Loading
 
 
 
Loading
 
"Pidamos a San Cristóbal que viaje junto con nosotros", dice obispo de diócesis brasileña
Loading
 
21 de Julio de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Santa Cruz del Sur (Martes, 21-07-2015, Gaudium Press) Mons. Canísio Klaus, Obispo de la Diócesis gaucha de Santa Cruz del Sur, escribió un artículo sobre San Cristóbal. En el texto, él afirma que, en las próximas semanas, muchos choferes se reunirán en procesiones con la intención de pedir a San Cristóbal protección para sus viajes. Lo que deseamos, según el Obispo, es que todo esto sea hecho en la consciencia de la responsabilidad que cabe a los choferes en el ejercicio de su profesión, sea transportando personas o mercaderías.

1.jpg

El prelado explica que Cristóbal, conforme la tradición, era un hombre muy fuerte y, al convertirse al cristianismo resolvió colocarse al servicio de sus semejantes. De acuerdo con Mons. Klaus, aconsejado por un ermitaño, San Cristóbal se dedicó a transportar personas de un lado a otro del río y en una noche de tempestad un niño le pidió el favor de llevarlo a la otra margen.

Para el Obispo, Cristóbal, sintiendo el peso en los hombros, tuvo la revelación de que estaba transportando en las espaldas al Redentor de Mundo. Por eso, Mons. Klaus destaca que al invocar a San Cristóbal como protector, los choferes manifiestan el deseo de reconocer el rostro de Cristo en cada pasajero y en cada persona que cruza por su camino.

"Todos nosotros conocemos los peligros que acompañan a los choferes. Las calles no siempre están en sus mejores condiciones de tráfico y las señales de tránsito muchas veces no son respetadas. Además, existe también una preocupación con los robos y asaltos, que, infelizmente, se extienden en la medida en que crece el desempleo y aumenta la sensación de impunidad. Pero existen también cosas que dicen relación a la cultura de los choferes", evalúa.

Además, el prelado resalta que las personas se acostumbraron a respetar las leyes del tránsito solo "para no pagar multa". Así, él afirma que, para muchos, "si existe la certeza de que no hay policía ni control en el camino se puede exceder el límite de velocidad que no da en nada". O también, si existe la garantía de que "no va haber policía en el camino se puede tomar cerveza sin ningún problema".

"Mostramos, con eso, que nuestra preocupación es exclusivamente económica y no nos importan las vidas que pueden ser segadas y las personas que pueden ser condenadas a una eterna parálisis. Hasta pedimos que nada nos suceda, pero continuamos usando nuestros autos de forma irresponsable. No nos damos cuenta de que, al infringir las leyes que fueron hechas para reducir los números de accidentes, aumentan las chances para que los mismos vengan a ocurrir", pondera.

Por último, Mons. Klaus pide que las conmemoraciones de San Cristóbal sirvan para concientizar a los choferes sobre su responsabilidad en la dirección de autos, camiones, motos y tractores. Él enfatiza que debemos pedir a San Cristóbal que viaje junto con nosotros y nos ayude a proteger las vidas que nos son confiadas.

"Pidamos también a él la gracia de reconocer, en cada pasajero al niño Jesús que él cargó en sus brazos. Así, con más probabilidad, llegaremos sanos y salvos al destino de nuestra jornada de trabajo y no provocaremos ningún accidente más grave", concluye. (FB)

 

 

Loading
"Pidamos a San Cristóbal que viaje junto con nosotros", dice obispo de diócesis brasileña

Santa Cruz del Sur (Martes, 21-07-2015, Gaudium Press) Mons. Canísio Klaus, Obispo de la Diócesis gaucha de Santa Cruz del Sur, escribió un artículo sobre San Cristóbal. En el texto, él afirma que, en las próximas semanas, muchos choferes se reunirán en procesiones con la intención de pedir a San Cristóbal protección para sus viajes. Lo que deseamos, según el Obispo, es que todo esto sea hecho en la consciencia de la responsabilidad que cabe a los choferes en el ejercicio de su profesión, sea transportando personas o mercaderías.

1.jpg

El prelado explica que Cristóbal, conforme la tradición, era un hombre muy fuerte y, al convertirse al cristianismo resolvió colocarse al servicio de sus semejantes. De acuerdo con Mons. Klaus, aconsejado por un ermitaño, San Cristóbal se dedicó a transportar personas de un lado a otro del río y en una noche de tempestad un niño le pidió el favor de llevarlo a la otra margen.

Para el Obispo, Cristóbal, sintiendo el peso en los hombros, tuvo la revelación de que estaba transportando en las espaldas al Redentor de Mundo. Por eso, Mons. Klaus destaca que al invocar a San Cristóbal como protector, los choferes manifiestan el deseo de reconocer el rostro de Cristo en cada pasajero y en cada persona que cruza por su camino.

"Todos nosotros conocemos los peligros que acompañan a los choferes. Las calles no siempre están en sus mejores condiciones de tráfico y las señales de tránsito muchas veces no son respetadas. Además, existe también una preocupación con los robos y asaltos, que, infelizmente, se extienden en la medida en que crece el desempleo y aumenta la sensación de impunidad. Pero existen también cosas que dicen relación a la cultura de los choferes", evalúa.

Además, el prelado resalta que las personas se acostumbraron a respetar las leyes del tránsito solo "para no pagar multa". Así, él afirma que, para muchos, "si existe la certeza de que no hay policía ni control en el camino se puede exceder el límite de velocidad que no da en nada". O también, si existe la garantía de que "no va haber policía en el camino se puede tomar cerveza sin ningún problema".

"Mostramos, con eso, que nuestra preocupación es exclusivamente económica y no nos importan las vidas que pueden ser segadas y las personas que pueden ser condenadas a una eterna parálisis. Hasta pedimos que nada nos suceda, pero continuamos usando nuestros autos de forma irresponsable. No nos damos cuenta de que, al infringir las leyes que fueron hechas para reducir los números de accidentes, aumentan las chances para que los mismos vengan a ocurrir", pondera.

Por último, Mons. Klaus pide que las conmemoraciones de San Cristóbal sirvan para concientizar a los choferes sobre su responsabilidad en la dirección de autos, camiones, motos y tractores. Él enfatiza que debemos pedir a San Cristóbal que viaje junto con nosotros y nos ayude a proteger las vidas que nos son confiadas.

"Pidamos también a él la gracia de reconocer, en cada pasajero al niño Jesús que él cargó en sus brazos. Así, con más probabilidad, llegaremos sanos y salvos al destino de nuestra jornada de trabajo y no provocaremos ningún accidente más grave", concluye. (FB)

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Piezas de diversos países escritas desde el siglo XII al XX componen la selección musical de la p ...
 
La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading