Loading
 
 
 
Loading
 
Católicos de Shanghai conmemoran 60 años de grave ataque comunista a la Iglesia local
Loading
 
14 de Septiembre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Roma (Lunes, 14-09-2015, Gaudium Press) El día 08 de septiembre de 1955, Fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María, se produjo el más grande ataque sufrido por la Iglesia en Shanghai, China, a manos de autoridades comunistas. En ese día fueron arrestados el Obispo de Shanghai, Mons. Ignatius Kung Pingmei, quien sería creado Cardenal posteriormente, y 50 sacerdotes entre quienes se hallaban el P. Joseph Fan Zhongliang y el P. Aloysius Jin Luxian, nombrados después Obispo coadjutor y Obispo auxiliar.

CARDENAL KUNG GAUDIUM PRESS.jpg
Card. Ignatius Kung Pingmei, entonces Obispo de Shanghai, antesde su dentención en 1955. Foto: Basilica of Saint John the Evangelist
El Cardenal Joseph Zen Ze-kiun, Obispo emérito de Hong Kong se reunió en Roma con u grupo de católicos de Shanghai para recordar esta fecha en una Eucaristía. El evento fue organizado por un sacerdote residente en Taiwán, el P. Matteo Chu, cuyo hermano, el Vicario general de la Iglesia Subterránea de Shanghai, P. Zhu Yude, no obtuvo permiso de la autoridades para viajar a Roma para la conmemoración. La fecha se recordó también localmente entre los miembros de la Iglesia clandestina.

Los supuestos crímenes de los que se acusaba al Obispo de Shanghai preso en 1955 incluían el apoyo a la Legión de María, considerada por el régimen como una enemiga, y el haber excomulgado a los católicos que se unieron a la Asociación Patriótica, organización oficialista que intenta aún hoy controlar el apostolado de la Iglesia. Al Obispo y los sacerdotes presos se sumaron unos 300 laicos acusados por ser miembros de la Legión de María y otros mil contra quienes pesaban acusaciones de supuestos crímenes contra la revolución.

El Cardenal Kung fue condenado a cadena perpetua y su única alocución pública al ser ordenado confesar sus "crímenes" fue "¡Viva Cristo Rey. Viva el Papa!". Un gran número de los sacerdotes sobrevivientes a la persecución de 1955 pudieron regresar a Shanghai en la década de 1980, y organizaron la llamada "Iglesia subterránea" local, para continuar su ministerio de forma independiente a las autoridades y en fidelidad a la Santa Sede. De ellos sólo sobreviven dos sacerdotes, el P. Lu Peiyuan y el P. Yan Zhi'en. El primero de ellos, de 93 años de edad, aún goza de buena salud y puede llegar a celebrar hasta tres misas en un día, según una fuente reservada de UCANews.

Con información de UCANews.

 

Loading
Católicos de Shanghai conmemoran 60 años de grave ataque comunista a la Iglesia local

Roma (Lunes, 14-09-2015, Gaudium Press) El día 08 de septiembre de 1955, Fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María, se produjo el más grande ataque sufrido por la Iglesia en Shanghai, China, a manos de autoridades comunistas. En ese día fueron arrestados el Obispo de Shanghai, Mons. Ignatius Kung Pingmei, quien sería creado Cardenal posteriormente, y 50 sacerdotes entre quienes se hallaban el P. Joseph Fan Zhongliang y el P. Aloysius Jin Luxian, nombrados después Obispo coadjutor y Obispo auxiliar.

CARDENAL KUNG GAUDIUM PRESS.jpg
Card. Ignatius Kung Pingmei, entonces Obispo de Shanghai, antesde su dentención en 1955. Foto: Basilica of Saint John the Evangelist
El Cardenal Joseph Zen Ze-kiun, Obispo emérito de Hong Kong se reunió en Roma con u grupo de católicos de Shanghai para recordar esta fecha en una Eucaristía. El evento fue organizado por un sacerdote residente en Taiwán, el P. Matteo Chu, cuyo hermano, el Vicario general de la Iglesia Subterránea de Shanghai, P. Zhu Yude, no obtuvo permiso de la autoridades para viajar a Roma para la conmemoración. La fecha se recordó también localmente entre los miembros de la Iglesia clandestina.

Los supuestos crímenes de los que se acusaba al Obispo de Shanghai preso en 1955 incluían el apoyo a la Legión de María, considerada por el régimen como una enemiga, y el haber excomulgado a los católicos que se unieron a la Asociación Patriótica, organización oficialista que intenta aún hoy controlar el apostolado de la Iglesia. Al Obispo y los sacerdotes presos se sumaron unos 300 laicos acusados por ser miembros de la Legión de María y otros mil contra quienes pesaban acusaciones de supuestos crímenes contra la revolución.

El Cardenal Kung fue condenado a cadena perpetua y su única alocución pública al ser ordenado confesar sus "crímenes" fue "¡Viva Cristo Rey. Viva el Papa!". Un gran número de los sacerdotes sobrevivientes a la persecución de 1955 pudieron regresar a Shanghai en la década de 1980, y organizaron la llamada "Iglesia subterránea" local, para continuar su ministerio de forma independiente a las autoridades y en fidelidad a la Santa Sede. De ellos sólo sobreviven dos sacerdotes, el P. Lu Peiyuan y el P. Yan Zhi'en. El primero de ellos, de 93 años de edad, aún goza de buena salud y puede llegar a celebrar hasta tres misas en un día, según una fuente reservada de UCANews.

Con información de UCANews.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading