Loading
 
 
 
Loading
 
"Para percibir las señales de Dios es preciso la humildad de no pretender confinarlo", dice el Arzobispo de Curitiba, Brasil
Loading
 
20 de Agosto de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Curitiba (Jueves, 20-08-2015, Gaudium Press) "Para ver las señales de Dios" es el tema del más reciente artículo de Mons. José Antonio Peruzzo, Arzobispo de Curitiba, en el estado de Paraná, Brasil. Él afirma que Dios no es un enigma a ser descifrado, sino un misterio a ser experimentado, y no solamente es así en la vida del religioso, pues hasta realidades humanas de las más comunes son conocidas por la experiencia personal más que por elucubraciones de la racionalidad.

Visitacion_Gaudium_Press.jpg

Representación de la Visita a Santa Isabel

Catedral de Oviedo, España

"Apenas a título ejemplificativo, cuando se habla del amor es mejor hablar a partir de vivencias que de análisis. Y todavía no se dice todo. El arte y la simbología todavía están buscando expresiones antiguas y nuevas para dimensión tan profunda de lo humano", destaca.

Según el Prelado, algo semejante se puede referir cuando se trata de la experiencia de fe. Él recuerda que en el pasado domingo nosotros celebramos la solemnidad litúrgica de la Asunción de Nuestra Señora, y la palabra nos viene del evangelista Lucas, sobre la visita de la Virgen María a Santa Isabel. Mons. Peruzzo recuerda que la segunda había ya sobrepasado los tiempos de poder tener hijos, y no los había tenido. "Y eso, para la época, era un motivo de humillación. Se pensaba que Dios la había rechazado. Sin embargo, prodigiosamente, he aquí que se vio embarazada. Nació Juan Bautista, el precursor de Jesús", completa.

Relata también el evangelio que María "se dirigió apresuradamente a la región montañosa... y saludó a Isabel" (Lc 1, 39-40). Conforme el Arzobispo, nuestras interpretaciones más espontáneas sugieren que la más joven (María) fuera hasta la casa de Isabel (anciana y embarazada) para ofrecer sus oficios en una situación singular y delicada. Todavía, él resalta que una lectura atenta propone otra posibilidad: algunos versículos antes la joven de Nazaret oyera que su pariente "concibiera un hijo en su vejez... pues que para Dios nada es imposible", y, entonces, hacia allá partió la joven a ver la señal que le fuera apuntada.

El Prelado enfatiza que le gustaría mirar con más atención este aspecto de la disposición humana para creer. De acuerdo con él, la joven de fe, María de Nazaret, no se puso en camino para tener certezas originadas de la observación empírica, ni fue para apenas ayudar a una señora necesitada de favores prácticos.

"De eso Isabel no precisaba; era esposa de un hombre bastante reputado. María partió apresuradamente para contemplar, en el hecho extraordinario del embarazo de una señora anciana, los trazos o las señales de la proximidad de Dios", evalúa.

Mons. Peruzzo resalta que, en realidad, para quien prefiere dudar, siempre será posible lanzar cuestionamientos. Para él, quien escoge creer no circunscribirá su fe y su relación con Dios apenas al ámbito de la intelección. "Como el discurso sobre el amor, en que parece más persuasiva la palabra de quien ama que de quien lo examina, así también será posible contemplar las señales de Dios para quien cultiva o hace una experiencia personal de encuentro con Él".

Por último, el Prelado dice que, para un cristiano, el seguimiento y la intimidad con Jesucristo son los mejores pasos para tal encuentro. Según él, para quien quiera confinar Dios a un laboratorio, entonces Él es un delirio, pero para quien lo busca en vista de un sentido de vida, entonces es la plenitud, pues todo depende del modo como queremos relacionarnos con Él.

"Gracias a Dios podemos maravillarnos con la inteligencia y la invención de la ciencia. Y es fundamental que ella avance. Precisamos mucho. Pero la existencia humana es más que poder científico. La vida pide más que saber. Para percibir las señales de Dios es preciso la humildad de no pretender confinarlo", concluye. (FB)

Loading
"Para percibir las señales de Dios es preciso la humildad de no pretender confinarlo", dice el Arzobispo de Curitiba, Brasil

Curitiba (Jueves, 20-08-2015, Gaudium Press) "Para ver las señales de Dios" es el tema del más reciente artículo de Mons. José Antonio Peruzzo, Arzobispo de Curitiba, en el estado de Paraná, Brasil. Él afirma que Dios no es un enigma a ser descifrado, sino un misterio a ser experimentado, y no solamente es así en la vida del religioso, pues hasta realidades humanas de las más comunes son conocidas por la experiencia personal más que por elucubraciones de la racionalidad.

Visitacion_Gaudium_Press.jpg

Representación de la Visita a Santa Isabel

Catedral de Oviedo, España

"Apenas a título ejemplificativo, cuando se habla del amor es mejor hablar a partir de vivencias que de análisis. Y todavía no se dice todo. El arte y la simbología todavía están buscando expresiones antiguas y nuevas para dimensión tan profunda de lo humano", destaca.

Según el Prelado, algo semejante se puede referir cuando se trata de la experiencia de fe. Él recuerda que en el pasado domingo nosotros celebramos la solemnidad litúrgica de la Asunción de Nuestra Señora, y la palabra nos viene del evangelista Lucas, sobre la visita de la Virgen María a Santa Isabel. Mons. Peruzzo recuerda que la segunda había ya sobrepasado los tiempos de poder tener hijos, y no los había tenido. "Y eso, para la época, era un motivo de humillación. Se pensaba que Dios la había rechazado. Sin embargo, prodigiosamente, he aquí que se vio embarazada. Nació Juan Bautista, el precursor de Jesús", completa.

Relata también el evangelio que María "se dirigió apresuradamente a la región montañosa... y saludó a Isabel" (Lc 1, 39-40). Conforme el Arzobispo, nuestras interpretaciones más espontáneas sugieren que la más joven (María) fuera hasta la casa de Isabel (anciana y embarazada) para ofrecer sus oficios en una situación singular y delicada. Todavía, él resalta que una lectura atenta propone otra posibilidad: algunos versículos antes la joven de Nazaret oyera que su pariente "concibiera un hijo en su vejez... pues que para Dios nada es imposible", y, entonces, hacia allá partió la joven a ver la señal que le fuera apuntada.

El Prelado enfatiza que le gustaría mirar con más atención este aspecto de la disposición humana para creer. De acuerdo con él, la joven de fe, María de Nazaret, no se puso en camino para tener certezas originadas de la observación empírica, ni fue para apenas ayudar a una señora necesitada de favores prácticos.

"De eso Isabel no precisaba; era esposa de un hombre bastante reputado. María partió apresuradamente para contemplar, en el hecho extraordinario del embarazo de una señora anciana, los trazos o las señales de la proximidad de Dios", evalúa.

Mons. Peruzzo resalta que, en realidad, para quien prefiere dudar, siempre será posible lanzar cuestionamientos. Para él, quien escoge creer no circunscribirá su fe y su relación con Dios apenas al ámbito de la intelección. "Como el discurso sobre el amor, en que parece más persuasiva la palabra de quien ama que de quien lo examina, así también será posible contemplar las señales de Dios para quien cultiva o hace una experiencia personal de encuentro con Él".

Por último, el Prelado dice que, para un cristiano, el seguimiento y la intimidad con Jesucristo son los mejores pasos para tal encuentro. Según él, para quien quiera confinar Dios a un laboratorio, entonces Él es un delirio, pero para quien lo busca en vista de un sentido de vida, entonces es la plenitud, pues todo depende del modo como queremos relacionarnos con Él.

"Gracias a Dios podemos maravillarnos con la inteligencia y la invención de la ciencia. Y es fundamental que ella avance. Precisamos mucho. Pero la existencia humana es más que poder científico. La vida pide más que saber. Para percibir las señales de Dios es preciso la humildad de no pretender confinarlo", concluye. (FB)


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El hecho fue calificado por el purpurado como "una bofetada al Santo Padre". ...
 
Los coros de la Arquidiócesis participaron en un encuentro especial en el mes de noviembre. ...
 
Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading