Loading
 
 
 
Loading
 
Cardenal Cipriani ofició Misa y Te Deum por aniversario de la Independencia del Perú
Loading
 
28 de Julio de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Lima (Martes, 28-07-2015, Gaudium Press) El Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani, habló extensamente sobre lo que constituye la grandeza del Perú, en la solemne Misa y Te Deum que conmemoraron el 194º aniversario de la independencia del país, hoy 28 de julio. Al acto asistieron el Presidente del país y la Primera dama, entre otras personalidades.

"La esencia de ser peruanos es mucho más grande que la suma de ideologías y situaciones coyunturales. El patriotismo militante respeta y convive fraternalmente con aquellas otras naciones que respetan a sus pueblos y saben reconocer en nuestra realidad americana la patria grande por su origen, por su cultura y por su fe cristiana", refirió.

"El destino del Perú es continuar realizando esa síntesis, buscando tercamente el bien común dentro de un Estado de Derecho, al interior de nuestro país y en las relaciones con nuestros hermanos del Continente. Ello da un sentido primaveral a nuestra historia. La gran fuerza aglutinante de la peruanidad la constituye la enseñanza de los valores espirituales", continuó, recordando las reflexiones de Víctor Andrés Belaunde.

El Pastor de Lima no dejó de mostrar el ejemplo de figuras relevantes peruanas, que inspiran la imitación, y animan a construir un Perú mejor: "En la historia de nuestra Patria también encontramos figuras egregias entre sus pastores, como mi antecesor Santo Toribio de Mogrovejo. Asimismo, hablar de Santa Rosa de Lima y de San Martín de Porres despierta la admiración en los corazones de los pueblos de muchos países de América y Europa, Filipinas y otros del mundo entero. La fe de mujeres y hombres peruanos irradiaron, con su ejemplo de bondad y amor al prójimo, los primeros tiempos de la evangelización en el nuevo Continente", señaló.

Igualmente el Cardenal Cipriani mostró cómo ciertas virtudes cristianas son signo de solidez y de futuro para los pueblos.

"¿Cómo no llamar la atención en la trascendencia de la moral cristiana, de la honradez, de la veracidad, de la justicia, de la dignidad de toda vida humana, del respeto a la honra? ¿Cómo no darnos cuenta que estos valores iluminan nuestros pueblos? En especial, la protección y promoción de la familia. Por eso, saludo la presencia del señor Presidente y de la señora Primera Dama, da gusto ver que nuestro país sigue teniendo un respeto a esa célula fundamental para el desarrollo, para la inclusión y para todo proyecto social. La inmensa mayoría de la población es lo que más valora: la familia", reflexionó.

Finalmente el Purpurado advirtió contra un cierto "colonialismo ideológico", ajeno a las tradiciones peruanas.

"Todo lo que fortalezca la familia tiene la aprobación del pueblo. Todo lo que dañe a la familia tiene la desaprobación del pueblo. No aceptemos el neocolonialismo promovido por algunas instituciones y organismos de países, poderosos materialmente hablando pero enfermos espiritualmente, el Perú tiene su propio camino, no debemos esperar iluminaciones de países que han renegado de su historia y origen y hoy caminan en la oscuridad de lo que ellos llaman prácticas modernas todas ellas en contra de la familia, el matrimonio y la vida", refirió.

Con información de la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado de Lima

 

 

Loading
Cardenal Cipriani ofició Misa y Te Deum por aniversario de la Independencia del Perú

Lima (Martes, 28-07-2015, Gaudium Press) El Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani, habló extensamente sobre lo que constituye la grandeza del Perú, en la solemne Misa y Te Deum que conmemoraron el 194º aniversario de la independencia del país, hoy 28 de julio. Al acto asistieron el Presidente del país y la Primera dama, entre otras personalidades.

"La esencia de ser peruanos es mucho más grande que la suma de ideologías y situaciones coyunturales. El patriotismo militante respeta y convive fraternalmente con aquellas otras naciones que respetan a sus pueblos y saben reconocer en nuestra realidad americana la patria grande por su origen, por su cultura y por su fe cristiana", refirió.

"El destino del Perú es continuar realizando esa síntesis, buscando tercamente el bien común dentro de un Estado de Derecho, al interior de nuestro país y en las relaciones con nuestros hermanos del Continente. Ello da un sentido primaveral a nuestra historia. La gran fuerza aglutinante de la peruanidad la constituye la enseñanza de los valores espirituales", continuó, recordando las reflexiones de Víctor Andrés Belaunde.

El Pastor de Lima no dejó de mostrar el ejemplo de figuras relevantes peruanas, que inspiran la imitación, y animan a construir un Perú mejor: "En la historia de nuestra Patria también encontramos figuras egregias entre sus pastores, como mi antecesor Santo Toribio de Mogrovejo. Asimismo, hablar de Santa Rosa de Lima y de San Martín de Porres despierta la admiración en los corazones de los pueblos de muchos países de América y Europa, Filipinas y otros del mundo entero. La fe de mujeres y hombres peruanos irradiaron, con su ejemplo de bondad y amor al prójimo, los primeros tiempos de la evangelización en el nuevo Continente", señaló.

Igualmente el Cardenal Cipriani mostró cómo ciertas virtudes cristianas son signo de solidez y de futuro para los pueblos.

"¿Cómo no llamar la atención en la trascendencia de la moral cristiana, de la honradez, de la veracidad, de la justicia, de la dignidad de toda vida humana, del respeto a la honra? ¿Cómo no darnos cuenta que estos valores iluminan nuestros pueblos? En especial, la protección y promoción de la familia. Por eso, saludo la presencia del señor Presidente y de la señora Primera Dama, da gusto ver que nuestro país sigue teniendo un respeto a esa célula fundamental para el desarrollo, para la inclusión y para todo proyecto social. La inmensa mayoría de la población es lo que más valora: la familia", reflexionó.

Finalmente el Purpurado advirtió contra un cierto "colonialismo ideológico", ajeno a las tradiciones peruanas.

"Todo lo que fortalezca la familia tiene la aprobación del pueblo. Todo lo que dañe a la familia tiene la desaprobación del pueblo. No aceptemos el neocolonialismo promovido por algunas instituciones y organismos de países, poderosos materialmente hablando pero enfermos espiritualmente, el Perú tiene su propio camino, no debemos esperar iluminaciones de países que han renegado de su historia y origen y hoy caminan en la oscuridad de lo que ellos llaman prácticas modernas todas ellas en contra de la familia, el matrimonio y la vida", refirió.

Con información de la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado de Lima

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los nuevos presbíteros servirán en las provincias de Hai Nan y Gui Zhou ...
 
En una entrevista, el purpurado recordó la petición de los Obispos de postergar las elecciones al ...
 
“Si educa el estado, no podemos tener una sociedad democrática; si educa la familia, la sociedad ...
 
El evento tendrá lugar en Rosario del 25 al 27 de mayo con el lema "Con vos, renovamos la historia" ...
 
En la ocasión, también hubo la realización de la Jornada Arquidiocesana de la Juventud (JAJ), en ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading