles en la Catedral de La Paz. El eje de sus palabras fue la búsqueda del verdadero bien común.

1.jpg
Foto: CTV - Rome Reports

"Ya hace 50 años, el Concilio Vaticano II definía el bien común como ‘el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a los grupos y a cada uno de sus miembros conseguir más plena y fácilmente de la propia perfección' ", recordó el Papa Francisco, para después agradecer a los representantes de la sociedad civil "por aspirar -desde su rol y misión- para que las personas y la sociedad se desarrollen, alcancen su perfección. Estoy seguro de sus búsquedas de lo bello, lo verdadero, lo bueno en este afán por el bien común. Que este esfuerzo ayude siempre a crecer en un mayor respeto a la persona humana en cuanto tal, con derechos básicos e inalienables ordenados a su desarrollo integral, a la paz social, es decir, la estabilidad y seguridad de un cierto orden, que no se produce sin una atención particular a la justicia distributiva. (cf. Laudato si' 157)".

El Pontífice hizo una distinción entre bien-común y bien-estar: "El bienestar que se refiere solo a la abundancia material tiende a ser egoísta, tiende a defender los intereses de parte, a no pensar en los demás, y a dejarse llevar por la tentación del consumismo. Así entendido, el bienestar, en vez de ayudar, incuba posibles conflictos y disgregación social; instalado como la perspectiva dominante, genera el mal de la corrupción que cuánto desalienta y tanto mal hace. El bien común, en cambio, es algo más que la suma de intereses individuales; es un pasar de lo que 'es mejor para mí' a lo que 'es mejor para todos', e incluye todo aquello que da cohesión a un pueblo: metas comunes, valores compartidos, ideales que ayudan a levantar la mirada, más allá de los horizontes particulares".

La búsqueda del bien común, implica también el respeto por la sana libertad: "La libertad siempre es el mejor ámbito para que los pensadores, las asociaciones ciudadanas, los medios de comunicación desarrollen su función, con pasión y creatividad, al servicio del bien común. También los cristianos, llamados a ser fermento en el pueblo, aportan su propio mensaje a la sociedad".

La Iglesia al difundir la luz del Evangelio, "una luz que no obnubila, sino que alumbra y guía con respeto la conciencia y la historia de cada persona y de cada convivencia humana", ha contribuido con el bien común, y "ha tenido un papel importante en la formación de la identidad del pueblo boliviano".

Esta fe en Cristo "no puede reducirse al ámbito puramente subjetivo. No es una subcultura. Será nuestro desafío alentar y favorecer que germinen la espiritualidad y el compromiso de la fe, el compromiso cristiano en obras sociales, en extender el bien común, a través de las obras sociales".

En su mensaje a la sociedad civil el Papa no olvidó la familia "amenazada en todas partes, por tantos factores, por la violencia doméstica, el alcoholismo, el machismo, la drogadicción, la falta de trabajo, la inseguridad ciudadana, el abandono de los ancianos, los niños de la calle y recibiendo pseudo-soluciones desde perspectivas que no son saludables a la familia sino que provienen claramente de colonizaciones ideológicas. Son tantos los problemas sociales que resuelve la familia, y las resuelve en silencio, son tantos, que no promover la familia es dejar desamparados a los más desprotegidos".

Después de invocar la unión de todas las fuerzas vivas bolivianas para trabajar "en la integración y en su búsqueda de la unidad", y declarar que Bolivia "está llamada a ser 'esa multiforme armonía que atrae' (Evangelii gaudium 117), y que atrae en el camino hacia la consolidación de la patria grande", el Papa Francisco pidió al Señor por el progreso de Bolivia, para que ella sea esa "patria feliz donde el hombre vive el bien de la dicha y la paz".

Con información de Radio Vaticano

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Fátima, el Último Misterio", así se titula el documental que por estos días prepara la producto ...
 
Con ocasión del Adviento y en vísperas de la solemnidad de la Inmaculada Concepción, Mons. Juan J ...
 
El reconocimiento tuvo lugar en la Universidad Francisco de Vitoria, en la celebración anual que ha ...
 
Hacia el fin del año litúrgico, y en vistas a la preparación para el Adviento, los Evangelios de ...
 
El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading